More

    F-35 pone “en jaque” el acuerdo de paz entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos

    Pese a la realización del primer vuelo comercial entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos, entendido como medida de confianza mutua en el establecimiento de relaciones, el acuerdo de paz entre los dos países manifiesta su primera observación. La razón está en los incentivos que habrían conseguido los Emiratos Árabes Unidos para que la administración de Donald Trump apruebe la compra del moderno caza F-35 por parte del país árabe. La acción prende alarmas en sectores políticos y de seguridad israelíes.

    El F-35 “Lightning II” es un caza furtivo de origen estadounidense. Actualmente, es uno de los aviones de combate más modernos del mundo y un proyecto éxito en ventas en las naciones aliadas de los Estados Unidos, como Israel. Gradualmente, el caza se transforma en la columna vertebral de las Fuerzas Armadas más avanzadas del mundo.

    Desde 2011, los Emiratos Árabes Unidos intentan conseguir la aprobación de los Estados Unidos para adquirir dicho avión caza para equipar a su Fuerza Aérea. Sin embargo, bajo la administración de Barack Obama no obtiene respuestas favorables. En una jugada estratégica, la federación de los siete emiratos pareciera conseguir la venía al colocarla como parte de la negociación para conseguir el acuerdo de paz con Israel, en el cual los Estados Unidos actúan como mediador y garante.

    Bajo ese contexto, el acuerdo de paz y normalización firmado el pasado 13 de agosto se encuentra en un punto de fragilidad. Los argumentos de quienes se oponen a la venta del avión se basan en la “peligrosidad” que conlleva equipar con tal tecnología a los Emiratos Árabes Unidos, por la “gran cantidad” de espías iraníes que, según la inteligencia israelí, funcionarían en ese país. El país hebreo ve un peligro que dicho armamento estratégico caiga en manos contrarias.

    En Tel Aviv manifiestan preocupación. Distintas voces en el Ministerio de Defensa de Israel, así como otros ministros de estado partidarios del Likud y cercanos a Benjamín Netanyahu, Primer Ministro de Israel, se oponen a la posibilidad de adquisición del F-35 por los Emiratos. Como resultado, la posición del gobierno se renueva y opta por oponerse a la venta del F-35 a cualquier otro país de la región “incluidos los países árabes que hacen las paces con el estado de Israel”.

    Desde la década de 1960, los Estados Unidos mantiene con Israel una política de ventas de armamento denominada “Ventaja Militar Cualitativa” (QME, por sus siglas en inglés) en la que Washington asegura a Tel Aviv la disposición de mejor material militar dentro de su región. Desde hace dos años, este acuerdo se transforma en Ley en el Congreso estadounidense, mediante la cual se asegura que cualquier venta de arma a un país del Medio Oriente que no sea Israel no debe poner en riesgo la seguridad de este país. El objetivo es evitar que las armas caigan en manos malintencionadas. Por lo mismo, no se descarta que la reciente compra de Egipto por cazas rusos Sukhoi Su-35 esté vinculada a esta situación.

    Mike Pompeo, secretario de Estado de los Estados Unidos, se encuentra en una gira por Oriente Medio que busca convencer a más naciones árabes de seguir los pasos de los Emiratos Árabes Unidos a lograr acuerdos con Israel. En ese contexto, se reúne con Benjamín Netanyahu en Jerusalén, oportunidad en la que el mandatario hebreo manifiesta la incomodidad de Israel por la posible venta del F-35 a los Emiratos. Tras la reunión Pompeo declara que Israel no puede interceder en las negociaciones y ventas del F-35. Sin embargo, asegura que la superioridad armamentística de la región la seguirá manteniendo Israel.

    F-35 “Adir”, la superioridad aérea israelí

    Israel es la primera nación del mundo fuera de los Estados Unidos en adquirir y operar el F-35 luego de firmar el contrato de compra el año 2010. Aludiendo a las prestaciones del avión, su denominación local es “Adir”, en hebreo “Poderoso”, en una alusión directa a la disuasión que el país busca conseguir en la región. El Gobierno de Tel Aviv está autorizado para realizar modificaciones locales lo que incluye la posibilidad de compatibilizar los sistemas originales del avión con los desarrollados para las armas de manufactura israelí.

    El primer plan de adquisición considera 50 aeronaves. Actualmente, posee alrededor de una veintena de estos ejemplares. La Fuerza Aérea Israelí (FAI) espera completar a corto plazo una flota de al menos 100 F-35, todos como reemplazo de sus F-16I, transformando al moderno caza en la columna vertebral de su capacidad aérea de defensa. Los F-35 que dispone a fecha de hoy conforman dos unidades aéreas que operan desde la base aérea de “Nevatim” al sur del país.

    La FAI es también el primer operador del F-35 en utilizarlo en misiones de combate, según las declaraciones del general Amikam Norkin durante una conferencia en Herzliya en 2018. “Hicimos el primer ataque en el mundo desde un F-35”, expresa en esa ocasión. La incorporación del F-35 para Israel significa un considerable aumento de sus capacidades de ataque y disuasión al contar, por primera vez, con un avión que posea tecnología furtiva (Stealth) que lo vuelve indetectable a los radares.

    Fotografías artículo – Fuerza Aérea de Israel

    Destacados

    Familia A320neo lidera las entregas de Airbus en 2020

    En el año más adverso para la industria aérea, Airbus realiza la entrega de 566 aviones de línea aérea a 87 clientes...

    Airbus prepara la puesta en servicio del H160 en el mercado de Japón

    Con la realización del primer vuelo de prueba del H160 de All Nippon Helicopter (ANH), Airbus prepara la puesta en servicio de...

    Estados Unidos establece requisito de PCR obligatorio de 72 horas para ingresar al país

    Sumándose a la tendencia mundial, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus...

    Norwegian abandona los vuelos de larga distancia, elimina aviones, filiales y anuncia despidos

    Después de ser protagonista de los vuelos de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés) de larga distancia...

    Noticias Relacionadas