More

    Argentina extiende concesiones de aeropuertos por 10 años para compensar ingresos por la pandemia

    En una acción política directa para compensar la drástica caída de los ingresos en los aeropuertos concesionados por las restricciones impuestas desde el Estado, el gobierno de Alberto Fernández acuerda con Aeropuertos Argentina 2000 (AA2000) la extensión de los contratos de licitación de los 35 aeropuertos que la empresa administra en Argentina. De esta manera, el Estado argentino busca asegurar inversiones en aeropuertos para los próximos años.

    Para la prórroga de la concesión, las partes firman un acuerdo de condiciones técnicas para ejecutar la cláusula que permite la extensión de las licitaciones. En este acuerdo, AA2000 se compromete a realizar inversiones por US$2.500 millones en los terminales aéreos que administra de los cuales US$1.400 millones se ejecutarán en los próximos siete años en distintos aeropuertos del interior de Argentina.

    La extensión de la concesión es recomendada por el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) tras un trabajo iniciado en junio en atención a los requerimientos de AA2000 en los que expresa la necesidad de contar medidas para sostener el sistema aeroportuario por la crisis del COVID-19. Como ocurre en otras partes del mundo, el argumento es la drástica caída en el tráfico de pasajeros y los ingresos de los aeropuertos los que crean un desequilibrio en el modelo de negocios por factores impuestos desde una parte, en este caso el Gobierno.

    Cabe recordar que Argentina tiene una de las restricciones más estrictas y extensas en la región que incluyen la paralización total del transporte aéreo de pasajeros regular. Como consecuencia, se registra una caída del movimiento de pasajeros del 98% desde marzo. Sólo la autorización de los llamados “vuelos especiales” y el reinicio de la operación regular doméstica e internacional, permiten retomar parte de la actividad, aunque muchos servicios aeroportuarios, como los comerciales no aeronáuticos, continúan afectados.

    AA2000 basa su presentación en las proyecciones de la industria aérea realizadas por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) que consideran que el tráfico de pasajeros se recuperará a niveles de 2019 hacia 2023 y 2024. La imposición de restricciones hace que 2020 sea el peor año para la concesión aeroportuaria argentina.

    Establecida en 1998 para administrar los aeropuertos argentinos, incluidos los de Buenos Aires, la empresa tenía como límite de la concesión en 2028. Con el acuerdo de extensión, el contrato considera la administración e inversiones en los aeropuertos argentinos hasta 2038. De acuerdo con Martín Eurnekian, presidente de AA2000, el plan de obras generará 15.000 puestos de trabajo en distintas partes de Argentina.

    Argentina se transforma en el segundo país de Sudamérica en contar con medidas de compensación para los aeropuertos. El primer país que adopta políticas de estas características es Brasil, que tras las solicitudes de 10 concesionarios aeroportuarios, el Gobierno adopta una serie de medidas para garantizar la liquidez de las empresas administradoras (concesionarias) durante 2020 que incluyen el aplazamiento del pago de las tasas de concesión, posibilidad de renegociar pagos de cánones a lo largo del periodo concesionado y la posibilidad de optar a ayudas estatales directas.

    Desde el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI), expresan su beneplácito por la decisión gubernamental de extender el contrato de concesión. “Esto impulsará nuevas inversiones y nuevos trabajos a tiempo, cuando la industria, el país y la región lo necesitan más que nunca”, expresan.

    Fotografía portada - Gustavo Martínez

    Destacados

    Noticias Relacionadas