TAP Portugal se une a ALTA resaltando la importancia del mercado sudamericano

Considerando el potencial de crecimiento de la aviación en Sudamérica y los desafíos que enfrenta como la región, TAP Portugal se une a la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA). Su inclusión se suma a la cantidad creciente de compañías aéreas y actores de la industria que participan en la asociación reconociendo su actuar como representante del sector e instancia de trabajo con las autoridades en las distintas temáticas que afectan al transporte aéreo.

Fundada en 1945, TAP Portugal tiene una presencia importante en Sudamérica, especialmente en Brasil. Atendiendo las necesidades de conectividad históricas entre ese país y Portugal, es la cuarta línea aérea internacional que opera en el territorio brasilero. En 2022, moviliza 1,5 millones de pasajeros y la ruta Sao Paulo (GRU) – Lisboa es una de las más buscadas en la región.

Actualmente, TAP opera 77 vuelos semanales en 13 rutas entre Portugal y Brasil. Recientemente, recupera los servicios a Caracas y suma a Cancún como destino apostando por el tráfico turístico. Durante el último tiempo, viene potenciando Lisboa como puerta de entrada a Europa (rivalizando a Iberia y a otras líneas aéreas europeas con servicio a Latinoamérica) ofreciendo conexiones a distintos puntos del Viejo Continente.

“Estamos muy orgullosos de dar la bienvenida a TAP Air Portugal como uno de nuestros miembros asociados. Es una aerolínea que se ha recuperado sólidamente tras dos años de pandemia, ofreciendo un servicio excelente y buscando siempre innovar para satisfacer las necesidades de los viajeros, especialmente en estos tiempos de cambio. Bienvenida TAP a ALTA”, comenta José Ricardo Botelho, director ejecutivo de ALTA.

“El mercado brasileño es el más importante para TAP en el exterior y siempre queremos mantener y mejorar esta conexión con los brasileños, pero también con Sudamérica”, agrega Christine Ourmières-Widener, CEO de TAP. “La entrada de nuestra compañía a ALTA no hace más que reforzar nuestro compromiso y la importancia de los destinos sudamericanos para TAP”.

TAP Portugal continúa ampliando su red en Sudamérica comenzando por Brasil con la incorporación de sus nuevas aeronaves Airbus A321LR y A330-900. Sus vuelos conectan Lisboa con Sao Paulo (GRU), Río de Janeiro (GIG), Belém, Belo Horizonte, Brasilia, Fortaleza, Natal, Maceió, Porto Alegre, Recife y Salvador. Además, ofrece enlaces sin escalas desde Oporto a Sao Paulo (GRU) y Río de Janeiro (GIG). La compañía asegura que el fin de las restricciones de viaje han permitido alcanzar el 90% en las rutas con Brasil.

“Son destinos que podemos conectar directamente con Portugal, con el avión A330, pero también con el versátil y sostenible A321LR. A través de nuestra red, estas conexiones con Portugal también dan acceso a decenas de destinos europeos”, agrega la directiva de la línea aérea portuguesa.

TAP Portugal reconoce la importancia y el trabajo que viene realizando ALTA en la región con el fin de instaurar una agenda pro aviación con los países. Considerando que Sudamérica y Brasil son sus mercados naturales de expansión, una participación en una instancia multilateral constituye un aporte en su principal mercado de operación.

InterCaribbean también se une a ALTA

Con el fin de trabajar en conjunto con la industria aérea y los Gobiernos en el mejoramiento del transporte aéreo en el Caribe, la línea aérea regional interCaribbean también se une a ALTA. Al igual que el resto del continente, la aviación es un medio de transporte esencial en el Caribe, región con oportunidades, pero también con desafíos presentes que deben ser atendidos para continuar ampliando las oportunidades de desarrollo a las personas.

“Al igual que interCaribbean, en ALTA buscamos contribuir a tener un Caribe cada vez más y mejor conectado. Por ello, estamos muy felices y orgullosos de dar la bienvenida a interCaribbean, cuyo compromiso con la oferta de un servicio esencial para millones de personas es muy fuerte. Especialmente en el Caribe, con tantos territorios, es fundamental el transporte aéreo, no solo para el turismo que genera más del 15% de los empleos y del PIB de los países, sino también para prestar servicio humanitario, transporte de cargas esenciales y proveer a la población del medio de transporte más eficiente y seguro”, agrega Botelho.

Miembros de ALTA

ALTA es una asociación privada sin fines de lucro al servicio de la industria aérea cuyo objetivo es desarrollar una aviación más segura, eficiente y sustentable en América Latina y El Caribe. A través de instancias bilaterales y multilaterales coordina esfuerzos colaborativos a lo largo de toda la cadena de valor maximizando el impacto que tiene la aviación en el crecimiento económico y social de la región para el beneficio de la industria, las naciones y las poblaciones servidas por el transporte aéreo.

Actualmente, está integrada por 49 líneas aéreas (incluyendo las más importantes de América Latina y el Caribe) y 111 socios de la industria aérea, totalizando 160 miembros en constante expansión.

Entre las líneas aéreas miembros están Abaeté, Aerolíneas Argentinas, Aeroméxico, AMAS, Avianca, Azul, Bahamasair, BoA Boliviana de Aviación, Caribbean Airlines, Copa Airlines, Cubana de Aviación, flybondi, interCaribbean, JetSMART, LATAM, LATAM Cargo, LIAR, Nella Airlines, RIMA, SANSA, SKY, Sky High, Surinam Airways, TAG Airlines, Tropic Air, Viva Air, Voepass y Wingo. Como asociados están Air Canada, Air Europa, Air France – KLM, American Airlines, Atlas Air, Delta, Emirates, Global X, Iberia, JetBlue, Lufthansa, Privilege Style, TAP Portugal, Turkish Airlines y United.

Fotografía portada – Airbus

Destacados

Noticias Relacionadas