Riyadh busca convertirse en un nuevo centro global de carga

Como parte de su posicionamiento en el sistema internacional, el Reino de Arabia Saudita anuncia una mega transformación del aeropuerto Rey Khaled de Riyadh. El proyecto considera una infraestructura de gran nivel para procesar más de 3,5 millones de toneladas por año hacia 2050.

La nueva infraestructura estará ubicada al Este del actual complejo del aeropuerto. Considera una serie de edificios para la gestión de mercancías, además de posiciones de estacionamientos para aeronaves de distinto tamaño.

Para el Reino de Arabia Saudita, Riyadh cuenta con condiciones para convertirse en un mega hub de carga por su posición geográfica estratégica, especialmente entre Europa y Asia (Sudeste Asiático, principalmente). El desarrollo de la infraestructura en espacios que no están ocupados por el desarrollo urbano brinda oportunidades de crecimiento que le permitirán rivalizar con otros centros de carga del Medio Oriente.

El plan saudita es ambicioso. Busca disponer de una mega infraestructura para 2030 en el marco del proyecto país Vision 2030 que considera diversificar la economía del Reino. Para una segunda etapa, el desarrollo estaría dado con la habilitación de nuevas instalaciones, la llegada de nuevos operadores y el crecimiento del comercio.

Actualmente, ninguno de los aeropuertos sauditas destaca en el transporte de carga a nivel global. En 2022, los principales aeropuertos de carga por toneladas transportadas son Doha y Dubái en los puestos 12 y 13, respectivamente. Más atrás se ubica Abu Dhabi en el puesto 42 y Dubai World Central en el lugar 50.

Nuevas instalaciones ya disponibles

A principios de esta semana, el Reino de Arabia Saudita abre el lunes su primera Zona Especial de Logística en el aeropuerto Rey Khaled de Riyadh. Las instalaciones de 3 millones de metros cuadrados (m2) se enmarcan en el plan para aumentar la capacidad de carga inmediata y reforzar las cadenas de suministro. En el proyecto forma parte del desarrollo del nuevo aeropuerto.

Apple es la primera empresa que utiliza las instalaciones. La compañía utilizará el aeropuerto de Riyadh como un centro de distribución logística para atender la demanda local y enviar productos a países vecinos en el Medio Oriente.

Según la Autoridad General de Aeronáutica Civil (GACA, por sus siglas en inglés) del Reino de Arabia Saudita, la nueva infraestructura de carga está pensada para atraer a distintas empresas multinacionales. Las instalaciones buscan atender productos electrónicos, farmacéuticos, de lujo como joyería y componentes aeroespaciales.

La autoridad saudita señala que hay negociaciones avanzadas con 20 compañías de gran tamaño de alcance global. Para estimular la instalación de empresas, el Reino está ofreciendo incentivos como exención de impuestos, permitir el establecimiento de empresas con un 100% de propiedad extranjera, procesos de trámites y licencias simplificados.

Saudia ordena la conversión de B777 a cargueros

Con el fin de atender una creciente demanda en el transporte de mercancías, Saudia junto con Mamooth Freighters encarga la conversión de siete Boeing 777-200ER de pasajeros a B777F. Las aeronaves estarán destinadas a ampliar la flota actual y sumar capacidad en los próximos años, complementando a la oferta disponible en bellies (bodegas en aviones de pasajeros).

Como otras líneas aéreas, Saudia está diversificando sus negocios para crear bastiones defensivos ante distintos escenarios. El desarrollo de la línea aérea -y de la aviación del Reino- también forma parte del plan Vision 2030.

Actualmente, Saudia opera cuatro B747-400F y cuatro B777F.

Fotografía portada – Saudi Cargo

Destacados

Noticias Relacionadas