Avianca y Viva Air presentan mitigaciones para obtener su integración

Tras ser rechazada la propuesta de integración por parte de la Aeronáutica Civil de Colombia (Aerocivil, como se la conoce), Avianca y Viva Air proponen cinco medidas de mitigación para conseguir la aprobación que busca. Las dos líneas aéreas buscan elevar la solicitud hasta el propio Presidente Gustavo Petro, al cual harán ver los beneficios de la integración.

“Estamos abiertos y dispuestos a seguir construyendo la historia de Colombia y a contribuir con el fortalecimiento del mercado aéreo para que el país esté cada vez más y mejor conectado”, señala Adrian Neuhauser, CEO de Avianca.

Las propuestas de mitigación consideran aspectos operacionales, asegurar modelos de negocios independientes para cada marca y mantener identidades separadas de las dos líneas aéreas. También consideran alianzas, incluso con SATENA, operador estatal que la administración de Gustavo Petro busca impulsar.

Entre las medidas de carácter operativo están la cesión de un porcentaje de slots de despegue y aterrizaje en el aeropuerto El Dorado de Bogotá. Para Avianca, el hub de Bogotá es importante, pero su nuevo enfoque de negocios considera mayor cantidad de rutas punto a punto.

Según lo expresado por Neuhauser en el Foro de Líderes de la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA) realizado en octubre, alrededor del 42% de sus pasajeros viaja en conexión. El crecimiento para los próximos años está enfocado principalmente en los tramos punto a punto, el cual es compatible con las operaciones de Viva.

Avianca también se compromete a mantener la marca Viva Air y su modelo de ultra bajo costo (ULCC, por sus siglas en inglés). Esto incluye mantener el mayor número de empleos posibles (medida que supone la eliminación de puestos redundantes propios de cada proceso de integración o fusión), mantener una cantidad de aviones y la operación en aquellas rutas en las que Viva vuela de manera exclusiva. Para la principal línea aérea, este ajuste también está en línea con su plan estratégico previo a la asociación.

Actualmente, Viva Air cuenta con una flota conformada por 11 A320 y 12 A320neo. La compañía está en proceso de recibir nuevos aviones para cerrar una flota de 50 aviones para 2025.

Otra medida importante es un sistema de protección de tarifas. Para ello, la medida -a definir- se aplicaría sólo en las tres rutas en las que ambas líneas aéreas pasen a tener el 100% de la operación como resultado de la transacción.

En rutas regionales de Colombia, Avianca y Viva Air ofrecen acuerdos de códigos compartidos o interlineales a otros operadores. Proponen incluir a SATENA en las rutas en las que sea el único operador. Para las dos líneas aéreas la inclusión de la línea aérea estatal puede acompañar con la idea de gobierno de fortalecer el rol social de la empresa y darle más competitividad. En ese sentido, la presencia en el mercado doméstico e internacional de Avianca y Viva Air puede ayudar a SATENA.

En esa misma línea, y con el fin de asegurar que Viva Air se mantendrá como empresa independiente, Avianca está dispuesta a mantener los acuerdos interlineales que tiene Viva Air. Desde la principal línea aérea colombiana dicen que es otra manera de asegurar la conectividad que la ULCC brinda a pasajeros y a otras líneas aéreas.

“Ponemos sobre la mesa distintas alternativas para que la autoridad pueda estudiarlas a la luz de proteger la mayor cantidad de empleos formales, mantener la conectividad regional que ofrece Viva, así como su marca y lo que la hace especial. Todo esto, encaminado a asegurar el bienestar general de los usuarios del transporte aéreo, especialmente de aquellos que han volado por primera vez gracias a Viva”, enfatiza Neuhauser.

Viva Air atraviesa una situación compleja

Con el fin de conseguir la integración, Avianca y Viva Air insisten en que la delicada situación de la ULCC. Para evitar su salida del mercado, el proceso solicitado es el camino más adecuado que permitirá asegurar la continuidad de la empresa y fortalecer la conectividad de Colombia y de la región.

Fotografía – Viva Air

Al emitir su fallo, la Aerocivil señala que Avianca y Viva si bien acreditan que Viva Air afronta una “situación financiera relevante”, no se prueba que la crisis económica sea de tal magnitud para que afecte la viabilidad de Viva Air en el mercado. Por lo tanto, no se puede afirmar con certeza que está condenada a salir del mercado de manera inminente e inevitable como plantean las firmas solicitantes.

Por su parte, Viva Air realiza un llamado a la sociedad civil para apoyar la continuidad de Viva Air bajo la fórmula de integración con Avianca. Apela a la percepción y reconocimiento de la gente, como actor democratizador del transporte aéreo, aspecto que es reconocido por la Aerocivil.

“La aprobación de esta alianza por parte de la Aerocivil, garantiza la conectividad aérea del país a precios bajos, la fuente de trabajo de los más de 5.000 colaboradores directos e indirectos de Viva, y la marca y modelo que “bajó del bus” a los colombianos y los puso a montar en Avión. Nos ha tomado 10 años llegar donde Viva está ahora y eso no se logra de un día para otro. No podemos permitir que Viva desaparezca”, dice la carta.

En la misma, señala que “las apreciaciones de “concentración de mercado” y/o “monopolio” que se han hablado tanto en el marco de este proceso, son imprecisas, dado que, al contrario, este es un mercado abierto para competir, y con garantías de participación”. Viva Air destaca que a diferencia de otros países de América Latina, Colombia es tiene una de las industrias aéreas más competitivas.

Fotografía portada – Aero-Naves

Destacados

Noticias Relacionadas