Aeropuertos de Qatar preparados para disputar el Mundial

Comienza la Copa Mundial de Fútbol Qatar 2022. Con el silbato inicial, también empieza el clásico intenso movimiento de pasajeros y aeronaves. Si bien Doha se ha convertido en un hub por excelencia en respuesta al modelo de negocios de su línea aérea, Qatar Airways, enfrenta su mayor desafío. Por primera vez, deberá procesar en un corto periodo de tiempo a millones de pasajeros que llegarán para el encuentro deportivo.

Qatar tiene experiencias en el procesamiento de pasajeros, pero fundamentalmente en tránsito que corresponden a la cantidad de usuarios de su línea aérea que conectan a distintos destinos en el mundo. Del total de viajeros, sólo un reducido porcentaje ingresa al país. Ahora, ocurrirá lo contrario.

Sólo durante los días previos y durante los primeros días del Mundial, se estima que lleguen 1,7 millón de viajeros a Qatar. La mayoría lo hará a través de Qatar Airways que dispondrá de la mayor capacidad posible para atender el alto flujo de pasajeros, otros lo realizarán en los distintos vuelos regulares que llegan a Doha, los adicionales colocados por el Mundial, además de un sin número de vuelos chárter para pasajeros como de vuelos privados.

Si Qatar pasa la prueba del Mundial de Fútbol reafirma que Doha si está condiciones de atender el flujo creciente de pasajeros futuro a medida que la demanda sigue recuperándose, mejorando su posición frente a Dubái, su principal actual competencia (por líneas aéreas y aeropuerto), como otros terminales en el Medio Oriente que se preparan para conectar al mundo.

Aeropuerto Hamad

Inaugurado en 2014, el aeropuerto Hamad es la puerta de entrada a Qatar. Diseñado para atender a una gran cantidad de pasajeros por año y satisfacer las operaciones de Qatar Airways, el plan inicial contempla un procesamiento de 29 millones de pasajeros anuales.

Recientemente, y con el fin de atender el alto flujo de pasajeros para el Mundial, inaugura el 10 de noviembre la expansión “Fase A” que permite incrementar la cantidad de pasajeros por año hasta los 58 millones. Para principios de 2023, se espera que el mejoramiento de la infraestructura aumente con la “Fase B” que elevará la capacidad del aeropuerto hasta los 60 millones.

Si bien la infraestructura es esencial, en la industria aeroportuaria es sabido que no es suficiente. También se requiere gestión y coordinación. Hamad promete tránsitos rápidos y eficientes, especialmente, en procesos críticos como filtros de seguridad, migraciones, además del check-in o retiro de equipaje, puntos en los cuales habitualmente se generan “cuellos de botella”.

Aprovechando la estructura vertical de sus instituciones, a la llegada considera esperas máximas de 10 minutos en las filas de migraciones y no más de 12 minutos para la entrega del equipaje, Los tiempos prometidos para todo el proceso de llegada no serían superiores a los 30 minutos.

Según los estándares de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), los tiempos están dentro de lo óptimo. No más allá de 10 minutos para transitar por filtros de seguridad o migraciones y no más de 30 minutos para retirar el equipaje considerando aeronaves de fuselaje ancho.

En servicios a los usuarios el aeropuerto continúa mejorando. Ahora, los pasajeros que viajan a través de Hamad pueden disfrutar de un jardín botánico con una fuente de agua interior, similar a Changi en Singapur. Además, hay 11.720 metros cuadrados (m2) de nuevos locales comerciales con 90 marcas reconocidas, además de servicios de comidas y bebidas. Qatar Airways también abre nuevos salones para sus viajeros como el Al Mourjan Lounge North.

La terminal también tiene habilitadas zonas temporales para las esperas. Por ejemplo, pasajeros que lleguen con demasiada antelación a sus vuelos, serán invitados a pasar el tiempo a lugares temporales donde podrán desarrollar distintas actividades.

Denominados Passenger Overflow Areas, permitirán acomodar hasta 24.000 pasajeros que viajen el mismo día fuera de las instalaciones del aeropuerto y a 12.000 personas en el antiguo aeropuerto de Doha (Doha International Airport). Estos espacios estarán abiertos hasta el 31 de diciembre de 2022 y contarán con tiendas minoristas, lugares para comer, áreas de juegos, campos de fútbol, zonas de descanso, custodia de equipaje, pantallas de información de vuelos, zonas con internet wifi y entre otros servicios.

En el lado aire, están habilitadas las dos pistas de aterrizaje, así como una cantidad importante de posiciones de estacionamiento tanto remotas como de contacto. Adicionalmente, se ha triplicado la disponibilidad de abastecimiento de combustible con el fin de atender al flujo de aeronaves que estacionará en Doha durante el mes del evento deportivo.

Reactivación comercial de Doha International

Después de ocho años, el primer y antiguo aeropuerto de Doha se vuelve a reactivar. Tras la inauguración de Hamad en 2014, queda bautizado como Doha International y durante la Copa del Mundo 2022, recibirá a 13 líneas aéreas.

La reactivación de Doha International es temporal con compañías aéreas que ya operan en Qatar, pero en el nuevo aeropuerto. La mayoría son firmas de bajo costo (LCC, por sus siglas en inglés), principalmente de los Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Turquía. También atenderán vuelos chárter y algunos servicios específicos.

De acuerdo con el último listado, las compañías aéreas que estarán operando en el antiguo aeropuerto de Doha son: Air Cairo, Air Arabia, Badr Airlines, Etihad, Ethiopian, flydubai, Himalaya Airlines, Jazeera Airways, Nepal Airways, PIA Pakistan International, Pegasus, Salam Air, Tarco Aviation. Se espera que este aeropuerto gestione alrededor del 12% del total de ingresos a Qatar durante el Mundial de Fútbol.

Desde 2014 hasta la fecha, Doha International atiende a vuelos privados, visitas oficiales y a los vuelos de la familia real de Qatar. También es base de la Fuerza Aérea Qatarí.

Trascendencia

En medio de cuestionamientos a la industria aeroportuaria, generados durante este año respecto a cómo enfrentar los grandes flujos de pasajeros, todo parece indicar que Qatar si podrá pasar la prueba del Mundial sin contratiempos. Disponibilidad amplia de recursos enmarcados en una promoción país, su estructura vertical de funcionamiento que impulsa una organización sin cuestionamientos y quizás un flujo menor de visitas a las generadas por otros Mundiales, confluyen para una respuesta satisfactoria.

Más allá tema recursos económicos, la preparación que exhibe Qatar muestra el resultado de un trabajo por años de organizar su transporte aéreo con una adecuada alineación de capacidades en el lado aire (líneas aéreas) como en tierra (aeropuertos y servicios). Esto, es independiente el factor del Mundial de Fútbol. Simplemente, responde a la visión país que proyecta y a la valoración que se le da a la aviación como medio de transporte de excelencia del mundo moderno.

Para la industria aérea, lo que Qatar realiza en materia de infraestructura aeroportuaria es lo correcto y es lo que se viene pidiendo por años a los distintos Gobiernos en el mundo, incluyendo a los latinoamericanos. Por lo mismo, lo que ocurra durante estos días trasciende para el transporte aéreo con lecciones importantes a analizar -o de lleno- para implementar.

Fotografía portada – Hamad International Airport

Destacados

Noticias Relacionadas