Rolls Royce se retira del proyecto del nuevo avión supersónico y complica a Boom Supersonic

Un importante revés sufre el proyecto de Boom por desarrollar un nuevo avión supersónico. En los pasados días, Rolls Royce anuncia su retiro de los estudios para desarrollar la planta motriz del Overture -como se denomina a la aeronave- dejando al programa en total incertidumbre.

En junio 2020, Rolls Royce firma un acuerdo de colaboración con Boom Supersonic para realizar los estudios de motores que impulsarían al Overture. Después de dos años de colaboración, señala que los planes de colaborar en un avión supersónico no es una prioridad.

“Después de una cuidadosa consideración, Rolls-Royce ha determinado que el mercado supersónico de la aviación comercial no es actualmente una prioridad para nosotros. Por lo tanto, no seguirá trabajando en el programa en este momento. Ha sido un placer trabajar con el equipo de Boom y les deseamos todo el éxito en el futuro”, señala Rolls Royce.

Sin el fabricante británico, Boom Supersonic se enfrenta a un importante dilema para su proyecto estrella. A la fecha, no cuenta con ninguna otra alternativa de estudio para el motor de Overture por lo que se anticipa que los plazos inicialmente señalados se posterguen lo que puede complicar la cartera de pedidos conformada por sólo dos clientes: United y American Airlines. A la fecha, la primera tiene pedidos por 15 aviones más 35 opciones, mientras que la segunda encarga 20 unidades con opción para otros 40.

Antesala del fracaso del Concorde y desafíos

Rolls Royce es un proveedor representativo de los vuelos supersónicos. En la década de 1960, colabora con British Aerospace Corporation (BAC) y Aérospatiale en el Concorde proporcionando los cuatro motores Rolls-Royce/Snecma Olympus 593.

Probablemente, el fracaso de dicho programa considerando sus altos costos, más los desafíos recientes asociados a la implementación de nuevas tecnologías en motores, y los objetivos autoimpuestos por la industria en temas medioambientales, se combinen para que Rolls Royce termine su colaboración en un programa que todavía sigue presentando dudas sobre su viabilidad.

El sistema de propulsión es fundamental para el desarrollo del Overture. Cabe recordar que Boom Supersonic promete lograr un avión supersónico para finales de la presente década que pueda operar de manera sostenible. Según la empresa que construye la aeronave, Rolls Royce sólo se encargaría del estudio de los motores y que más adelante se conocería a su proveedor definitivo, aunque sin plazos.

Fotografia – Boom Supersonic

Plazos de producción y situación de los dos clientes

De acuerdo con la información dada a conocer por Boom Supersonic, el Overture tiene previsto un lanzamiento para 2025 y realizar su primer vuelo en 2026. Siempre y cuando no existan inconvenientes en las distintas fases de desarrollo y de certificación, los vuelos de pasajeros comenzarían en 2029.

En julio 2022, el fabricante tiene revelado sólo el diseño final de producción y algunas colaboraciones con distintas empresas como Collin Aerospace y Safran Landing Systems para trabajar en los sistemas y tren de aterrizaje de la aeronave, respectivamente. Sin embargo, el programa carece de avances importantes y aspectos trascendentales.

Sin la colaboración de Rolls Royce en los estudios del futuro motor, es altamente probable que los plazos de producción indicados se posterguen. Si se toma en cuenta que proyectos de aeronaves de nueva generación del tipo más convencional como los Airbus A380, A350 o Boeing 737 MAX o B787, entre otros, sufren retrasos importantes en su producción, se espera que las demoras en el caso del Overture pueden ser incluso mayores y puedan poner en riesgo el proyecto.

Los contratos firmados por United y American Airlines tienen cláusulas que les permite abandonar el proyecto, pese a los desembolsos iniciales que no serían devueltos. En ambos casos, la eventual pérdida está contemplada en los riesgos de la inversión y se enmarcan como parte de las distintas apuestas que realizan en nuevas aeronaves altamente eficientes.

Fotografía portada – Boom Supersonic

Destacados

Noticias Relacionadas