Líneas aéreas latinoamericanas necesitarán incorporar 118 mil personas en 20 años

Para atender la demanda de aviones de líneas aéreas en la región en los próximos veinte años, el sector deberá incorporar un estimado de 118 mil personas en distintos puestos aeronáuticos, según estima la última proyección de Boeing. La proyección la realiza para satisfacer la recuperación segura de la capacidad y el crecimiento proyectado a largo plazo.

De acuerdo con el último pronóstico de Boeing, América Latina y el Caribe prevé un crecimiento del tráfico de pasajeros de un 4,4% para los próximos 20 años. La región será la quinta en el mundo en tener el mayor crecimiento después del Sur de Asia, Sudeste Asiático, África y China, ubicándose por delante del Medio Oriente. La estimación considera que las líneas aéreas demandarán 2.240 nuevas aeronaves, principalmente de fuselaje angosto. El crecimiento de la flota estará en un promedio de 2,9%.

En lo que respecta a personal aeronáutico, el fabricante considera que las líneas aéreas de América Latina y el Caribe necesitarán 35.000 nuevos pilotos y un número similar de técnicos de mantenimiento. Considerando que la flota será principalmente de aviones de un solo pasillo, se estima que se deberán contratar 48.000 tripulantes de cabina (TCP).

La cantidad de personal aeronáutico será la sexta de mayor tamaño en el mundo. En primer lugar está Europa (449.000 personas), seguido de Norteamérica (435.000 personas), China (412.000 personas), Medio Oriente (202.000 personas) y Sudeste Asiático (193.000).

A nivel mundial, el pronóstico a largo plazo muestra que se necesitarán 602.000 pilotos, 610.000 técnicos de mantenimiento y 899.000 TCP. Boeing señala que la flota mundial casi podría duplicase y crecer a 47.080 aviones para 2041. Las estimaciones confirman la capacidad de resiliencia de la industria aérea frente a las crisis y a la volatilidad de los escenarios.

“A medida que la industria de la aviación comercial se recupera de la pandemia y planea un crecimiento a largo plazo, anticipamos una demanda constante y creciente de personal de aviación, así como la necesidad continua de capacitación altamente efectiva”, explica Chris Broom, vicepresidente de Soluciones de Capacitación Comercial, de Boeing Global Services.

El pronóstico de 2022 considera un aumento del personal aeronáutico de 3,4% respecto a 2021, lo que reafirma la recuperación de la industria y la mayor demanda de los servicios aéreos en el futuro. La estimación no considera a Rusia por las sanciones impuestas por los Estados Unidos y países aliados que impiden a las líneas aéreas rusas recibir nuevos aviones fabricados en países de Occidente y por la incertidumbre del mercado producida.

Las regiones de China, Europa y América del Norte representan más de la mitad de la demanda total de personal nuevo. Las regiones de más rápido crecimiento son África, el Sudeste Asiático y el sur de Asia. Se espera que estas tres regiones crezcan más del 4,0% en las dos décadas siguientes.

Boeing considera que en América Latina y el Caribe la aviación desempeña un rol esencial. La geografía, las largas distancias y la ausencia de carreteras así como medio de transportes alternativos hacen que el avión sea la principal forma de comunicarse entre las distintas ciudades tanto dentro como fuera de los países. Parte del auge de la aviación en el futuro estará dominado por las líneas aéreas de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés) que en su dimensión continental podrían concentrar parte importante de los nuevos puestos de trabajo.

Fuente- Boeing

El fabricante estadounidense también señala que para la formación serán necesarias nuevas soluciones digitales si se quiere mejorar la eficacia y eficiencia de la capacitación. Para ello, es necesario abordar en experiencias de aprendizaje inmersivo y plataformas de aprendizaje virtual.

“Nuestro enfoque centrado en el cliente y nuestra experiencia digital incluyen el compromiso de ofrecer capacitación basadas en competencias y en datos y evaluación de soluciones, así como tecnologías que satisfagan las necesidades cambiantes de nuestros clientes”, agrega Broom.

En el caso de los pilotos, señala que si bien las transiciones a formatos digitales de capacitación avanzan de manera significativa, los simuladores de vuelo continuarán siendo esenciales, especialmente para el entrenamiento en el sector comercial (líneas aéreas). Agrega que la instrucción está evolucionando para centrarse en pericias y competencias en lugar de tareas prescritas. También no descarta que la demanda de pilotos aumente.

Fotografía portada – Delta

Destacados

Noticias Relacionadas