Air France moderniza la clase Business en algunos de sus Boeing 777-300ER

Buscando un balance entre privacidad y elegancia, Air France presenta hace algunas semanas su nueva cabina Business Class para los Boeing 777-300ER. Una propuesta pendiente, pero necesaria considerando el rol estratégico que desempeña este modelo de avión en la flota de la compañía.

La nueva cabina Business de Air France pretende ofrecer al pasajero un ascenso de categoría en los vuelos de larga distancia con asientos complementa horizontales (full flat) de casi dos metros de largo. Atendiendo la demanda de los viajeros más exigentes se mantiene la regla de un asiento con acceso directo al pasillo (full access) como estándar, independiente de la posición en la cabina del avión. Como parte del estándar también se mantiene el concepto de privacidad (full privacy), aún más que en la propuesta actual como en los B777-200ER o Airbus A350-900.

A diferencia en las nuevas cabinas del B777-300ER está en la incorporación de puertas correderas en los asientos-suite y la posibilidad de que los asientos del medio están equipados con un panel central que se puede reducir para crear un espacio de convivencia. Hasta ahora, Air France viene privilegiando la privacidad, y si bien esta no desaparece, suma el concepto de cabina corporativa para aquellas personas que viajan en parejas.

La propuesta no es nueva. Experiencias de estas características ya es posible encontrarlas en varias líneas aéreas como Qatar Airways, Singapore Airlines o incluso en la nueva propuesta de asientos de LATAM en su flota de fuselaje ancho.

La propuesta del asiento también se comparte con un nuevo dispositivo para el entretenimiento. Una pantalla antideslumbrante 4K de alta definición de 17,3 pulgadas se suma a la suite acompañada de auriculares con reducción de ruido y una nueva conexión Bluetooth que permite a los pasajeros utilizar sus propios dispositivos electrónicos. Para ello, también se disponen de varios conectores.

El diseño ergonométrico del asiento es combinado con un acolchado que aporta suavidad y confortabilidad al viaje, con la utilización de lana, cuero francés, así como de otros materiales suaves. Para envolver la atmósfera, destacan los tonos de los colores utilizados que rescatan el valor de la imagen de la compañía como su historia. En ese sentido, el hipocampo no puede faltar.

Fotografía – Air France

Con el cambio en Business Class, Air France también actualiza los asientos de Premium Economy en los B777-300ER con el modelo que está disponible en los A350-900. En esta sección, cada asiento cuenta con 96 centímetros (cm) de espacio entre filas, nuevos cojines y una reclinación de 124º. Acompañando la oferta incorpora nuevos auriculares con reducción de ruido integrado al asiento, además de puertos USB.

La cabina Economy contempla un asiento de 43 cm con una reclinación de 119º y 79 cm de espacio entre filas. Sin muchos cambios significativos, se mantiene en línea con la propuesta tradicional de la compañía en las cabinas del resto de los aviones de fuselaje ancho. Un aspecto que mejora significativamente es el equipamiento con pantallas de alta definición 4K de 13,3 pulgadas, que en vuelos de larga distancia se disfruta ampliamente o se hace necesario, independiente de los justos de cada pasajero.

Las nuevas cabinas comenzarán a ser introducidas en 12 B777-300ER a partir de septiembre de este año. Cada avión estará equipado con 48 asientos en Business Class. La primera ruta en disponer esta nueva cabina es París (CDG) – Nueva York (JFK).

La modernización de las cabinas B777-300ER es necesaria. Muchos de los aviones, si bien mantienen una confortabilidad, cuentan con un producto desactualizado en comparación con otros integrantes de la flota, lo que puede provocar una desvaloración del producto desde la perspectiva del cliente, especialmente si este es Premium.

Actualmente, Air France opera 43 B777-300ER. El equipamiento de sólo una parte de estos aviones supondrá al menos en el corto plazo una diferencia importante con el resto de esta flota como de todo el producto de largo alcance, especialmente cuando un número importante de estos aviones continúe en servicio en los próximos años.

Fotografía – Simón Blaise

Fotografía portada – Air France

Destacados

Noticias Relacionadas