More

    Líneas aéreas en los Estados Unidos dejan de exigir uso de mascarillas para pasajeros y empleados

    Pese a que la administración de Joe Biden extiende el uso obligatorio de la mascarilla en los aviones y otros medios de transporte hasta los primeros días de mayo, la decisión de una jueza federal de Florida anula la orden de la Casa Blanca por considerarla ilegal. Como resultado, el uso de mascarillas en los aviones y trenes es ahora una decisión voluntaria de las personas.

    El término de la obligatoriedad se conoce en la tarde del lunes 18 de abril. La decisión se transmite de manera inmediata en el sector, incluso en los propios vuelos. La reacción de pasajeros e incluso de tripulantes es inmediatamente celebrada. Aplausos y quitadas masivas de mascarillas son algunas de las reacciones que se conocen en algunos vuelos domésticos. En los servicios de Amtrak, empresa de ferrocarriles en los Estados Unidos, el fin de la restricción también es similar.

    El término del mandato del uso obligatorio de la mascarilla se fija para el 18 de abril. Sin embargo, la administración Biden la extiende hasta el 03 de mayo para evaluar el impacto de la medida y la relación de un posible aumento de casos, según la opinión gubernamental.

    La decisión de Florida representa un nuevo revés contra las políticas sanitarias impuestas por el gobierno de Biden. La responsable en este caso es la jueza federal Kathryn Kimball Mizelle, designada por el ex Presidente Donald Trump, atendiendo una demanda presentada en Tampa en 2021 por la organización Health Freedom Defense Fund. Su decisión se basa en que las autoridades gobierno y el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) se habrían excedido en sus atribuciones y no son capaces de explicar adecuadamente si el uso de la mascarilla en extenso es una medida adecuada de salud pública.

    Atendiendo la resolución, la agencia de Seguridad en el Transporte (TSA) deja de cumplir las directivas de emergencia y de seguridad que exige el uso de mascarillas en los medios de transporte. Sin embargo, se puede abrir un periodo de incertidumbre entre las personas respecto al lugar donde se exige la mascarilla.

    Pese a que el fallo judicial tiene efecto inmediato, el gobierno de Biden puede apelar. De obtener una victoria judicial, la medida se puede revertir lo que podría aumentar la confusión entre las personas. Mientras tanto, el CDC continúa recomendando el uso de mascarillas en el transporte público.

    Las principales líneas aéreas estadounidenses como American Airlines, Delta, JetBlue, Southwest y United Airlines indican que el uso de mascarillas es algo opcional entre los pasajeros a bordo de sus vuelos. Tampoco las exigirán en las terminales que utilizan en los aeropuertos con el fin de mostrar una consistencia en la experiencia de viaje.

    “Las mascarillas han sido por casi dos años algo similar a las tarjetas de embarque: no se podía volar sin una. A partir de hoy, son opcionales en los aeropuertos y a bordo de los aviones, con efecto inmediato”, explican en Alaska Airlines. Agregan que el uso es voluntario entre sus empleados de aeropuerto y tripulaciones de vuelo dentro de los Estados Unidos.

    En American Airlines, indican que el término del uso de los barbijos aplica sólo en los Estados Unidos en aeropuertos y aviones. “Tenga en cuenta que es posible que aún se requieran mascarillas, según ordenanzas locales o cuando se viaje hacia o desde ciertos destinos internacionales, según los requisitos del país”.

    En Delta celebran el fin del uso obligatorio de la mascarilla. Consideran que la decisión judicial devuelve la normalidad a los viajes y puede facilitar un aumento de la demanda a medida que el virus del SARS-CoV-2 se vuelve algo endémico en todo el mundo. Al igual que Alaska Airlines, tampoco exigirá el uso de mascarilla entre los pasajeros y empleados durante todo el proceso de viaje (aeropuertos y aviones).

    Fotografía – Ricardo J. Delpiano

    “El uso de cubrebocas ahora es opcional en JetBlue. Si bien no es obligatorio, los clientes y miembros de la tripulación pueden continuar usando mascarillas en nuestras terminales y a bordo de nuestros aviones”, señalan en JetBlue.

    En Southwest apelan a la libertad de las personas. “Alentamos a las personas a tomar la mejor decisión para su bienestar personal”, puntualizan.

    En marzo, las líneas aéreas estadounidenses escriben al Presidente Biden terminar con el uso de las mascarillas a bordo. Argumentan que la medida no está alineada con la realidad epidemiológica.

    En la misiva, el sector aéreo estadounidense dice que la mascarilla obligatoria no tiene sentido. Apelan al argumento de muchas personas en todo el mundo al ver excepciones y discriminaciones que se aplican entre actividades y/o lugares.

    La política de uso de las mascarillas a bordo de los aviones responde a una medida de protección adicional que la industria aérea adopta como parte de las medidas impuestas por los Gobiernos. Inicialmente, su uso se justifica y se defiende ante la falta de información del virus SARS-CoV-2, su transmisión y la falta de herramientas para combatirlo.

    Con más de dos años de restricciones, estudios que muestran su comportamiento en la sociedad, el carácter endémico y la inmunización de la población -ya sea por las vacunas o de manera natural-, las restricciones sanitarias se vuelven obsoletas, fuera de foco e incluso algunas son innecesarias por la ausencia de lógica en su aplicación.

    IATA espera un efecto de bola de nieve

    En la conferencia Wings of Change celebrada recientemente en Santiago de Chile, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) expresa que en las próximas semanas se van a comenzar a ver cambios respecto a las regulaciones como el uso obligatorio de las mascarillas. Lo anterior responde a un efecto “bola de nieve” generado por el fin de las restricciones en el Reino Unido y la solicitud que realizan en marzo las líneas aéreas estadounidenses.

    Peter Cerdá, vicepresidente Regional para las Américas de IATA (izq.). Fotografía- Ricardo J. Delpiano

    “Creemos que va ir generando un efecto en todas las regiones, tanto en la eliminación de uso de mascarillas como de otras normativas”, dice Peter Cerdá, vicepresidente Regional para las Américas de IATA, tras ser consultado por Aero-Naves. “Pero también somos conscientes de que cada país tiene su soberanía y toman sus propias decisiones”.

    Cerdá señala que independiente de la decisión de cada país, las medidas se deben toman en coordinación con todos los actores involucrados. “Las decisiones se deben tomar en consulta con el sector”, agrega en referencia a las restricciones que aplican para la aviación.

    Como percepción general, el gremio de las líneas aéreas responsable del 82% del tráfico de pasajeros en el mundo, ve un tren de desregulaciones en todo el mundo que debieran implicar un retorno a la normalidad de los viajes y la vida diaria de las personas. No obstante, la principal preocupación sigue siendo las restricciones de frontera que aún están vigentes.

    Avión un medio de transporte seguro

    A diferencia de otros medios de transporte como los buses o los trenes, los aviones de líneas aéreas cuentan con los filtros HEPA (High Efficiency Particulate Air) que reciclan el aire en cabina y eliminan el 99,995% de gérmenes incluyendo bacterias y virus con partículas del rango de 0,1 a 0,3 micrones. La acción de los filtros incluye el SARS-CoV-2 que por su “gran tamaño” logra ser filtrado por estos equipos.

    La evidencia científica demostrada a lo largo de la pandemia, incluso bajo los meses más críticos, indica que el riesgo de contagio a bordo es mínimo. Según las estadísticas, menos del 1% de las personas se puede contagiar en un avión. A la fecha, la industria aérea indica que dicho porcentaje se reduce por el carácter endémico del virus y el proceso de vacunación.

    Fotografía portada – United Airlines

    Destacados

    Noticias Relacionadas

    EnglishFrenchPortugueseSpanish