More

    SpaceX y NASA avanzan en el programa Lunar

    En diciembre, Elon Musk, fundador y CEO de SpaceX, anuncia la reanudación de la construcción del nuevo punto de lanzamiento para el programa Starship, que junto al programa Artemis de Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA), pretenden volver a colocar al hombre en la Luna. En esta ocasión, sería un hombre y una mujer, quienes serían la primera pareja lunar.

    Las obras se realizan el histórico complejo de lanzamiento 39A ubicadas en el Centro Espacial Kennedy de NASA, mismo lugar donde desde a fines de la década de 1960 se realizan las emblemáticas misiones lunares del programa Apolo, a partir de 1967 y las misiones de la llamada “era de los transbordadores”, entre 1981 y 2011.

    El sitio de lanzamiento de Starship estará ubicado al suroeste de la zona de montaje de los cohetes Falcon 9 y Falcon Heavy de SpaceX, empresa que arrienda la única plataforma operativa de lanzamiento de la NASA desde el 2014. Desde que comienza sus trabajos en la plataforma, en la empresa consideran construir la infraestructura para Starship, pero en 2019 se paralizan las obras para focalizar el desarrollo de infraestructura de Starbase.

    Ubicada al sur de Texas, Starbase es una de las principales bases de fabricación del programa Starship. Con la reanudación de las obras en Florida, SpaceX no sólo pretende establecer un punto de lanzamiento, si no que una segunda base de fabricación de aeronaves. Para el presente año, se pretende lanzar la primera misión orbital desde Florida, pese a que hasta la fecha Elon Musk no presenta un calendario concreto de lanzamientos.

    El cohete reutilizable Starship será capaz de levantar más de 100 toneladas métricas de carga a la órbita terrestre baja. Impulsado por más de 30 cohetes Raptor, con altura aproximada de 120 metros y generará un empuje mayor que los cohetes Saturno V del programa Apolo.

    “39A es un terreno sagrado para vuelos espaciales. ¡No hay lugar que merezca más una plataforma de lanzamiento de Starship!”, dice Elon Musk en su cuenta de Twitter.

    El multimillonario empresario, filántropo y pionero de la carrera espacial moderna señala que la plataforma para el lanzamiento a la órbita baja de Starship en Starbase está próxima a ser terminada. La infraestructura para el lanzamiento será similar a la del Centro Espacial Kennedy, pero mejorada. SpaceX también está equipando las plataformas de perforación petrolera en alta que no están servicio para que sirvan como puntos de lanzamientos y de aterrizajes para Starship.

    La fabricación del cohete Starship inicialmente se planea tanto en Texas como en Florida, pero un cambio en la estrategia de SpaceX obliga a centrar todo lo que es Starship, en el primer Estado y cohetes Falcon 9 y Falcon Heavy en el Centro Espacial Kennedy. La intención es recuperar el plan original con el objetivo de colocar más puntos de lanzamientos para las futuras misiones a la Luna.

    En los últimos meses, SpaceX viene desmontando el punto de lanzamiento en la plataforma 39A, para despejar el área para una construcción más extensa de la plataforma de lanzamiento orbital. La construcción se realiza paralelo a las operaciones de lanzamiento de Falcon 9 y Falcon Heavy, equipos que en últimos años llevan astronautas a la Estación Espacial Internacional (ISS) y transporte de carga pesada.

    En noviembre del 2021, la Administración Federal de Aviación (FAA) señala que espera completar con las certificaciones ambientales de las operaciones de SpaceX con Starship, en el sitio de Starbase. Esta evaluación es mandatoria previo al primer lanzamiento orbital, ocasión en la que la autoridad aeronáutica emite una licencia comercial para este tipo de operaciones espaciales. En las evaluaciones anteriores de las operaciones de Falcon 9, se indica que no hay impacto ambiental o significativo.

    Después del programa Starship, SpaceX tiene como objetivo colocar una base espacial para el reabastecimiento de combustible para extender el rango de transporte de carga pesada más allá de la Luna. La intención es poder explorar el sistema solar en el futuro.

    La misión de Starship será fundamental para completar la misión Artemis de NASA y llevar a los astronautas en las cápsulas Orion al espacio exterior. La propuesta es utilizar el módulo de aterrizaje de Starship como una especie de estación de intercambio en los viajes entre la Tierra y la Luna.

    Con las obras en la plataforma 39A se busca que sean un aporte al programa Artemis por la cantidad de viajes que se requerirán en los próximos años. Por lo mismo, también se justifica la necesidad de contar con una base de reabastecimiento de combustible en el espacio. SpaceX quiere tener cohetes petroleros que transfieran metano y oxígeno líquido al módulo orbital para los cohetes de Starship.

    Junto con los planes mencionados, SpaceX también considera habilitar otros puntos de lanzamiento. El objetivo es ampliar los distintos programas de NASA como satisfacer la demanda futura de viajes.

    Fotografía portada – SpaceX

    Destacados

    Noticias Relacionadas

    EnglishFrenchPortugueseSpanish