More

    ¿Cuáles son las atribuciones del comandante de una aeronave?

    El viernes 24 de diciembre, Sebastián León, un psicólogo clínico que se presenta en redes sociales con un PhD, denuncia “prácticas abusivas” por parte de LATAM Airlines. A través de su cuenta en twitter, aseguró ser víctima de “abuso y violencia” en el vuelo LA 486 que cubre la ruta Santiago – Córdoba.

    Sebastián plantea que la tripulación lo obligó a llevar su equipaje de mano en la bodega del avión, por falta de espacio en la cabina. “Al responder que necesitaba llevarlo arriba para salir prontamente del aeropuerto, un asistente me dijo que no había lugar. Quise ir hacia mi asiento y verificarlo, pero dicha persona me sujetó violentamente del brazo a la entrada del avión”, escribe.

    Adicionalmente, asegura que el comandante del vuelo, Sergio Guzmán, le indica: “haz lo que te dicen o te bajo de inmediato del avión”. Acto seguido, un miembro de la tripulación de cabina le informa al capitán que efectivamente había espacio en cabina para el equipaje de mano.

    “Él ordenó que mi maleta fuera abajo. Me senté en mi asiento y quince minutos después llegaron los guardias del aeropuerto y dijeron que “por orden del piloto, tenemos que hacerle bajar del avión”, afirma en los 280 caracteres de la red social.

    El caso anterior genera una polémica discrepancia en lo que respecta a las atribuciones y responsabilidades tanto de los pilotos como de los tripulantes de cabina a la hora de enfrentar situaciones de conflicto con pasajeros a bordo.

    El Código Aeronáutico de Chile en su capítulo III artículo 65 referido al rol “Del Comandante de la Aeronave”, plantea que “el comandante de la aeronave es la única y máxima autoridad a bordo. Es el encargado de la dirección de la aeronave y principal responsable de su conducción segura de acuerdo con las regulaciones de circulación aérea y el manual de operaciones de vuelo del explotador. Tiene potestad disciplinaria sobre la tripulación, autoridad sobre los pasajeros y el control total sobre la aeronave y la carga transportada”.

    Entonces, ¿tiene Sergio Guzmán esa atribución? Para lo anterior, existe una única respuesta. “Toda persona a bordo está obligada a acatar las instrucciones y órdenes que imparta el comandante para la seguridad, correcta operación, orden e higiene de la aeronave”, según indica la normativa. Acorde al artículo 67, será obligación del comandante de la aeronave “impedir el embarque de personas que puedan constituir un peligro para la seguridad del vuelo, de los pasajeros o de la carga”.

    Si bien la respuesta está dada, todavía quedan interrogantes -o vacíos en la información- para determinar si los sucesos permiten calificar al pasajero como disruptivo o si existe una mala atención por parte de la compañía aérea, considerando que se señala que hay espacio para su equipaje. Sin embargo, en Chile como en cualquier país del mundo el comandante de la aeronave es la autoridad a bordo por lo que todos los pasajeros están obligados a respetar y acatar sus instrucciones.

    El aumento de pasajeros disruptivos o incidentes a bordo no es nuevo. Con la pandemia y los extensos confinamientos, este tipo de casos han aumentado significativamente. En los Estados Unidos, la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) indica que estas situaciones generan complejidades adicionales para las tripulaciones de mando (pilotos) y de cabina. En muchas oportunidades, además de lidiar con procedimientos rutinarios, que tienen por objetivo mantener los más altos estándares de seguridad de vuelo, aquellos pasajeros que no colaboran con las medidas generan dificultades adicionales.

    Es importante mencionar que un comandante de aeronave recibe estas atribuciones después de muchos años de servicio al mando de aeronaves de transporte. Estas facultades, además de aquellas con las que cuenta la tripulación de cabina, están basadas en la seguridad de vuelo, lo que incluye su conocimiento, criterio y entrenamiento previo.

    Independiente del incidente, el caso del vuelo LA 486 revela también que existen como industria distintos aspectos que necesitan y pueden ser mejorados. Sin embargo, es importante indicar que las tripulaciones basan sus decisiones en el bien común. Dichas medidas están basadas en procedimientos específicos y rigurosos diseñados para garantizar la seguridad de vuelo y de sus ocupantes.

    Fotografía portada – Simón Blaise O.

    Destacados

    Noticias Relacionadas

    EnglishFrenchPortugueseSpanish