More

    MOP y DGAC inauguran nuevo aeródromo de Peldehue

    Después de tres años de construcción, una inversión más del doble de la originalmente considerada y demoras en su puesta en marcha, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) y la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) inauguran el nuevo aeródromo de Peldehue. Ubicado en la comuna de Colina, al norte de Santiago, se trata de la primera infraestructura que el Estado de Chile habilita tras el cierre del ex aeropuerto de Los Cerrillos ocurrido en 2006.

    El aeródromo de Peldehue cuenta con una pista de 1.500 metros de largo y 30 metros de ancho con orientación 14-32, dos calles de rodajes (una paralela a la pista) y una plataforma de aviación general. Además, cuenta con una torre de control totalmente equipada con sistemas de comunicaciones, sistemas de ayudas visuales para la navegación, edificio administrativo, meteorología y condiciones de seguridad de estándar internacional.

    En cuanto a las ayudas visuales para la navegación, el aeródromo cuenta con indicador de dirección de viento, luces de pista y rodajes, luces de identificación de umbral y faro del aeródromo. Toda esta información será complementada por una estación meteorológica automática. Adicionalmente, para el control de las operaciones, cuenta con un edificio administrativo de 740 m2 para personal de DGAC, con respaldo de una subestación eléctrica con grupo electrógeno, una planta de agua potable y alcantarillado, calles internas para el tránsito vehicular y cierre perimetral, entre otras instalaciones.

    Autoridades durante inauguración. Fotografía – MOP

    “Este aeródromo es un de los frutos de la constante revisión de la infraestructura aeroportuaria a nivel regional y nacional”, señala el director de DGAC, General de Brigada Aérea, Raúl Jorquera. “Así nos hacemos cargo de los grandes desafíos: promover el transporte aéreo para que esté al alcance de todos los chilenos, en este caso, a través de la disponibilidad de la infraestructura aeroportuaria”.

    “El aeródromo va a atender las necesidades aeronáuticas de toda la Región Metropolitana. Nos hacía falta un aeródromo como este con capacidad de crecimiento”, señala el subsecretario de Obras Públicas, Cristóbal Leturia. “Va a soportar 25 operaciones por hora que va a aliviar a otros aeródromos como Tobalaba que están situados en zonas urbanas lo que nos da mucha holgura para operar”.

    El aeródromo de Peldehue no es un reemplazo del ex aeródromo de Los Cerrillos por tener una infraestructura limitada. Su finalidad principal es actuar como complemento al aeródromo Eulogio Sánchez (Tobalaba) ubicado al oriente de Santiago. Permite atender las operaciones de aeronaves menores y todo tipo de helicópteros de operadores privados, clubes aéreos y organismos públicos.

    Hasta el momento, clubes aéreos de las cercanías que demandan operaciones en una infraestructura aeroportuaria superior con pistas asfaltadas e iluminadas serán los primeros en utilizar el nuevo aeródromo, al igual que los vuelos de instrucción. Las instalaciones quedan disponibles también para evacuaciones aeromédicas, pese a la limitación en los accesos terrestres. Por su resistencia pavimento (29 F/C/Y/U), dimensiones de la infraestructura de pista y plataforma, la máxima aeronave que puede operar es el Airbus C295.

    Fotografía – Ricardo J. Delpiano

    El aeródromo de Peldehue tiene una inversión que duplica lo inicialmente proyectado. La razón es el soterramiento obligado de los cables de alta tensión que estaban ubicados en uno de los cabezales de pista. Esto obliga al Estado a desarrollar un segundo proyecto que supone una inversión a construir un aeródromo de similares características.

    A juicio de Leturia, atribuye el error a una mala planificación de las instituciones encargadas. “Cuando recibimos el gobierno, este aeródromo estaba en construcción con una línea de alta tensión frente a su pista lo que significó un segundo proyecto para soterrar esa línea que ya está completa. Hoy la pista está libre (de obstáculos). Esto hace pensar en la planificación que hubo en su momento, cómo se planteó este aeródromo y el tipo de uso que iba a tener y si era prudente tener una línea de alta tensión en el cabezal de un aeropuerto. Eso se trabajó de buena forma y ya no existe. por lo que se puede operar con total normalidad y seguridad”, señala.

    De acuerdo a los costos entregados por el subsecretario de Obras Públicas, la inversión realizada en Peldehue alcanza a los CLP25 mil millones. De ese total, CLP14 mil millones corresponden a la construcción de la infraestructura del aeródromo propiamente tal y CLP11 mil millones al soterramiento de los cables de alta tensión.

    A juicio de las autoridades, el aeródromo de Peldehue será un alivio importante para las operaciones aéreas civiles y la aviación general en Santiago, especialmente en el aeródromo de Tobalaba, al oriente de la capital chilena. Según las proyecciones del MOP alrededor de un tercio de los vuelos que se realizan en ese aeródromo pasarán a Peldehue. Por su capacidad de desarrollo, no se descarta que a largo plazo, sea la estación aérea dedicada a la aviación general con mayor crecimiento de la Región Metropolitana y posiblemente de Chile.

    Fotografía – MOP
    Fotografía – MOP

    Fotografía portada – Ricardo J. Delpiano

    Destacados

    Noticias Relacionadas

    EnglishFrenchPortugueseSpanish