More

    Avianca espera mayores eficiencias en su red regional tras acuerdo con Easyfly y nuevo modelo de negocios

    Unión hace la fuerza. Así dice el popular dicho que en el mercado aéreo colombiano se comienza aplicar luego de que Avianca firma una alianza de código compartido con Easyfly. La estratégica movida busca a generar eficiencias en el corto plazo, pero también pretende reducir el impacto que le viene produciendo a la principal línea aérea de Colombia el crecimiento alcanzado por la línea aérea regional.

    Easyfly es un interesante operador regional en Colombia. Con una flota creciente de 17 aeronaves (12 ATR 42 y cinco ATR 72) es una de las líneas aéreas con mayor avance en el país sabiendo explotar su mercado de nicho. Tal es su impacto, que Avianca crea en su momento la división Express utilizando su flota de ATR 72-600 para competir directamente con esta línea aérea, al igual que con la estatal SATENA, ambas con operación en Medellín (EOH) y en términos generales con una operación considerable en la zona occidental de Colombia.

    Sin embargo, la necesidad de reestructuración por las deudas que acumula más la reorganización que impone el Capítulo 11 fuerzan a cambiar la estrategia. Reconociendo los éxitos de su competidora, ambas compañías firmas esta alianza que le permitirá a Avianca ofrecer 20 destinos nacionales en una primera etapa.

    Desde Bogotá hacia las ciudades de Barrancabermeja, Yopal, Florencia, Mitú, Manizales, Neiva, Popayán, Puerto Asís, San José del Guaviare, Quidbó y Villavicencio. Desde Arauca hacia Bucaramanga, Bogotá y Cucutá, mientras que desde Cali hacia Neiva, Pasto, Tumaco, Quiddó, Villavivencio y Guapi.

    La red integrada de las dos compañías permitirá incrementar la conectividad al interior de Colombia a través del aporte que hace Avianca con sus vuelos domésticos e internacionales, ya que los pasajeros con un solo boleto pueden viajar por ambas líneas aéreas de manera sencilla y eficiente. Easyfly se beneficia de la sociedad con una mayor visualización en el país y en especial en el extranjero.

    “La alianza con Easyfly, un operador experto en aviación regional, sin duda complementará la oferta de servicios de Avianca al seguir uniendo las regiones en flota turbohélice en aquellos aeropuertos dispuestos para este tipo de aviones”, expresa Julián Laverde, vicepresidente de Operaciones de Red y Aeropuertos de Avianca.

    Fotografía - Nicolás Sánchez

    Desde Easyfly, celebran el acuerdo como una especie de reconocimiento al crecimiento alcanzado que refleja también un trabajo bien hecho, apostando por los mercados de nicho aprovechando las oportunidades únicas del mercado colombiano. “Easyfly mantiene su vocación de conectar a las regiones más apartadas de Colombia, llevando a través del transporte aéreo oportunidades de salud, educación y negocios”, sentencia Alfonso Ávila, presidente de Easyfly. “Sabemos que con esta alianza los grandes beneficiados serán nuestros pasajeros, quienes contarán con la opción de conectar más fácil a destinos nacionales e internacionales, mientras paralelamente se impulsa el clima de reactivación económica en las regiones”.

    A la fecha, Easyfly opera una red de 52 rutas dentro de Colombia con una cobertura de 85% o superior en los distintos Departamentos administrativos del país. A medida que se incremente capacidad, la compañía espera continuar reforzando los servicios ya sea en las actuales rutas que podrían ver una mayor demanda producto del acuerdo con Avianca como con el aporte de otras nuevas. “Seguimos comprometidos con ofrecer un servicio de calidad en las regiones”, añade Ávila.

    Con el acuerdo de código compartido, el proyecto de Avianca Express cambia su esencia, aunque en la práctica significa su término. La propia compañía está solicitando operar al menos nueve rutas con equipos de la familia Airbus A320 en lugar con los ATR 72-600 integrándolos completamente a la operación de Avianca. Se trata de un proceso de simplificación que está en línea con los cambios operativos y comerciales que Avianca está realizando con miras a generar más eficiencias en toda su red.

    Aprovechando sus políticas de estímulo a la demanda, la introducción de la familia A320 en rutas regionales, en especial el A319, permitirá incrementar la oferta en cada uno de los destinos. Para tal propósito, Avianca trabaja con las autoridades para asegurar que algunos aeropuertos cuenten con la infraestructura y equipamiento necesario para atender aviones de mayor capacidad. En aquellos que sea complejo, la operación puede continuar a través de la alianza con Easyfly y los ATR-72.

    El objetivo de Avianca es duplicar la oferta en todos sus destinos. La utilización de aviones de mayor capacidad en destinos de baja demanda es una estrategia aplicada con éxito por otras líneas aéreas en los Estados Unidos y en la propia América Latina, tal como ocurre con United y LATAM que en los último tres años introducen equipos de menor capacidad como los A319 en tramos secundarios para estimular la demanda. La ruta Bogotá – Ipiales es la primera de este nuevo esquema de operación.

    “Avianca reafirma su compromiso decidido por seguir fortaleciendo la conectividad en Colombia, con la operación de aviones Airbus A320 con más de 100 sillas. De esta manera podremos ofrecer más capacidad en las regiones donde sea posible ejecutar dicha operación”, dice Laverde.

    Sin una mayor necesidad, el futuro de la flota ATR 72-600 tiene sus días contados. Avianca señala que su flota de pasillo único estará basada en la familia A320, la cual está siendo sometida en tiempo récord a un proceso de retrofit que permitirá incrementar en un 20% la oferta de asientos por avión. Pese a ello, la compañía todavía no oficializa la salida de sus turbohélices probablemente a la espera de llegar acuerdo con los sindicatos por el impacto que podría tener en las fuentes de trabajo.

    Fotografía portada - Avianca

    Destacados

    Noticias Relacionadas