More

    Estados Unidos abre fronteras a pasajeros completamente vacunados a partir de noviembre

    Tal como se anuncia en septiembre, los Estados Unidos eliminará todas las restricciones de viaje marcando un paso importante al retorno de la normalidad, aunque no para todos. Desde el 08 de noviembre se permitirá la entrada al país por vía aérea, marítima o terrestre a aquellas personas que cuenten con su esquema de vacunación completo contra el COVID-19. Para aquellos que no lo posean, se advierte que “generalmente” se le prohibirá la entrada. No se especifica si existirán mecanismos alternativos.

    De acuerdo con lo informado por la Casa Blanca, las vacunas consideradas corresponden a todas las aprobadas por la Administración Federal de Alimentos y Drogas (FDA, por sus siglas en inglés) como las autorizadas por la Organización de Mundial de la Salud (OMS) para uso de emergencia. De esta manera, la consideración de las vacunas Pfizer – BioNTech, Janssen Johnson & Johnson, Moderna, AstraZeneca, Sinopharm y Sinovac, favorece la entrada a los Estados Unidos a millones de personas en todo el mundo, lo que representa un verdadero estímulo para la reactivación del transporte aéreo, incluyendo mercados importantes como Europa, China, India, México y Brasil, entre, otros. Personas vacunadas con Cansino o Sputnik V no podrían viajar a los Estados Unidos.

    Bajo el nuevo sistema, las personas completamente vacunadas que posean una prueba negativa para COVID-19 con tres días de anticipación se les permitirá embarcar en los vuelos hacia los Estados Unidos. Los ciudadanos estadounidenses que no estén vacunados también pueden viajar, pero sujetos a una prueba negativa de COVID-19. Exceptuando las prohibiciones vigentes para ciertos países, el sistema de admisión a los Estados Unidos no cambia de manera muy significativa respecto a la situación actual.

    Las líneas aéreas celebran el término parcial de las restricciones. Se espera que en las próximas semanas, distintas compañías anuncien planes de expansión, proceso que ya comienza con los anuncios realizados en la semana por United Airlines para el mercado del Atlántico Norte.

    Precisamente, el sector viene buscando la apertura de esas rutas desde mayo con el fin de aprovechar la pasada temporada de verano para impulsar la reactivación. Sin embargo, la falta de decisiones políticas por parte de la administración Biden, que incluso generan la revisión de la apertura desde la Unión Europea, postergan los intentos de reactivar. Las proyecciones indican que en la temporada 2022 debería registrarse un fuerte crecimiento de los viajes, especialmente a través del Atlántico Norte, donde están las rutas más lucrativas. Se menciona que incluso podrían superar los niveles de demanda de 2019.

    Si bien la decisión de los Estados Unidos es un paso importante, para la industria aérea todavía existen puntos pendientes como resolver la situación de las personas no vacunadas puedan volver a tener la libertad de viajar, así como también aquellas que lo están con dosis de otros fabricantes. Como muchas de otras medidas aplicadas durante la pandemia, las decisiones tienen un componente más político que sanitario.

    Fotografía portada - Chicago Airport

    Destacados

    Noticias Relacionadas