More

    LATAM solicita extensión del periodo de exclusividad para presentar su plan de reorganización

    Finalmente, LATAM Airlines Group hace uso de su facultad para solicitar a la Corte del Distrito Sur de Nueva York la extensión del periodo de exclusividad para presentar el plan de reestructuración hasta el 26 de noviembre. Según la compañía solicitud apoya la continuidad de los avances en las negociaciones con diversas partes interesadas.

    Actualmente, el periodo de exclusividad para presentar dicho plan es hasta el 15 de octubre. Tal como se ha informado con anterioridad, la solicitud de extensión es una alternativa habitual contemplada dentro del proceso.

    A través del Capítulo 11, las filiales podrán redimensionar sus operaciones y adecuarlas al nuevo entorno de demanda y reorganizar sus balances financieros, permitiéndoles resurgir como negocios más ágiles, eficientes y sostenibles para una nueva etapa post pandemia. La mayor línea aérea latinoamericana busca emerger una estructura más flexible que le permita atender distintos escenarios y ciclos económicos.

    La extensión del plazo se da en la semana en la que la compañía decide no considerar la propuesta del banco de inversión Moelis & Company, la cual se hace pública tras la finalización del periodo de confidencialidad acordado entre LATAM y los oferentes de la misma.

    Junto con recibir otras propuestas, LATAM continúa negociando con todas las partes interesadas para acordar los términos de un plan de reorganización y financiamiento que le permite emerger con éxito de su reorganización bajo el Capítulo 11 en cumplimiento de todas las leyes aplicables tanto en Estados Unidos como en Chile. A su vez, indica que contempla convocar a sus accionistas a una junta extraordinaria de accionistas cuando corresponda según el avance de las negociaciones que hoy se encuentran en curso.

    En el marco de Capítulo 11, la compañía tiene derechos de exclusividad para presentar un plan de reorganización. Si se vence el plazo, la fórmula Deudor en Posesión (DIP, por sus siglas en inglés) que hace que los inversionistas tengan el control permite que otros acreedores puedan presentar por su parte sus planes de reestructuración si así lo estiman conveniente.

    Fotografía portada - Ricardo J. Delpiano

    Destacados

    Noticias Relacionadas