More

    Proyecto Defiant X avanza como futuro helicóptero de asalto para el Ejército de los Estados Unidos

    Marcando un paso decisivo en el programa, Boeing y Sikorsky anuncian durante septiembre que han completado y presentado la propuesta de su helicóptero de última generación para competir en el programa Futura Aeronave de Asalto de Largo Alcance (FLRAA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos. Iniciado por el Ejército de ese país, busca identificar a los fabricantes para desarrollar nuevos helicópteros militares, específicamente para reemplazar a los UH-60 “Black Hawk”.

    Defiant X corresponde a la versión mejorada del SB>1 Defiant desarrollada por Boeing y Sikorsky durante el programa de Demostración Tecnológica Multipropósito Conjunta (JMR-TD) también del Ejército estadounidense. Por consiguiente, ambos fabricante logran una cierta ventaja en la competencia por adjudicarse el FLRAA.

    La propuesta conjunta compite con el V-280 “Valor” de Bell, una aeronave de rotor basculante altamente avanzada. Sin embargo, este proyecto se ha visto demorado después de más de tres años de pruebas y recopilación de datos, liberando camino para el proyecto de helicóptero avanzado que desarrollan sus competidores. A la fecha, pruebas de vuelo certifican que el Defiant puede alcanzar velocidades de hasta 230 nudos en fase de crucero.

    En este contexto, por su velocidad, maniobrabilidad, potencia y adaptación a cualquier tipo de entorno extremo, Defiant X aparece como la propuesta más clara de reemplazo del UH-60 “Black Hawk”. Fabricado a principios de la década de 1970, está en servicio desde junio de 1979 y desde entonces, sus más de veinte variantes, satisfacen distintas necesidades en misiones militares y civiles.

    En distintas ocasiones, el Ejército de los Estados Unidos manifiesta la necesidad de contar con una aeronave de ala rotatoria de mayor velocidad que las existentes. En julio, publica una solicitud formal en el programa FLRAA donde manifiesta la necesidad de contar con un helicóptero altamente avanzado.

    El diseño del Defiant X destaca por tener una nariz más puntiaguda, una reubicación de la salida de escape del motor para reducir los niveles térmicos y la capacidad de detección, una remodelación completa del fuselaje lateral y un estabilizador vertical en forma de “V”. Una de sus principales características es su rotor coaxial considerado para realizar maniobras a muy baja altura y despegues de manera expedita, aspectos fundamentales en las misiones de asalto y combate o sobrevuelos en territorios hostiles. En la industria, indican que este sistema permite una mayor estabilidad y velocidad en zonas de difícil acceso.

    El Ejército de los Estados Unidos espera que el proyecto resultante de FLRAA esté en servicio hacia 2030. Para ese año, está previsto el retiro de los UH-60 después de más de cincuenta años.

    Fotografía portada - Sikorsky

    Destacados

    Noticias Relacionadas