More

    Leonardo utilizará un Boeing 757 modificado como laboratorio aéreo

    Con el fin de desarrollar una serie de tecnologías para el programa Futuro Sistema Aéreo de Combate del Reino Unido y de sus socios internacionales previsto para 2035, Leonardo firma un acuerdo con 2Excel para utilizar un Boeing 757-200 como parte del programa de ensayos de vuelo Tempest. Utilizándolo como un laboratorio aéreo, las compañías probarán nuevas tecnologías de sensores y comunicaciones futuristas junto a un equipo de científicos e ingenieros.

    Llamado "Excalibur" en honor a la legendaria espada del Rey Arturo, el B757-200 se está modificando para complementar el enfoque de transformación “digital primero” que los socios del equipo Tempest están adoptando con respecto a las pruebas y la evaluación de la electrónica de próxima generación. El objetivo es proporcionar el entorno del mundo real necesario para las últimas etapas de desarrollo de los sensores más complejos, los efectos no cinéticos y las comunicaciones.

    La aeronave estará disponible para eliminar el riesgo de la tecnología que se está desarrollando para el programa de combate británico. Asimismo, podría usarse para complementar el desarrollo de tecnología sin tripulación, actuando como un centro de control para el ensayo de nuevas plataformas.

    El último contrato de trabajo de Leonardo y 2Excel fue de 2 años para la fase de diseño y concepto de aviones para pruebas de vuelo (FTA, por sus siglas en inglés). En esa etapa, los socios evaluaron la idoneidad de un avión comercial como banco de pruebas y modelaron digitalmente algunas de las modificaciones propuestas, incluidos cambios significativos en la sección de la nariz. El nuevo contrato cubre el trabajo preparatorio en el avión real adquirido por 2Excel y permitirá que el trabajo de desarrollo continúe ágilmente.

    Leonardo, forma parte del equipo Tempest y es el líder de los efectos no cinéticos y de detección integrada, así como de su sistema de comunicación. Por muchos años, la compañía trabaja con éxito con 2Excel en el ensayo de tecnologías avanzadas bajo escenarios completos para desarrollar equipos de radar y guerra electrónica. Los objetivos del trabajo conjunto es adoptar un enfoque más ágil y transformados para reducir los costos y tiempo en la construcción de un nuevo avión de combate.

    Se espera que el B757 sea utilizado como un banco de pruebas para los equipos y reduzca los riesgos del programa. Además, se considera su uso en distintos ensayos de vuelo tanto en el Reino Unido como en otros países.

    El concepto y la fase de diseño del FTA se consideran para el diseño del esquema inicial Excalibur, incorporando los requisitos de Leonardo para la colocación de sensores y equipos de soporte tanto interna como externamente en la aeronave. Para ello, se contemplan requisitos de tamaño, peso y potencia de la tecnología que se llevaría a bordo, además de aspectos como la provisión de servicios necesarios de energía, sistema de enfriamiento, estantes, estaciones de observación, computadores y registro de datos. También se aplican modificaciones externas como una nueva sección de nariz para realizar análisis del impacto aerodinámico y estructural de la aeronave.

    Durante los próximos 12 meses, continuarán los trabajos de diseño más detalladas sobre la instalación del equipo Tempest y detallando el programa de pruebas de vuelo. Leonardo y 2Excel indican que estudiarán, inspeccionarán y confirmarán las soluciones de instalación propuestas. Además, Excalibur tendrá un ajuste significativo del equipo bajo prueba, incluida una "cabina representativa" en la sección central de fuselaje. La instrumentación de prueba de vuelo se instalará antes de las pruebas de vuelo de referencia, requeridas para la certificación futura de la aeronave modificada.

    El B757-200 pertenece a 2Excel tras adquirirlo con el fin de realizar pruebas de vuelo. Los trabajos de adaptación se están realizando en las instalaciones de ingeniería aeronáutica de la compañía en Lasham, Hampshire. El avión puede transportar una carga útil de 28 toneladas (o más de 14,5 toneladas a máxima capacidad de combustible) y operar a 42.000 pies hasta Mach 0.86 y velocidad crucero de 0.8 MACH. Con una carga útil completa es de 3.900 millas náuticas (7.222 kilómetros) con una autonomía de aproximadamente ocho horas.

    Fotografía portada - Leonardo

    Destacados

    Noticias Relacionadas