More

    Bombardier presenta el Challenger 3500 como nuevo avión corporativo sostenible

    Presentado recientemente en Montreal, Bombardier lanza al mercado el Challenger 3500 su nueva propuesta de avión corporativo. Se trata de una evolución de la versión anterior 350 que con el uso de tecnología y materiales de última generación, ofrece a los clientes un transporte aéreo sostenible para rutas medias.

    “Estamos encantados de lanzar un jet de negocios que cuenta con todos los elementos más vendidos de la plataforma Challenger: rendimiento impresionante, confiabilidad constante, conducción excepcionalmente suave, al tiempo que mejora la experiencia de cabina para nuestros clientes”, comenta Éric Martel, presidente y CEO Bombardier. “Aprovechando el éxito de la incomparable cabina del Global 7500, el Challenger 3500 prioriza lo que más valoran nuestros clientes: una experiencia de cabina verdaderamente excepcional”.

    Configurado para ocho pasajeros, el Challenger 3500 ofrece una cabina inteligente y sostenible para brindar comodidad y funcionalidad al viajero. Una de las propuestas es la disponibilidad de incluir un nuevo tipo de asiento, denominado Nuage por Bombardier en un avión de su categoría. Además, cuenta con una mejor presurización de cabina reducida que mejora en un 31% el ambiente interior viajando a 41.000 pies en comparación con el 350.

    En cuanto a tecnología, la nueva aeronave cuenta con innovaciones como una cabina de mando controlada por voz para administrar sistemas de iluminación, temperatura y entrenamiento, lo que contribuye a reducir la carga de trabajo del piloto para que este se concentre en aspectos fundamentales de la operación del avión. También incorpora un sistema de aceleración automático.

    Como parte del enfoque sostenible, el Challenger 3500 introduce una “aplicación ecológica” desarrollada por SITA denominada eWAS OptiFlight que ofrece a los pilotos distintas alternativas para reducir el consumo de combustible y las emisiones de carbono. Para la empresa de soluciones tecnológicas de aviación, la nueva aeronave refleja parte de los compromisos de la industria con el medioambiente.

    El sistema eWAS ayuda a los pilotos a optimizar los perfiles de vuelo para maximizar la eficiencia del consumo de combustible, reducir las emisiones de carbono y mejorar el conocimiento de la situación. Para ello proporciona pronósticos meteorológicos en 4D más precisos y actualizaciones en tiempo real desde varias fuentes de información permitiendo evitar con mayor precisión tormentas, turbulencias, vientos en contra, posibilidad de hielo o cenizas volcánicas.

    Por su parte, el software OptiFlight ayuda a ahorrar combustible y reducir las emisiones de CO2 durante las tres fases de vuelo: ascenso, crucero y descenso. La acción principal del programa está en el ascenso por ser la fase de vuelo que consume más combustible y luego en crucero, proporcionando información para llegar a tiempo con el mejor ahorro de combustible posible para cada nivel de vuelo.

    Con base en los datos recopilados, SITA indica que en cada vuelo es posible ahorrar entre un 5% y 6% de combustible en el ascenso sin afectar la seguridad del vuelo o la comodidad de los pasajeros. Sólo esa reducción podría disminuir las emisiones de CO2 en varios miles de toneladas y reducir los costos operativos en varios millones de dólares. Estima que se podrían evitar 5,6 millones de toneladas de CO2 en la atmósfera.

    “El nuevo avión Challenger 3500 fue diseñado para reflejar lo que los clientes necesitan y quieren en un avión corporativo: rendimiento y confiabilidad reconocidos de la familia de aviones Challenger, experiencia de cabina excepcional y diseño sostenible”, dice Elza Brunelle-Yeung, directora Senior de Productos y servicios del mercado de accesorios de Bombardier. “Gracias a los esfuerzos de colaboración de proveedores como SITA, las nuevas ofertas del avión Challenger 3500 resaltan aún más el firme compromiso de Bombardier con los esfuerzos de sostenibilidad de nuestra industria”.

    Respecto a la aplicación eWAS OptiFlight, Sébastien Fabre, CEO de SITA for Aircraft, señala que es posible reducir costos e impacto ambiental, sin afectar la seguridad y hacer que los vuelos sean más confortables. “El hecho de que estas soluciones estén ahora disponibles en un jet de negocios por primera vez demuestra cuán importante es el aprovechamiento de la tecnología para hacer que nuestros cielos sean más respetuosos con el medio ambiente”, dice.

    Siguiendo el enfoque ambiental el Challenger 3500 es el primer avión corporativo de rutas medias en contar con una Declaración de Producto Ambiental (EPD, por sus siglas en inglés), la misma que Bombardier incorpora para el Global 7500. El EPD certifica que la aeronave está construida con un enfoque sostenible lo que incluye todos los materiales y equipamiento aportado por sus proveedores.

    Bombardier espera realizar las primeras entregas del Challenger 3500 a mediados de 2022. Hasta ese entonces, realizará una serie de pruebas de vuelo utilizando combustibles sostenibles de aviación (SAF) a través de un programa desarrollado por World Fuel Services. Se espera que los ensayos también contribuyan a respaldar el uso de los SAF en las operaciones aéreas cuando el avión entre en servicio.

    Considerando el término de la producción del Learjet, la necesidad de reemplazo de otras aeronaves más antiguas y menos eficientes, el éxito del programa Challenger, más el crecimiento de la aviación corporativa previsto para los próximos años, el fabricante canadiense anticipa un éxito de ventas de su nueva aeronave. El principalmente mercado al que apunta es al de Norteamérica, aunque destacan que el nuevo Challenger 3500 puede operar en cualquier región del mundo.

    De acuerdo con las especificaciones, el nuevo avión puede operar rutas sin escalas de 3.400 millas náuticas (6.296 kilómetros) conectando pares de ciudades como Los Ángeles – Honolulu, Londres – Dubái o rutas a través del Atlántico Norte, saliendo incluso de aeropuertos con pistas cortas como Aspen, Londres City o Lugano en Milán. Posee una confiabilidad de despacho de 99,8% y la preparación del vuelo puede realizarse en tan sólo siete minutos.

    Fotografía portada - Bombardier

    Destacados

    Noticias Relacionadas