More

    Aeroméxico solicita extender plazo para presentar su plan de reorganización

    Nuevamente, Grupo Aeroméxico solicita ante la Corte del Distrito Sur de Nueva York una extensión del plazo para presentar su plan de reorganización en el marco del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos. De acuerdo con la solicitud, el nuevo plazo tendría como fecha límite el 08 de octubre y dispondría de un periodo hasta el 08 de diciembre para ser votado.

    La extensión del plazo es la cuarta prórroga que solicita Grupo Aeroméxico y responde a las limitaciones encontradas en el financiamiento obtenido y la opción de sus acreedores de convertir parte del crédito en acciones. La línea aérea señala que la entrega de los materiales de valoración final es un requisito previo necesario para presentar el plan de reorganización.

    En la tercera ocasión, ocurrida en junio, la compañía azteca presenta una petición para extender el plazo en 122 días para presentar su plan de reestructuración y otros 120 días para la votación de su plan. Sin embargo, la Corte sólo autoriza una extensión de 75 días lo que obliga a la línea aérea a presentar su plan el 08 de septiembre y votarlo el 08 de noviembre.

    El Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos, permite a las empresas solicitar cuantas extensiones consideren necesarias, siempre y cuando, no excedan el límite de 180 días previos para presentar su plan de reorganización. Anteriormente, otras líneas aéreas que se acogen a este proceso como Avianca (en el proceso anterior), Frontier, Delta o United hacen uso de estas facultades con sus respectivas aprobaciones.

    Para salir adelante del proceso, Aeroméxico obtiene de parte de sus acreedores un financiamiento preferencial garantizado por US$1.000 millones. Este monto debe ser desembolsado en dos tramos. El segundo de estos -que corresponde al de mayor monto por US$800 millones- es el que genera limitaciones porque los acreedores deben decidir entre convertir la deuda en acciones al término del proceso de reestructuración o realizar el cobro del aporte. La compañía reconoce una falta de consenso sobre el precio de conversión.

    El Comité de Acreedores no Asegurados señala que aún tiene diversas preocupaciones con respecto al proceso de financiamiento de salida de la aerolínea. “El Comité, como fiduciario de todos los acreedores no asegurados, se ha enfocado en obtener una salida que maximice el valor para todos los acreedores de la compañía y asegure que Aeroméxico emerja de la bancarrota como una aerolínea fuerte y viable”, indican.

    Fotografía portada - Alfredo Vera

    Destacados

    Noticias Relacionadas