More

    LATAM presenta plan de negocios para salir del Capítulo 11

    Pese a que la compañía estudia posterga la presentación de su plan de negocios en casi un mes, al último día antes del vencimiento del plazo, LATAM Airlines Group presenta a la Corte del Distrito Sur de Nueva York su plan de negocios para salir del Capítulo 11. Se trata de una de las etapas finales antes de la presentación de su plan de reorganización y es la segunda línea aérea latinoamericana, después de Avianca, en presentarlo.

    Marcado por una recuperación más lenta de la demanda en la región, el plan de negocios de LATAM está proyectado hacia 2024, año en el que considera recuperar los niveles de capacidad, medida en asientos disponibles por kilómetro (ASK, por siglas en inglés) de 2019. El horizonte indicado coincide con las estimaciones globales de recuperación señalados por la industria aérea.

    Hacia 2026, la empresa proyecta crecer en torno a un 7% respecto a 2019. El resultado considera la recuperación total de los mercados domésticos e internacionales los que debieran ocurrir en 2022 y 2024, respectivamente. Como se menciona, estas proyecciones están también en línea con las perspectivas generales globales.

    Los grandes mercados domésticos en la región, Brasil y Colombia, principalmente, serán los que impulsen la recuperación operacional, aunque también se esperan aportes importantes de Ecuador, el Perú y Chile. La reactivación y posterior recuperación internacional en rutas medias como de larga distancia sigue afectada por las restricciones que colocan los Gobiernos. El horizonte indicado por la empresa sugiere que no se esperan cambios significativos que puedan catalizar una recuperación más rápida, al menos a fecha de hoy.

    LATAM estima que en los próximos dos años a dos años y medio (2024) debiera volver a la rentabilidad. Hacia 2026, el plan de negocios contempla un aumento del resultado operacional del 78% en comparación con los niveles pre-pandemia. Los ingresos totales aumentarían 13% a ese año y los de pasajeros crecerían un 8% mientras que los de carga alcanzarían un incremento de 59%, todos respecto a 2019. La compañía proyecta un margen operacional (EBIT) de un 11,2% en 2026, el más alto desde 2010.

    Entre los factores que determinan el plan de ajustes están la generación de eficiencias internas, la transformación digital, renegociación de acuerdos con todos los proveedores y la reestructuración de la flota. Estas acciones están estimadas en ahorros por sobre los US$900 millones anuales.

    Por la simplificación de la flota, los costos por este ítem alcanzan al 40% de ahorros anuales de caja respecto 2019. En esa línea, la compañía espera mejorar el costo por asiento kilómetro recorrido (CASK) ex combustible que antes del impacto de la inflación, se estima en US$3,3 centavos en 2024. A fecha de hoy, la mayor línea aérea latinoamericana logra variabilizar sus costos desde un 65% en 2019 a un 80% en 2021-2022, lo que le permitirá una mejor adaptación a la recuperación no-lineal de la demanda.

    Uno de los objetivos que persigue LATAM tras la crisis del COVID-19 es contar con una estructura más sencilla, pero fortalecida que le permitan enfrentar futuros escenarios adversos en el futuro. Si bien la intención no es ser una compañía de bajo costo y tarifas bajas (LCC) si apunta a una estructura simple y con un “efecto acordeón” que permitan crecer u contraerse según corresponda. En ese sentido, la variabilidad de los costos es fundamental.

    “A pesar de la dramática crisis que hemos enfrentado, hemos aprovechado al máximo nuestra reestructuración, no solo volviéndonos sustancialmente más eficientes sino también consolidando una mejor propuesta de valor para los clientes, lo que ha sido reafirmado por el gran interés que hemos recibido en proporcionar financiación de salida”, señala Roberto Alvo, CEO de LATAM Airlines Group.

    Fotografía - LATAM

    Nuevos financiamientos

    LATAM se encuentra negociando con varios grupos de interés para acordar un plan de reorganización y de salida para emerger exitosamente del Capítulo 11 en cumplimiento de todas las leyes aplicables. En esa línea, la empresa desarrolla y coloca a disposición información no pública para las partes interesadas bajo acuerdos de confiabilidad, aunque para casos específicos se realiza una emisión de hechos esenciales en Chile y la presentación de los formularios 6-K en los Estados Unidos.

    Para detallar su plan de reestructuración, el material incluye proyecciones a cinco años y una estimación inicial con escenarios variables, por aproximadamente US$8 mil millones en el escenario bajo (US$14,2 mil millones incluyendo reclamos intercompañía) y US$9,9 mil millones en el escenario alto (US$16 mil millones incluyendo reclamos intercompañía).

    Como parte de estas negociaciones, el mayor grupo aeronáutico de la región presenta una propuesta de estructura indicativa para su reorganización por US$5 mil millones de financiamiento de capital y contempla un plan consensuado entre los grupos de interés que incluye, entre otras cosas, el compromiso de ciertos derechos, por parte de éstos, además del cumplimiento tanto del Código de Quiebras de Estados Unidos como de la ley chilena.

    Según señala LATAM, se reciben diversas propuestas de financiamiento y capital de salida no vinculantes así como de reestructuración de sus acreedores principales y sus accionistas mayoritarios. Cada propuesta contempla recaudar más de US$5 mil millones a través de la emisión de nueva deuda y capital en LATAM Airlines Group S.A., que sería respaldada por las partes que hacen la propuesta. Además, en cada propuesta, los proponentes contemplan que si ésta es aprobada e implementada, ello resultaría en una dilución sustancial de las acciones actualmente existentes de LATAM Airlines Group S.A.

    “LATAM continuará discutiendo las propuestas con los proponentes y otras partes interesadas, algunas de las cuales han acordado permanecer bajo acuerdos de confidencialidad. LATAM busca asegurar que cualquier estrategia de salida le permita emerger con una estructura de capital robusta, liquidez adecuada y la capacidad de ejecutar exitosamente su plan de negocios. Cualquier plan se implementará de acuerdo con los requisitos aplicables del Código de Quiebras de los Estados Unidos y la ley chilena”, declara la línea aérea indicando que mantendrá informados a sus accionistas y al mercado sobre el avance de los procedimientos del Capítulo 11.

    Al 31 de julio de 2021, LATAM reporta una liquidez de aproximadamente US$1,9 mil millones, que considera US$1,1 mil millones en efectivo y US$800 millones de financiamiento DIP (Debtor in Possesion) no girado. El financiamiento existente del DIP prevé un posible tercer tramo adicional (Tramo B) de financiamiento garantizado de hasta US$750 millones, además de las líneas existentes de US$1.300 millones del Tramo A y US$1.150 millones del Tramo C, cuyos fondos no han sido completamente girados a la fecha.

    Dadas las actuales condiciones favorables del mercado, LATAM está solicitando manifestaciones de interés de potenciales prestamistas para proporcionar una línea de crédito bajo el Tramo B. Añade que considerará propuestas para determinar si puede acceder a fondos a una tasa más competitiva que con las líneas de crédito existentes de los Tramos A y C.

    “Emergeremos de este proceso como un grupo de aerolíneas altamente competitivo y sostenible, con una estructura de costos muy eficiente, cuidando la conectividad inigualable que ofrece LATAM en los mercados que atiende”, puntualiza Alvo.

    Fotografía portada - Alfredo Vera

    Destacados

    Noticias Relacionadas