More

    Lockheed Martin impulsa el empleo con el aumento de fabricación de piezas para el F-16

    Como parte de una política país de impulsar la economía a través de la industria de la defensa, Lockheed Martin anuncia que incrementará los puestos de trabajo en las instalaciones de Johnstown, Pensilvania. La acción se enmarca en un aumento de la producción de partes para el caza F-16.

    Según estimaciones de Lockheed Martin, el incremento de la producción generará alrededor de 80 nuevos empleos directos en la ciudad lo que supone un positivo impacto en su economía. Para incrementar los trabajos y albergar a los nuevos trabajadores, la compañía considera arrendar un nuevo edificio.

    Las contrataciones en Pensilvania están previstas este año. Sin embargo, la mayor parte de los nuevos empleos están previstos para 2022. Actualmente, 400 personas trabajan en Johnstown y su actividad permite aportar más de US$42.000 a organizaciones y pequeños negocios locales, según estimaciones a 2020.

    Según el fabricante, la justificación para incrementar la producción de partes responde a que continúa viendo una demanda de nuevos F-16 en todo el mundo para los próximos años. Por lo mismo, se requiere aumentar el ritmo de fabricación de piezas adicionales para asegurar los actuales calendarios de entrega y los que puedan establecerse en el futuro.

    “La selección de Johnstown para este nuevo trabajo refleja la fuerza laboral altamente calificada en el área, un récord de producción de calidad y el espacio disponible para expandirse”, dice Wayne Davis, director del sitio Johnstown de Lockheed Martin. “Estamos orgullosos de hacer crecer nuestra presencia en Johnstown y contribuir a la aceleración de puestos de trabajo”.

    Las partes del F-16 que se producen en Johnstown incluyen cubiertas de acceso al motor, tomas de aire, tanque de combustible F-1, entre otras. Una vez finalizadas, las partes de envían a Greenville, Carolina del Sur, para su ensamblaje final y su integración en la línea de producción del F-16. Estas actividades suman al trabajo de componentes del caza que se realiza actualmente en Johnstown.

    Además de fabricar piezas para el F-16, en la instalación de Johnstown también se proporcionan partes y servicios para los cazas F-22 y F-35, así como para las distintas versiones del C-130 “Hercules”.

    Fotografía portada - Simón Blaise

    Destacados

    Noticias Relacionadas