More

    Aerovías DAP valora anuncio de protocolos del turismo antártico

    Pese a que la población chilena y residente sigue sometida a numerosas restricciones de viaje y de normal ingreso al país, Aerovías DAP hace una valoración positiva del anuncio del Gobierno de Chile respecto a los protocolos de turismo antártico. En un comunicado, la compañía califica las medidas como “una excelente noticia” y es la primera de las líneas aéreas en pronunciarse al respecto.

    Tania Pivcevic, gerente de Marketing de Grupo DAP, asegura que la reactivación del turismo antártico es una excelente noticia para Magallanes y enfatiza que la apertura es un plan piloto como especie de “corredor burbuja”. “Este es un primer paso, que le traerá beneficios muy significativos a la región; un primer paso muy importante también hacia una apertura mayor”, dice.

    Desde su perspectiva, dice que hay varias compañías que manifiestan interés en utilizar Punta Arenas y Puerto Williams como puerta de entrada a la Antártida. Una de las empresas que menciona es Silversea que pretende operar cruceros para un máximo de 100 pasajeros con 14 zarpes en total desde Punta Arenas y Puerto Williams.

    Los protocolos para el turismo antártico definidos por la administración de Sebastián Piñera son selectivos y benefician principalmente a viajeros extranjeros con alto poder adquisitivo. En la práctica también podrían ser adquiridos por chilenos de similares condiciones económicas. Son estos grupos los únicos con recursos que les permiten cumplir las medidas impuestas como traslados a Punta Arenas en aviones privados y cuarentenas obligatorias en hoteles sanitarios antes de embarcarse en los cruceros, entre otras medidas. Precisamente, Silversea es una compañía con sede en el principado de Mónaco dedicada exclusivamente a cruceros de lujo.

    El apoyo a los protocolos del turismo antártico por parte de Aerovías DAP se entiende porque favorece directamente a una de sus líneas de negocio como son los vuelos chárter hacia y desde Antártida como a otros puntos del país y la atención que da a los turistas extranjeros que llegan con los cruceros. Todos sus programas al continente blanco son administrados por DAP Antártica y operados por Antartic Airways están dirigidos a segmentos muy específicos con valores que parten desde los US$5.500 por persona, según consta en su tarifario, que habitualmente son adquiridos por un turismo Premium y selectivo. Considerando los extensos periodos de cuarentenas y restricciones en Magallanes y la Antártida Chilena, la activación del turismo antártico es vista como una oportunidad para reactivar.

    A diferencia de otras líneas aéreas chilenas, Aerovías DAP no participa del proceso de democratización del transporte aéreo en el país. Su modelo de negocios está dedicado a segmentos de nicho como son los vuelos chárter a operadores privados, a la gran minería o los servicios aéreos a la Antártida y el tráfico de pasajeros regular en la Región de Magallanes.

    Si bien la activación del turismo antártico puede ser considerado una buena noticia, crea una serie de contradicciones en lo que respecta a la perspectiva de riesgo que el gobierno chileno comunica y a los protocolos sanitarios impuestos en el control de las fronteras. En ese contexto, y tal como menciona Aero-Naves, si la justificación del cierre de las fronteras está en el potencial contagio que representan las personas procedentes del extranjero, surge la interrogante por qué son sólo algunas que estando en igualdad de condiciones (vacunados, por ejemplo) no son riesgosas y el resto si lo son. La situación no es aclarada por las autoridades y repite arbitrariedades que ocurren en otros casos calificados como especiales. Uno de los puntos más cuestionados está en la abierta discriminación que las autoridades hacen la población nacional y residente, así como a los extranjeros que por distintos motivos necesitan ingresar al país.

    Con un extensivo cierre de fronteras y restricciones que son puestas en duda para el ingreso al país, Chile continúa sin reactivar la demanda internacional y también limita oportunidades de crecimiento dentro del país. Adicionalmente, la falta de una “hoja de ruta” para reactivar y una constante improvisación en los anuncios impiden una adecuada planificación representan una amenaza para la democratización de los viajes en el país, uno de los logros más destacables de la industria aérea y el turismo en los últimos 10 años.

    Fotografía portada - Aerovías DAP

    Destacados

    Noticias Relacionadas