More

    Alitalia deja de vender pasajes y traspasa la comercialización de vuelos a la nueva empresa ITA

    Cerrando un ciclo, Alitalia deja de vender pasajes para todos sus vuelos después del 14 de octubre. La medida responde al traspaso operacional y comercial a Italia Transporto Aereo (ITA), la nueva empresa pública que continuará con la explotación de los servicios aéreos de la emblemática empresa italiana.

    El traspaso de los sistemas de reservas se fija para el 24 y 25 de agosto, pero contratiempos llevan a modificar la fecha al día 26. La noche del 25 de agosto fue la última de la comercialización oficial de Alitalia para después del 14 de octubre de 2021. Cualquier viaje posterior a esa fecha debe reservarse en el sitio temporal http://www.itaspa.com, así como en agencias de viaje y mostradores en los aeropuertos.

    Dado que ITA todavía no se hace cargo de la marca Alitalia, que debe ser adquirida mediante una licitación pública, el traspaso no es sencillo. En primer término, implica eliminar rutas con el código AZ y la sustitución por otras con el mismo código a partir del 15 de octubre, fecha prevista para el lanzamiento de la nueva línea aérea.

    Los viajeros con pasajes comprados están siendo notificados de los cambios. Prensa italiana informa que son miles los correos electrónicos enviados con mensajes de cancelación de viajes en Alitalia dado que la compañía como tal deja de operar. Cabe recordar que ITA recién comienza el proceso de adquirir aviones confirmándose un Airbus A320 y un A330-200. Desde el Estado italiano indican que hay dos opciones: adelantar los viajes o solicitar un reembolso completo.

    La información es confirmada por la actual Alitalia. Los pasajeros afectados pueden cambiar sus reservas con fecha de retorno al punto de origen máximo hasta el 14 de octubre, cambiar el destino con una fecha de retorno al origen hasta el 14 de octubre. En estos casos no aplica el reembolso por cambios de tarifas. La compañía advierte que los viajes internacionales deben cambiarse por vuelos internacionales, así como los domésticos por vuelos domésticos. En el caso de cancelación y solicitar un reembolso se deben ser los pasos en la página de Alitalia. Si los pasajes fueron adquiridos por agencias de viaje las personas deben realizar el proceso a través de estas.

    Estimaciones indican que hay más de 257.000 reservas para viajes que están afectadas. Por consiguiente, el Estado italiano está disponiendo de un fondo especial con €100 millones que se debe destinar a reembolsos y pagos a empresas. Se estima que a partir de septiembre el Ministerio de Desarrollo Económico de Italia pueda emitir decretos para vender boletos con todas las opciones de viaje.

    La situación es bastante incierta, principalmente porque se trata de una línea aérea en proceso de conformación que todavía debe avanzar en la contratación de personal y también confirmar la flota final, los slots en los aeropuertos, así como las rutas que operará. También debe trabajar en un nuevo programa de lealtad dado que ITA no puede adquirir MilleMiglia el programa de fidelidad de la actual Alitalia.

    Los socios de MilleMiglia con viajes posteriores al 15 de octubre pueden modificar sus reservas en un vuelo de Alitalia, en las líneas aéreas de SkyTeam u otras asociadas con fecha de retorno al origen hasta el 14 de octubre, solicitar un cambio de destino con aporte adicional de millas si es necesario para regresar al origen antes del 14 de octubre o pedir una cancelación del viaje con la devolución de impuestos pagados.

    La transición deja a los socios 6,1 millones de socios de Millemiglia en el limbo y aproximadamente existen más de 45 mil millones de millas por canjear o que serán devueltas. Hasta el momento no se conoce quien adquirirá este negocio.

    En paralelo, durante las últimas semanas ITA consigue algunos progresos. La Autoridad de Aviación Civil de Italia (ENAC) le concede a la nueva empresa un Certificado de Operador Aéreo (AOC) convirtiéndola en una línea aérea. Independiente de que continúa con su formación puede iniciar vuelos y también comercializar pasajes. Hasta el momento el código identificador de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) es ITY, distinto de AZA perteneciente a Alitalia.

    ITA espera completar en las próximas semanas las negociaciones con los sindicatos para avanzar con las contrataciones que permitan tener todo listo para comenzar a volar el 15 de octubre. Buscando desmarcarse de los problemas sindicales y la rigidez de la antigua Alitalia, uno de los problemas históricos que dificulta su recuperación, la nueva firma estatal espera constituir una línea aérea “eficiente”, “digital” y “sostenible”, capaz de salir adelante y afrontar los ciclos adversos. El objetivo es establecer un verdadero punto de inflexión que deje atrás el pasado. Sin embargo, se trata de un proceso no sencillo ya que implica un cambio cultural y político que ninguna de las otras administraciones logra conseguir.

    Para lo que resta del año, la nueva línea aérea pública busca contar con €700 millones y otros €400 millones para 2022 para poner en marcha la empresa y costear los pasivos iniciales. Con parte de estos montos se espera que ITA compra la marca Alitalia y participe en las licitaciones de los servicios de handling y mantenimiento. Adicionalmente, están previstos otros €250 millones para 2023.

    Como parte de los compromisos, ITA tiene que vender slots en Milán (LIN), Roma (FCO) y otros aeropuertos europeos para incentivar la competencia. Considerando la presencia de las líneas aéreas de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés) en los aeropuertos italianos, la venta de slots puede generar una posición menos favorecida para la nueva compañía, aunque es la única que opción que tiene.

    La nueva empresa contraría alrededor de 2.800 empleados en 2021, principalmente del segmento operativo y otros 5.750 en 2022. Los números son significativamente menores a los de Alitalia que rondan por los 10.000 trabajadores.

    Como se menciona anteriormente, la flota estará conformada por 45 equipos de fuselaje angosto para rutas medias y siete para vuelos intercontinentales. Las primeras estarán dedicadas a los vuelos dentro de Europa y Norte de África, mientras que las rutas de larga distancia hacia Norteamérica y destinos con fuerte tráfico étnico o vínculos geográficos como Sao Paulo (GRU), Buenos Aires (EZE) y Ciudad de México. Con 52 aviones iniciales se esperan atender 61 rutas. Para 2022, las aeronaves podrían llegar hasta las 80 unidades permitiendo un aumento de frecuencia o lanzamiento de nuevos destinos. De prosperar los planes, la flota de Alitalia previa a la pandemia podría conseguirse hacia 2025 bajo un contexto de proyecciones favorables.

    Fotografía portada - Alitalia

    Destacados

    Noticias Relacionadas