More

    Copa Airlines convertirá dos Boeing 737-800 a cargueros

    Después de muchos años, Copa Airlines volverá a disponer de aeronaves exclusivamente cargueras. Buscando diversificar el negocio y aprovechar oportunidades que permitan crear fortalezas a futuro, especialmente ante ciclos adversos, Copa Airlines convertirá dos Boeing 737-800 a cargueros.

    En alianza con Boeing, la línea aérea panameña asegura los slots para la conversión de pasajeros a carga. Los aviones asignados a este proceso corresponden a dos B737-800 más antiguos y menos eficientes en comparación con los nuevos B737 MAX 9 que opera. La primera aeronave se trata de una fabricada en 2003 y que tras su retiro de la flota en julio de este año, es enviada a las instalaciones de Guangzhou Aircraft Maintenance Engineering Company (GAMECO) para su conversión.

    Hasta ahora, Copa Airlines mantiene una unidad de carga que utilizan la capacidad de bellies (bodega de los aviones de pasajeros) de su flota actual. Un modelo tradicionalmente explotado por la mayoría de las líneas aéreas para optimizar las operaciones. Sin embargo, la drástica reducción de capacidad y la identificación de oportunidades en el corto-mediano plazo obligan a ajustar estrategias.

    Tras retirar todos sus B737-700 y Embraer E190, la flota de Copa Airlines está conformada actualmente por 62 B737-800 y 13 B737 MAX 9. Antes de su operación como una línea aérea hub, Copa Airlines disponía de un B737-200F para el transporte carga.

    Los dos B737-800BCF (Boeing Converted Freighter) permitirán aportar capacidad de carga adicional permitiendo satisfacer muchas necesidades comerciales que hoy no pueden ser atendidas por la reducida capacidad de bodega. Al igual que otras compañías, se infiere que Copa Airlines proyecta un crecimiento del negocio de carga con el auge del comercio electrónico y el incremento de las importaciones / exportaciones. Para ello, la compañía apuesta a sacar provecho de su operación hub en el aeropuerto de Tocumen de Ciudad de Panamá, no sólo como punto de intercambio de mercancías dentro de la propia red, sino por la llegada de otras compañías intercontinentales a las cuales puede distribuir carga por otros puntos de la región.

    GAMECO es una de las tres líneas de conversión a cargueros para la familia B737 que Boeing tiene en China. Las otras firmas son (BSAS) y Taikoo Aircraft Engineering Co. (STAECO). Recientemente, el fabricante estadounidense también posee una línea de conversión a cargueros en Costa Rica con la empresa Cooperativa Autogestionaria de Servicios Industriales -COOPESA-.

    Boeing prevé que en los próximos 20 años se necesitarán 1.500 conversiones de cargueros para satisfacer la creciente demanda. De ese total, 1.080 aparatos serán conversiones de la flota de pasajeros y un 30% de esa demanda provendrá de América del Norte y América Latina. Desde su lanzamiento, el B737-800BCF recibe más de 200 órdenes y compromisos de compra de 17 clientes, incluida Copa Airlines.

    Según el fabricante estadounidense, las características probadas y prestaciones del B737-800 son ideales para satisfacer el mercado de carga en rutas medias. En su conversión a carguero puede transportar hasta 22,7 toneladas en carga útil en rutas de hasta 2.025 millas náuticas (3.750 kilómetros).

    Considerando anteriores conversiones de aviones de pasajeros a cargueros como los B737-300, B737-400 y B737-700, la versión -800 es vista como la mejor oferta para las líneas aéreas que demandan este tipo de aviones en rutas medias dado que ofrece más alcance y más capacidad de transporte.

    El B737-800BCF está pensado para mercados de rutas medias que poseen pocas alternativas de transporte o demandan de soluciones rápida de entrega de productos que sólo pueden ser cubiertas por vía aérea. Tal es el caso de Norteamérica, China, el Medio Oriente, por ejemplo. En América Latina y el Caribe, puede ser una solución para mercados como Brasil, Colombia, México y el cono sur, donde ya operan o han operado aviones de similares características o capacidades.

    Fotografía portada - Simón Blaise

    Destacados

    Noticias Relacionadas