More

    Seis líneas aéreas estadounidenses colaborarán con la evacuación de personas desde Afganistán

    Ante la alta demanda por salir de Afganistán, tanto por personal estadounidense como por ciudadanos afganos que intentan huir desesperadamente de la instauración de un nuevo régimen talibán, el Pentágono solicita a seis líneas aéreas estadounidenses su colaboración en la evacuación de personas del país asiático. La petición llega después de que el 20 de agosto, los vuelos de evacuación tienen que ser temporalmente detenidos por la gran cantidad de personas que llega a la base Al-Ubeid en Qatar y que obliga a redirigir las misiones.

    Las líneas aéreas que convocadas a participar son American Airlines, Atlas Air, Delta Air Lines, Hawaiian Airlines, Omni Air y United Airlines. Todas cuentan con capacidad para realizar vuelos intercontinentales sin escalas lo que facilita el traslado de personas “lo más rápido posible”. Pese a que no se especifica, el material de vuelo que puede ser utilizado en estas misiones son los Airbus A330-200/-300, A350-900, Boeing 747-400, 767-200ER/-300ER, B777-200ER/-300ER y B787-8/-9.

    Según el Pentágono, ninguna de estas líneas aéreas operaría en Kabul, ya que las operaciones se realizarían en complemento con las misiones militares. Doha o la base de Al-Ubeid en Qatar, puede ser un destino donde recojan a los evacuados, así como también Alemania u otros países designados. Los refugiados serán acogidos por los Estados Unidos como por terceros países. Por consiguiente, los vuelos de regreso no siempre tendrán como destino alguna ciudad estadounidense.

    En el Gobierno de los Estados Unidos señalan que se necesitan al menos 18 aeronaves para completar estas misiones en el más breve plazo posible. American Airlines, Atlas Air, Delta y Omni Air colaboran con tres aviones cada una, Hawaiian Airlines con otros dos y United Airlines con cuatro aeronaves. Las líneas aéreas que cuentan con servicios regulares de pasajeros señalan que los vuelos no se verán afectados por este tipo de operaciones.

    “El Departamento de Defensa notificó a American Airlines que ha activado la Etapa 1 de la Flota Aérea de Reserva Civil (CRAF, por sus siglas en inglés). A partir del lunes, American está lista para desplegar tres aviones de fuselaje ancho a bases militares y otros puntos de tránsito seguros en la Península Arábiga y Europa para ayudar con la evacuación de emergencia de ciudadanos estadounidenses y refugiados provenientes de Kabul, Afganistán”, declara American Airlines. “American es parte del programa CRAF y se enorgullece en cumplir con su deber de ayudar al Ejército de los Estados Unidos a escalar esta misión de rescate humanitario y diplomático”.

    “Durante décadas, Delta ha desempeñado un papel activo en apoyar a las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos y a nuestras tropas”, comenta John Laughter, vicepresidente ejecutivo y jefe de Operaciones de Delta. “Estamos nuevamente orgullosos de comprometer a la gente de Delta y a nuestras aeronaves en apoyo de los esfuerzos de socorro de nuestro país”. La línea aérea señala que no volará directamente a Afganistán, sino que desplegará aviones a varias bases militares desde donde realizarán otros vuelos con los pasajeros evacuados. Para Delta estas misiones no son nuevas, ya que “de manera rutinaria” proporciona transporte a las tropas estadounidenses tanto dentro del país como hacia otros lugares en el mundo a través de vuelos chárter.

    Otras líneas aéreas mencionadas habitualmente también colaboran con misiones especiales para transportar personal diplomático o militar de los Estados Unidos por distintas partes del mundo. Atlas Air, por ejemplo, posee una flota de pasajeros dedicada exclusivamente a estos vuelos especiales, mientras que United Airlines, por ejemplo, colabora en traslado de personas para estos fines como otros como las avanzadas presidenciales, tal como ocurre en Chile para la visita de George W. Bush en 2004.

    A las compañías aéreas mencionadas, se agrega también Gulf Air que durante la jornada del domingo 22 de agosto, opera un vuelo chárter desde Bahrain hasta la base aérea de Iva en las afueras de Washington DC. Dicha información la confirma la agencia Reuters a través del gobierno del emirato.

    La activación del programa CRAF responde a dos motivos: la falta de aviones disponibles ante la alta demanda de personas que intenta salir de Kabul y problemas de seguridad en el aeropuerto Hamid Karzai de la capital afgana. Sin embargo, también hay críticas por la lenta capacidad de reacción de la administración Biden y la burocracia de los Departamentos de Estado y de Seguridad Nacional. En sus últimas declaraciones, Biden asegura que podrá terminar con la evacuación del personal civil y militar estadounidense antes del 31 de mayo.

    Desde el 14 de agosto, los Estados Unidos y países aliados evacúan a más de 30.000 en distintos vuelos militares y civiles. Según la Casa Blanca, 1.700 personas se transportan en ocho vuelos militares, incluyendo la operación especial de un C-17 Globemaster III que logra movilizar el récord de 823 personas.

    Las últimas ocasiones que los Estados Unidos activa el programa CRAF es para la “Guerra del Golfo” en 1991 y la invasión a Iraq que termina con el derrocamiento de Saddam Hussein.

    Fotografía portada - USAF

    Destacados

    Noticias Relacionadas