More

    LATAM pierde US$769,6 millones, pero ve mejores perspectivas en los próximos seis meses

    En el segundo trimestre 2021 (2Q 2021), LATAM reporta una pérdida neta de US$769,6 millones como consecuencia del impacto que tiene la pandemia y las restricciones gubernamentales en el transporte aéreo. Pese a ello y producto de los ajustes realizados, la compañía ve un escenario más favorable para los próximos seis meses gracias a los ajustes realizados.

    En el reporte financiero anterior (1Q 2021), la mayor línea aérea latinoamericana señala que para el trimestre terminado en junio podía esperar un “resultado atípico”, siempre y cuando, los Gobiernos finalicen con las restricciones. Cabe recordar que por ser un periodo sin factores catalizadores, generalmente el segundo trimestre es calificado como el más débil para las compañías aéreas. Sin embargo, los cierres de fronteras y otras restricciones en algunos países no permiten obtener dicho resultado, aunque si hay un progreso importante en términos de capacidad de asientos (ASK, por sus siglas en inglés) y de carga (ATK).

    De acuerdo con datos de LATAM, en el 2Q 2021 el ASK alcanza a los 10.755 miles de asientos en comparación con los 2.190 miles de asientos del mismo periodo del año anterior. Por ATK, este indicador llega a las 1.096 mil toneladas. No obstante, en comparación con 2019 la oferta sigue reducida significativamente en un 69,1% para el negocio de pasajeros y 27,9% para el de carga. El resultado operacional reporta pérdidas por US$357,7 millones.

    “Las nuevas olas de la pandemia en la región generaron un semestre complejo, que no nos permitieron seguir recuperando nuestra operación como esperábamos. No obstante, los avances en nuestro plan de reestructuración fueron positivos”, señala Roberto Alvo, CEO de LATAM Airlines Group. “Además, mantuvimos nuestro liderazgo mundial en puntualidad, aceleramos nuestra reducción de costos, lanzamos nuestros planes de sostenibilidad y de inclusión y garantizamos que nuestros pasajeros volaran cómodos y seguros. Esperamos un segundo semestre más activo, siempre pensando en fortalecer al grupo y cuidar a nuestros clientes”.

    Para los próximos tres meses, LATAM proyecta alcanzar un ASK superior al 50% que sería el más alto nivel de operación desde que se inicia la pandemia. La estimación está impulsada por los mercados que abren primero y que ya muestran señales positivas como Brasil o Colombia, por ejemplo. En los países que mantienen restricciones, se infiere una mayor flexibilización de las medidas, aunque reconocen que la reactivación no será uniforme.

    “Nosotros pensamos que la recuperación en pandemia no iba hacer lineal y lo estamos viendo. En enero, operamos a un 40%, en abril a un 25% y ahora estamos volviendo a crecer”, agrega Ramiro Alfonsín, CFO de la compañía. “Hemos trabajado en adecuar la estructura de costos que tenía un componente fijo muy grande a hacerla más variable”.

    En el 2Q 2021, los ingresos totales suman US$888,7 millones, lo que implica una caída de 62,5% respecto de 2019. Los ingresos de pasajeros disminuyen un 77,4% los que son compensados parcialmente por un aumento de los ingresos de carga en un 37,5%. LATAM destaca que la tasa de uso de los aviones cargueros alcanza niveles históricos determinado por los mercados de importación y exportación.

    Reflejando el plan de ajuste realizado, los costos disminuyen 46,5% en relación con igual periodo de 2019 y llegan a los US$1.246 millones. Como resultado, la compañía se encuentra más preparada para enfrentar el escenario más inmediato, además de contar con liquidez suficiente. Al cierre del periodo, LATAM cuenta con US$2.300 millones de liquidez disponible, US$1.500 millones en caja y US$800 millones en línea de financiamiento comprometida DIP (Debtor in Possesion).

    En trimestre finalizado en junio, LATAM destaca los compromisos asumidos en sostenibilidad como parte de su estrategia a largo plazo y que se sustentan en cuatro pilares: cambio climático, gestión ambiental, economía circular y valor compartido. En ese contexto, señala que para 2030 busca compensar el 50% de sus emisiones domésticas y establece un camino para ser carbono neutral hacia 2050.

    En mayo, la línea aérea retoma sus acciones de reciclaje, suspendidas transitoriamente a causa de la pandemia, incluyendo el reinicio del programa “Recicla Tu Viaje” en Chile y el programa de reciclaje de uniformes “Segundo Vuelo” en el Perú, los que se extenderán a otras filiales del durante el 2021. Además, el grupo anuncia recientemente la formalización de alianzas entre su programa “Avión Solidario” y diversas fundaciones y organizaciones tanto en Chile como en Brasil.

    En Chile, LATAM indica que está trabajando con DKMS, Coaniquem, América Solidaria, TECHO, Ministerio de Salud y Fundación Fútbol Más. Respecto a Brasil, cuenta con nuevas alianzas con la Asociación Brasileña de Defensa de la Mujer, la Infancia y la Juventud (Asbrad), Instituto de apoyo al quemado (IAQ), Defensa Civil Nacional y el Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables (Ibama).

    Fotografía portada - Simón Blaise

    Destacados

    Noticias Relacionadas