More

    Avianca comienza a reconfigurar cabinas de su flota A320

    Ante una mayor presión competitiva en el mercado doméstico de Colombia y rutas medias internacionales, Avianca inicia la reconfiguración de las cabinas de su flota de la familia Airbus A320 para ofrecer un 20% más de asientos. El retrofit está en línea con el ajuste de su oferta comercial, que considera un mayor uso de los servicios adicionales (ancillary revenues), y las tendencias en la industria aérea lo que permitirá a la línea aérea ser más competitiva.

    Como se anuncia en octubre 2019, tras presentar el concepto “Vuela a tu Medida” y su nueva estructura tarifaria, el cambio de los interiores de los aviones de la familia A320 termina con la configuración tradicional de dos clases para reemplazarla por una cabina flexible, eliminando de esta forma la Business Class. En las primeras filas, se instalará la Economy Plus para los pasajeros Premium o que están dispuestos a pagar más.

    La nueva Economy Plus se ubicará en las primeras cuatro o cinco filas de los A320 y A321, respectivamente. Utilizará los mismos asientos que Economy con una mayor separación entre filas y dejando libre el asiento intermedio. Accesible a través de la tarifa “L”, permitirá al pasajero disponer de un check-in anticipado, embarque y desembarque prioritario, mayor espacio entre sillas, compartimientos de equipajes exclusivos, apoya cabezas de cuero, entre otros servicios.

    Junto con los cambios mencionados, Avianca modifica también el galley y los baños traseros al elegir el producto SpaceFlex next generation de Airbus. Con un rediseño del espacio, permite a las líneas aérea incrementar la cantidad de filas de asientos o bien mantener la configuración para ofrecer más espacio. La selección de la línea aérea colombiana considera dos baños, uno con acceso para personas con movilidad reducida, y un galley más pequeño ubicado al costado derecho.

    Fotografía - Airbus

    Las modificaciones consideran la instalación de asientos Recaro que dispondrán de puertos USB y enchufes para equipos electrónicos personales (PED, por sus siglas en inglés). De esta manera, la compañía busca adaptarse a las nuevas tendencias de entretenimiento a bordo que considera un mayor uso de los equipos personales conectados a una red wireless del avión o internet WiFi.

    El proceso de retrofit inicia ahora en agosto y se extenderá hasta 2022. Debido a la reducción de capacidad producto de la crisis que impone la contingencia del COVID-19 en la región, la línea aérea aprovecha este periodo de subutilización de la flota para acelerar la transformación. La primera aeronave reconfigurará estará asignada a rutas dentro de Colombia, probablemente a aquellas con mayor demanda.

    Hasta que no esté culminado el proceso, Avianca asume que este periodo de transición puede afectar la calidad del servicio debido a una ausencia en la estandarización del producto. Por lo mismo, la línea aérea explica que de manera transitoria los vuelos pueden tener distintas configuraciones en número de sillas, espacio y diseño, afectando la oferta inicial de los pasajeros. Sin embargo, una vez finalizado el proceso durante el próximo año los clientes dispondrán de una cabina moderna y homogénea.

    Al colocar más capacidad por avión, Avianca disminuirá el costo por asiento-kilómetro (CASK). Junto con la nueva estructura tarifaria, espera ofrecer pasajes a precios más económicos y de esta manera, aportar a la estimulación permanente de la demanda. Adaptando su oferta, la compañía espera ser más competitiva y enfrentar de mejor manera a sus competidores más directos.

    Por años, Avianca se caracteriza por mantener una configuración de dos clases en sus aviones (excepto la flota regional ATR 72-600), diferenciándose de sus competidores y como fiel reflejo de un modelo más tradicional (“legacy”) del negocio. Sin embargo, la coloca en desventaja frente a los cambios en las tendencias de viaje, especialmente en vuelos de corto-medio alcance donde el pasajero valora más la conectividad y el precio que la confortabilidad o los servicios. Si bien estos no desaparecen, se ofrecen de manera personalizada a través de pago adicional.

    Pese a mantener el liderazgo en el mercado colombiano, Avianca se encuentra fuertemente presionada por la competencia tanto doméstica como internacional. En rutas dentro de Colombia, se impone la competencia desde el segmento de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por sus siglas en inglés) representado en la actualidad por Viva Air y Wingo, sumándose en 2022 nuevas firmas como Ultra Air y JetSMART. A estas se agrega el fuerte crecimiento de LATAM con su modelo híbrido. Precisamente, esta última es la que más rápido se adapta a la competencia al reemplazar los A319 por A320 elevando en 30 asientos la capacidad por vuelo, incorporando más frecuencias y nueva estructura tarifaria y servicios. En vuelos internacionales de rutas medias ocurre algo similar, principalmente con el crecimiento de las LCC.

    Avianca posee una flota de la familia A320 conformada por 95 aeronaves de las cuales 22 son A319, 56 A320, 11 A320neo y seis A321. En términos de participación de mercado, posee una cuota de 35%, seguida de LATAM con 27% y Viva Air con 25%, más el resto en manos de las otras líneas aéreas.

    Fotografía portada - Simón Blaise

    Destacados

    Noticias Relacionadas