More

    American Airlines y Spirit sufren cancelaciones en medio de la alta demanda

    La temporada de alta de viajes del verano en los Estados Unidos se está viendo afectada por una serie de cancelaciones de vuelos durante los últimos días. American Airlines y Spirit son las líneas aéreas más afectadas al reportar miles de vuelos reprogramados o cancelados que generan incomodidades para los usuarios.

    Según las dos compañías mencionadas, los factores meteorológicos adversos en algunas zonas de los Estados Unidos, especialmente en aquellas donde están ubicados los hubs y bases, son los que obligan a cancelar vuelos o reprogramarlos. Por consiguiente, toda la cadena operacional se ve afectada no sólo la programación de los aviones sino que también la de las tripulaciones con sus correspondientes periodos de servicio.

    American Airlines señala que gran parte de las cancelaciones se deben a las tormentas en el área de Dallas donde esta el principal hub de la compañía. Lluvia intensa, viento, micro ráfagas y tormentas eléctricas fuerzan a ajustar los vuelos. Con interrupciones de hasta nueve horas, los resultados son cientos de cancelaciones y desvíos de vuelos. Sólo entre el 01 y 02 de agosto más de 800 vuelos se ven afectados. A estos se suman otras 300 cancelaciones hacia la tarde del 03 de agosto lo que corresponde al 10% de su programación.

    Algo similar señala Spirit al indicar que la situación meteorológica en algunas áreas además de impactar en las operaciones genera cortes en los sistemas en los aeropuertos. La compañía de ultra bajo costo y tarifas bajas (ULCC, por sus siglas en inglés) ve afecciones entre el 19% y 40% de su programación diaria.

    Las afecciones a las operaciones aéreas visualizan también los problemas derivados por falta de tripulaciones. Debido a los tiempos de rehabilitación y entrenamiento después de meses de paralización, muchas líneas aéreas están con tripulaciones justas para la capacidad colocada para la presente temporada. Por consiguiente, cualquier interrupción genera una serie de complicaciones que impide la realización del vuelo.

    Fotografía - American Airlines

    “Los datos que estamos revisando muestran más de 222 vuelos que han sido cancelados por situaciones atribuidas con los pilotos de un total de 284 vuelos estadounidenses suspendidos a media mañana del martes”, dice Dennis Tajer, vocero de la Asociación de Pilotos Aliados. Reconociendo la necesidad de programar más vuelos ante el incremento de la demanda, el representante gremial pide a las líneas aéreas asegurar una programación acorde a la disponibilidad de tripulaciones de cada compañía.

    Spirit reconoce problemas con sus tripulaciones al mencionar una escasez de personal, pero se encuentra trabajando para mitigar los inconvenientes presentados a través de un programa de “cancelaciones proactivas” para iniciar las operaciones. No obstante, enfatiza que la mayoría de sus vuelos están operando con total normalidad. American Airlines también trabaja en una normalización de la situación.

    En los Estados Unidos, la rápida reactivación de la demanda fuerza a las líneas aéreas a incrementar capacidad. Sin embargo, los procesos de habilitación de tripulaciones y contratación de pilotos y tripulantes de cabina tienen su tiempo lo que limitan la colocación de más vuelos o asegurar dotaciones suficientes para enfrentar contingencias. En ese sentido, parte de las afecciones están relacionadas a que las horas de vuelo y de servicios de las tripulaciones están al límite. Operar sobre el máximo establecido representa una amenaza a la seguridad.

    Por lo anterior, la industria aérea pide a los Gobiernos mayor cooperación en lo que respecta a la apertura de los países, así como una “hoja de ruta” para reactivar. De esta manera, es posible establecer una adecuada planificación de los vuelos y de las tripulaciones sin comprometer la calidad de servicio que se brinda a los usuarios, además de propiciar un transporte aéreo rápido y eficiente que evite, por ejemplo, aglomeraciones innecesarias en los aeropuertos.

    Fotografía portada - Simón Blaise

    Destacados

    Noticias Relacionadas