More

    Delta vuelve a resultados positivos en el segundo trimestre 2021 impulsados por la alta demanda

    Con una ganancia por US$652 millones en el segundo trimestre, Delta se convierte en la primera línea aérea de América en recuperar la rentabilidad de su negocio tras la pandemia. Para la compañía, el trimestre que generalmente es el más desafiante para las líneas aéreas se vuelve atípico por las condiciones del mercado actual marcado por la fuerte reactivación en la demanda en los Estados Unidos.

    “Con los mejores empleados y operaciones en la industria y un entorno de demanda acelerada, logramos hitos importantes en el trimestre, incluida una sólida ganancia antes de los impuestos en el mes de junio, flujo de caja libre positivo para el trimestre de junio, y nuestra gente y nuestra marca siendo reconocida con el primer lugar en el estudio de aerolíneas de J.D. Power 2021”, comenta Ed Bastian, CEO Delta. “De cara al futuro, estamos aprovechando el poder de nuestra marca diferenciada y las ventajas competitivas resilientes para impulsar una rentabilidad sostenible en la segunda mitad de 2021 y permitir la creación de valor a largo plazo”.

    Los resultados están impulsados por la reactivación de los viajes domésticos por motivos de placer y viajes del tipo V.F.R. (Visit Friends & Relatives). Factores como la prohibición de viajar, los efectos de la pandemia -pese a los escasos confinamientos en los Estados Unidos- más la rápida vacunación de la población y las ayudas económicas del Gobierno a la población combinan para un rápido retorno de la demanda que se manifiesta a partir de marzo.

    “Los viajes de placer nacionales se recuperaron por completo a los niveles de 2019 y hay signos alentadores de mejora en los viajes de negocios e internacionales. Con la recuperación cobrando impulso, estamos haciendo inversiones para respaldar nuestra operación líder en la industria”, agrega Bastian.

    Además de activar la flota paralizada durante la crisis, incrementar la contratación de personal, se agrega la incorporación para 2022 de 36 aeronaves adicionales distribuidos en siete Airbus A350-900 ex LATAM y 29 Boeing 737-900ER ex Lion Air para apoyar el plan de restauración de la red. Los A350 están orientados a reemplazar a los B777-200ER/-200LR, mientras los B737-900 a los McDonnell Douglas MD-88 y MD-90 que salen de la flota el año pasado. La inversión en estos aviones a través de compras y arriendos asciende a US$700 millones que se gastarán en el segundo semestre 2021.

    “Estamos adquiriendo aviones de manera oportuna y creando flexibilidad al alza para acelerar la restauración de nuestra capacidad en 2022 y más allá de una manera disciplinada por el capital”, agrega el CEO de Delta.

    En los resultados financieros del 2Q2021, Delta informa una pérdida antes de los impuestos de US$881 millones. Estos excluyen los US$1,5 mil millones de beneficios relacionados con la primera y segunda extensión del programa de ayudas económicas del Gobierno de los Estados Unidos y los ajustes de valor de mercado de las inversiones realizadas.

    Durante el periodo, los ingresos operativos ajustados de US$6,3 mil millones mejoran un 76% respecto al primer trimestre 2021. Sin embargo, en comparación con el mismo periodo de 2019, disminuyen un 49%. Los ingresos por pasajeros se reducen en un 53% respecto a los niveles previos a la pandemia por una capacidad menor y los incentivos que la línea aérea realiza para impulsar la demanda, más los costos que implican políticas como el bloqueo de asientos centrales durante un año. Precisamente, esta acción reduce la capacidad de venta en un 39% sobre una operación reducida.

    Entre los factores mencionados por Delta que impulsan los ingresos están: tendencia de recuperación de la curva a medida que los clientes continúan realizando planes de viaje a futuros; aumento de viajes en cabinas Premium; aceleración de la demanda corporativa; resiliencia de ingresos en servicios complementarios; y una mayor remuneración a través del uso de la tarjeta de crédito American Express asociada a SkyMiles.

    “El aumento de la participación del cliente es evidente con el gasto en la tarjeta de crédito de marca compartida de American Express que ya superó los niveles de 2019 y un número récord de nuevos clientes que se registraron en cuentas SkyMiles durante el mes de junio”, dice Glen Hauenstein, presidente de Delta. “Tenemos la mejor red doméstica y global de la industria, una flota cada vez más eficiente y simplificada, un producto desmercantilizado, una marca altamente valorada y los mejores empleados de la industria. Combinado con nuestra estructura de costos más eficiente, estamos en el camino de mejorar los márgenes prepandémicos y generar un flujo de efectivo libre sostenible”.

    El gasto operativo ajustado total para el 2Q2021 disminuye en US$3,3 mil millones, excluyendo US$1,5 mil millones en beneficios de programas de ayuda. El rendimiento de los gastos está determinado por una reducción de US$811 millones con 36% de gasto en combustible y 34% en gastos de mantenimiento y otros, ambos con relación a 2019. Los salarios y los costos relacionados y la participación en las ganancias se reducen en un 31% respecto al mismo trimestre 2019.

    “El desempeño de costos en el primer semestre del año fue sólido ya que continuamos restaurando el negocio de manera eficiente. Se espera que el costo total por milla de asiento disponible (CASM, por sus siglas en inglés) sin combustible del trimestre de septiembre esté entre un 11% y un 14% por encima del mismo período en 2019, ya que el entorno de demanda que mejora significativamente está impulsando algunas presiones de costos bienvenidas con un aumento en los costos relacionados a la reconstrucción y la venta”, destaca Gary Chase, CFO (i) de Delta.

    Al cierre del 2Q2021, Delta dispone de US$17,8 mil millones en liquidez incluyendo efectivo y sus equivalentes, inversiones a corto plazo y líneas de crédito rotativas no utilizadas. Al término del periodo, la compañía informa que tiene una deuda total y obligaciones de leasing financiero de US$29,1 millones con una deuda neta ajustada de US$18,3 mil millones.

    Fotografía portada - Delta

    Destacados

    Noticias Relacionadas