More

    Demanda de aviones corporativos continuará alta y entrega perspectivas favorables para el sector

    Pese a que durante la demanda parte del segmento Premium migra del sector de las líneas aéreas a la aviación corporativa lo que debiera suponer un retroceso de la demanda a medida que las restricciones de viaje se levantan y la oferta retoma su regularidad, datos de últimos estudios de demanda del sector entregan perspectivas más favorables. La mayoría de los usuarios asegura que continúa utilizando los servicios de la aviación corporativa lo que se puede traducir en un impulso para el sector.

    Según Private Jet Card Comparisons, un 69% de los usuarios de la aviación corporativa continuaría utilizando los servicios y volará más que durante el periodo de pandemia. Otro 28% manifiesta que mantendrá el mismo nivel de viajes y apenas un 3% reducirá el número de vuelos en comparación con la temporada previa al COVID-19.

    El estudio indica también que al menos la mitad de los usuarios de la aviación corporativa comienzan a utilizar o vuelven a utilizar estos servicios durante los meses más complicados del COVID-19. Lo anterior, confirma la hipótesis de la migración de clientes de las líneas aéreas hacia la aviación corporativa por la reducción de la oferta debido a las severas restricciones que los Gobiernos colocan generando una drástica caída de la demanda.

    Respecto a la frecuencia de viajes, Private Jet Card Comparisons manifiesta que un 53% continuará utilizando regularmente los servicios de la aviación corporativa y un 47% que lo hará cada cierto tiempo. Curiosamente, el estudio señala que ninguno de sus encuestados dejaría de volar.

    Los resultados son similares a los obtenidos en enero cuando un 38% de los clientes manifiesta volar más en aviones privados en comparación con los meses previos a la pandemia y otro 59% indica que la demanda seguirá con una utilización similar. Al igual que el resultado actual, sólo un 3% manifiesta que podría experimentar una reducción por los servicios de la aviación privada. También identifica un potencial incremento con la llegada de nuevos clientes.

    Lo anterior se puede explicar por varios factores. Quizás uno de los más determinantes es la alta volatilidad existente en el segmento de las líneas aéreas producto de los constantes cambios en las restricciones de viaje. Si bien la mayoría de los países aceptan la realidad de convivir con el virus SARS-CoV-2 -y sus variantes naturales- dado que perdurarán por mucho tiempo y probablemente la enfermedad del COVID-19 se convierta en una endemia, es posible que todavía hagan falta unas semanas y meses para consolidar la tendencia de apertura, especialmente en aquellos mercados con Gobiernos altamente sensibles a la presión pública, sectores políticos o gremiales.

    Respecto al tipo de viaje, un 54% de los clientes utiliza la aviación corporativa para viajes personales o por motivos vacacionales, existiendo una especie de relación con el resto de la industria aérea en lo que respecta a viajes por placer o del tipo V.F.R. (Visit Friends & Relatives). Un 43% pretende utilizar este tipo de servicios para viajes de negocios o con una combinación de negocios y placer, mientras apenas un 3% lo haría sólo por motivos de trabajo o negocios.

    La información entregada por Private Jet Card Comparisons también confirma la recuperación V de este segmento de la industria. Si se lo compara con las líneas aéreas, se puede inferir que la aviación corporativa se encuentra en una etapa de recuperación plena y dependiendo de los países, incluso se podría decir que puede tratarse hasta un retorno a la normalidad.

    Fotografía portada - Alfredo Vera

    Destacados

    Noticias Relacionadas