More

    H2FLY y Deutsche Aircraft unen fuerzas para el explorar vuelos utilizando combustible a base de hidrógeno

    Utilizando un Dornier Do328, la start-up H2FLY y Deutsche Aircraft, ambas nuevas empresas aeronáuticas alemanas, firman un memorándum de entendimiento (MOU) para trabajar en la investigación y el desarrollo de combustible de aviones a base de hidrógeno. El objetivo es allanar su futuro para su aplicación en los denominados “aviones regionales”.

    Con ese propósito seleccionan al Do328 y esperan completar la transformación de la aeronave para un vuelo demostrativo previsto para 2025. Específicamente, la meta es conseguir la utilización de este nuevo tipo de combustible para vuelos comerciales con pasajeros en aeronaves de hasta 40 pasajeros.

    Surgida de una alianza entre el Centro Aeroespacial Alemán y la Universidad de Ulm, H2FLY desarrolla la pila de combustible de hidrógeno para la aviación, que combinada con electricidad, demuestra ser favorable en varios vuelos con una aplicación en 70 despegues. La intención es que esta nueva tecnología en propulsión permita vuelos en rutas de hasta 750 kilómetros lo que permitirá desarrollar viajes aéreos regionales con cero emisiones contaminantes.

    Los equipos técnicos de las dos empresas planean equipar al Do328 con un sistema de hidrógeno de 1,5 MW. De resultar, sería el avión de propulsión eléctrica a base de hidrógeno de mayor capacidad y potencia hasta la fecha, siendo quizás lo más interesante, un modelo con varios años de fabricación y servicio comercial. Mediante el trabajo conjunto se busca definir los requisitos técnicos y lograr la certificación correspondiente por parte de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) y otras entidades aeronáuticas. El proyecto también está orientado para complementar la estrategia en la aviación de Alemania.

    “La tecnología de pila de combustible de hidrógeno nos brinda la oportunidad de eliminar por completo las emisiones de carbono y NOx de los vuelos regionales y la tecnología para hacer que eso suceda está más cerca de lo que la mayoría de la gente piensa”, dice el Dr. Josef Kallo, cofundador y CEO de H2FLY. “Durante los últimos 16 años, hemos trabajado duro para demostrar nuestra tecnología en aviones más pequeños, completando vuelos récord basados en seis generaciones de motores. Hoy, nos complace llevar ese progreso al siguiente nivel con Deutsche Aircraft a medida que escalamos nuestros esfuerzos a los aviones regionales”.

    “La combinación del diseño moderno de aviones de hélice con fuentes de energía sin carbono es fundamental para lograr un transporte aéreo climáticamente neutro”, expresa Martin Nüsseler, CTO de Deutsche Aircraft. Desde su perspectiva, los aviones a hélice marcarán el cambio en la tecnología de propulsión que tendrá como resultado una reducción significativa del consumo de combustible y de las emisiones en el futuro. El ejecutivo no descarta que en el camino se puedan asociar con otras empresas con experiencia técnica necesaria para alcanzar los objetivos propuestos.

    Alemania tiene previsto establecer el vuelo propulsado por combustibles híbridos o eléctricos como un estándar para 2035. Thomas Jarzombek, miembro del Bundestag y coordinador del gobierno federal para la industria aeroespacial alemana, resalta la alianza entre H2FLY y Deutsche Aircraft porque permite avanzar hacia una industria aérea alemana sostenible. “El gobierno alemán seguirá apoyando este camino hacia la innovación a través de su programa de financiamiento I+D con el objetivo de hacer realidad un avión cero de emisiones”.

    Fotografía portada - Deutsche Aircraft

    Destacados

    Noticias Relacionadas