More

    Aeroméxico y LATAM extienden plazos para presentar plan de reorganización en el marco del Capítulo 11

    Como reflejo del escenario altamente volátil que enfrenta la región producto de la crisis, Grupo Aeroméxico y LATAM Airlines Group solicitan extender los plazos para presentar sus respectivos programas de reorganización, los cuales han sido debidamente aprobados por las Cortes en el Distrito Sur de Nueva York que revisan los respectivos procesos bajo el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos. En ambos casos, los cambios no buscan un mayor margen de tiempo a la espera de un panorama más claro.

    En junio, Grupo Aeroméxico presenta una petición para extender el plazo en 122 días para presentar su plan de reestructuración y otros 120 días para la votación de su plan. Sin embargo, la Corte sólo autoriza una extensión de 75 días lo que obliga a la línea aérea a presentar su plan el 08 de septiembre y votarlo el 08 de noviembre, en lugar del 25 de octubre y 22 de diciembre, fechas sugeridas.

    Esta es la tercera ocasión en la que Grupo Aeroméxico solicita extender los plazos para presentar su propuesta de reestructuración. Hasta la fecha, la compañía destaca que tiene avances en nueve puntos importantes como la aprobación de nuevos contratos colectivos, renegociación de acuerdos y compras por nuevos aviones, aprobación de paquetes de liquidación para empleados desvinculados de la empresa, acuerdos de negociación con acreedores y accionistas para evitar procesos de liquidación, entre otros.

    Al extender el plan, Grupo Aeroméxico dispone de mayor flexibilidad para asegurar la exclusividad de proponer su propio plan en lugar de que la Corte le imponga uno. A pesar de ser la tercera extensión, la medida entrega a la empresa un marco de acción adicional, aunque menor al esperado.

    En el caso de LATAM Airlines Group, la solicitud de extensión la realizan el 09 de junio y su aprobación llega el día 30 de ese mes. Según informa la compañía, la solicitud de extensión es una alternativa habitual contemplada en el proceso y no modifica la intención del holding en salir del Capítulo 11 hacia finales de este año. Tras la resolución, LATAM tiene como nuevo plano el 15 de septiembre para presentar su propuesta de reestructuración de la compañía.

    Tanto Grupo Aeroméxico como LATAM Airlines Group (y sus filiales en Chile, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Perú y Brasil) se acogen al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos de manera voluntaria como una forma de protección tras las graves consecuencias que genera la pandemia del COVID-19 y las restricciones impuestas por los Gobiernos en el mundo que prácticamente paralizan la actividad aérea. A través de este proceso, buscan redimensionar sus operaciones y adecuarlas al nuevo entorno de demanda, permitiendo reorganizar sus balances financieros y retomar la actividad con base en eficiencias, flexibilidad y sostenibilidad.

    Pese a que los dos grupos aeronáuticos enfrentan escenarios distintos, pareciera destacar que LATAM obtiene un escenario más favorable, primero al ser aprobada su solicitud y en segundo lugar por mantener su compromiso de salida del Capítulo 11 en la fecha que corresponde (antes de que termine el presente año). En el caso de Aeroméxico, sólo se aprueba una extensión menor para presentar su plan de reestructuración y no se descarta que la compañía pueda extender su plan de salida considerando las dos solicitudes anteriores.

    Lo anterior, se puede interpretar como un voto de confianza de la Corte hacia la mayor solidez financiera de LATAM y su modelo de negocios, en comparación con Aeroméxico. Si se toma en cuenta el escenario continental, la línea aérea mexicana debiera disponer de un panorama más auspicioso para reestructurarse considerando la reactivación de los mercados en México y los Estados Unidos, donde concentra sus operaciones, en contraposición con las diferencias entre países sudamericanos que condicionan la operación de LATAM.

    El Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos, permite a las empresas solicitar cuantas extensiones consideren necesarias, siempre y cuando, no excedan el límite de 180 días previos para presentar su plan de reorganización. Anteriormente, otras líneas aéreas que se acogen a este proceso como Avianca (en el proceso anterior), Frontier, Delta o United han hecho uso de estas facultades con sus respectivas aprobaciones.

    Fotografía portada - Aero-Naves

    Destacados

    Noticias Relacionadas