More

    Bell finaliza pruebas de vuelo del V-280 para cumplir con todos los requisitos del programa FLRAA

    Con el fin de satisfacer los requisitos de competencia para el programa “Futura Aeronave de Asalto de Largo Alcance” del Ejército de los Estados Unidos (FLRAA, por sus siglas en inglés), Bell asegura estar avanzando en las pruebas de vuelo del V-280 “Valor” con un diseño optimizado para disponer de una flota de rotores basculantes en el futuro. Se espera que la competencia por la licitación de la nueva aeronave comience durante la presente temporada de verano.

    Bell y el equipo que está desarrollando la propuesta del V-280 buscan estar completamente alineados con la aeronave que demanda el Ejército de los Estados Unidos. De esta manera, esperan superar a la competencia y adjudicarse el contrato.

    El V-280 “Valor” ya finaliza su programa de ensayos de vuelo de tres años con más de 214 horas de vuelo. Durante este periodo, el fabricante destaca que la aeronave completa todos los parámetros de rendimiento esperado, incluyendo la velocidad de crucero de 305 nudos y la integración rápida con sistemas de misión. En este proceso, el fabricante también desarrolla eventos para obtener la retroalimentación de pilotos de helicópteros, mecánicos y escuadrones de infantería.

    Según Bell, la retroalimentación permite proporcionar datos críticos que disminuyen el riesgo y desarrollar una tecnología madura en lo que respecta al sistema de armas, entre otros. De esta manera, esperan cumplir con todos los requisitos operacionales y de combate que exige el programa FLRAA.

    “El desafío FLRAA presentado por el Ejército de los Estados Unidos era inalcanzable usando las configuraciones de helicópteros tradicionales”, dice Keith Flail, vicepresidente ejecutivo de Sistemas Avanzados de Despegue Vertical de Bell. “Evaluamos varias tecnologías de elevación vertical y determinamos que el rotor basculante es la única solución para los requisitos de agilidad, alcance y velocidad de una aeronave de asalto de largo alcance”.

    Además de las pruebas de vuelo, Bell señala que brindará un programa asequible para desarrollar un sistema de armas adecuado para respetar la eficiencia de las operaciones. Con esa perspectiva, explican que el V-280 incorpora un enfoque de sistemas modulares abiertos basados en un diseño simplificado combinado con una visión holística de modelos digitales, procesamiento y análisis que mejoran las condiciones operacionales y de mantenimiento.

    Según Ryan Ehinger, vicepresidente y director del programa FLRAA en Bell, la utilización de una “arquitectura abierta” forma parte de una columna vertebral para brindar al Ejército la máxima flexibilidad para sus misiones. El diseño está orientado a garantizar la interoperabilidad a largo plazo en futuras operaciones conjuntas.

    A medida que avanza el proceso en el programa FLRAA, Bell asegura que continuará desplegando sus esfuerzos para proporcionar diseños preliminares iniciales para los subsistemas de la aeronave y el sistema de armas de acuerdo con el calendario previsto. Ambos estarán basados en el rendimiento comprobado a través de datos que permiten garantizar las capacidades del helicóptero.

    El V-280 “Valor” de Bell junto al Sikorsky-Boeing SB>1 Defiant están compitiendo en el programa FLRAA que busca reemplazar en los próximos años al UH-60 “Blackhawk” hacia 2030. Entre los requisitos exigidos están las estimaciones de velocidades crucero y radio de combate para una “configuración de asalto aéreo” en vuelo a 2.000 pies y a unos 29.5 C°, el transporte de una docena de soldados de 131 kilogramos (Kg.) y cuatro tripulantes.

    Fotografía portada -

    Destacados

    Noticias Relacionadas