More

    Ultra Air, la nueva línea LCC en Colombia, se decide por Airbus para equipar su flota

    Avanzando para un próximo establecimiento de operaciones, Ultra Air, la nueva línea aérea colombiana de ultra bajo costo y tarifas bajas (ULCC, por sus siglas en inglés), selecciona equipar su flota con aviones de la familia Airbus A320. Mediante un acuerdo con el fabricante, la compañía espera alcanzar una flota de hasta 40 unidades en un plazo de cinco años desde el momento de inicio de operaciones.

    Ultra Air revela que inicialmente la flota estará conformada por ocho A320 que se incorporarán mediante leasing en el corto plazo para permitir el inicio de operaciones. No está definido si las ocho aeronaves se recibirán en simultáneo o en un plazo breve de tiempo, así como tampoco si corresponden a equipos A320ceo o A320neo. Dependiendo de la disponibilidad así como de las negociaciones con las empresas de leasing las dos opciones son válidas, aunque no se descarta que comiencen con equipos más antiguos -de segunda mano- por su mayor disponibilidad para luego saltar a aeronaves nuevas de fábrica.

    La meta a cinco años es alcanzar una operación de hasta 40 unidades, una meta ambiciosa considerando el contexto que envuelve al transporte aéreo de Colombia y América Latina tanto por el COVID-19 como por la situación política, económica y social, además de una creciente competencia. Cabe recordar que Ultra Air competirá directamente con Viva Air, también con Wingo y a partir de 2022 también debiera considerar un enfrentamiento con JetSMART si se toma en cuenta sus planes de ingreso al mercado aéreo colombiano. Además, está la competencia de otras líneas aéreas como LATAM que está reforzando su estrategia en Colombia y Avianca, que pese a su situación, sigue siendo un actor relevante en el mercado.

    Como toda línea aérea, Ultra Air considera a aviones de distintos fabricantes. Por el segmento a atender entre los 150 a 240 asientos, compiten para su posible flota Airbus y Boeing con sus respectivas propuestas para rutas medias familia A320 y B737, respectivamente. Sin embargo, una serie de factores presentes en la región inclinan la decisión hacia el proveedor europeo.

    En términos generales, son tres razones que justifica la decisión: tamaño del mercado lo que hace más factible conseguir aeronaves; mayor facilidad para conseguir repuestos o trabajar con centros reparadores (MRO); disponibilidad de tripulaciones y mecánicos habilitados en el material de vuelo. También se puede agregar las ventajas de comunalidad entre los modelos de la familia que permiten incrementar o disminuir la capacidad respecto a la evolución de la demanda y la versatilidad demostrada para operar en distintos mercados.

    William Shaw, CEO de Ultra Air, señala que la situación actual de la industria aérea favorece para lograr buenos contratos con las empresas de leasing. Dado que existe un gran número de flota disponible construida y por construir, es factible conseguir precios más bajos, así como también aviones de similares características permitiendo disponer de una flota homogénea. Una década atrás varias LCC de la región crecen de esta manera aprovechando la salida de muchas aeronaves de otras partes del mundo, siendo el caso de SKY o de Viva un ejemplo.

    Se espera que la nueva línea aérea colombiana comience operaciones en rutas domésticas atendiendo la conectividad de las grandes ciudades. Con vuelos punto a punto entre ellas, la empresa debiera generar un tráfico masivo de pasajeros característica del modelo LCC/ULCC. Posteriormente, la expansión continúe con vuelos internacionales hacia países vecinos en Sudamérica, Centroamérica y Norteamérica dada la ventaja geográfica de estar más cerca de mercados altamente demandados como Florida, destinos vacacionales en el Caribe o México.

    Ultra Air apuesta por ampliar la democratización de los cielos colombianos ya sea de manera directa por el impacto de los bajos precios como indirecta a través de la dinámica competitiva que espera generar, primero con las líneas aéreas presentes y posteriormente con las nuevas que ingresen a Colombia. Como toda ULCC considera una maximización del uso de los servicios adicionales.

    Por su reactivación más temprana de la crisis provocada por la pandemia y las características económicas, geográficas y demográficas que tiene como país, Colombia espera tener en 2022 a nueve compañías aéreas operando domésticamente. De continuar, puede ser uno de los países que avance en el crecimiento en la tasa de viajes per cápita superando a Chile que actualmente vive un estancamiento.

    Fotografía portada - Ultra Air

    Destacados

    Noticias Relacionadas