More

    LATAM dispondrá de 21 aeronaves de carga para 2023 con más conversiones de B767

    Como parte de los ajustes de capacidad y de respuesta a las tendencias del mercado, LATAM Airlines Group anuncia la expansión de su flota carguera con la conversión de otros dos Boeing 767-300ER a cargueros, adicionales a los ocho equipos anunciados en marzo. De esta manera, la línea aérea dispondrá de 10 B767-300BCF (Boeing Converted Freighter) que se agregarán a los 11 B767-300F en servicio para disponer en total de 21 aeronaves de carga.

    “La decisión de expandir la flota se basa en que existen oportunidades de crecimiento atractivas, en los aumentos de eficiencia conseguidos y en la flexibilidad que permite el Boeing 767F. Como resultado se podrá crecer rentablemente, incluso en escenarios similares a los enfrentados antes de la pandemia”, señala Andrés Bianchi, CEO de LATAM Cargo. “Las filiales de carga de LATAM continuarán respondiendo a las necesidades de sus clientes, y apoyando el desarrollo de la región con una mejor y más amplia conectividad”.

    El plan original de la flota de carga contempla la conversión de cuatro B767-300ER a cargueros, más cuatro opciones de conversión. A dos meses de dicho anuncio, LATAM ratifica los slots para convertir las ocho aeronaves y confirma la inclusión de otras dos del mismo modelo. Con ello, el grupo prácticamente duplicará su flota carguera y reducirá la edad promedio de dicha flota de 17 a 14 años.

    LATAM pretende fortalecer su presencia de carga en los distintos países de Sudamérica para consolidarse como el principal grupo de operadores cargueros en la región. Los primeros ocho B767-300BCF se destinarán en aumentar la oferta en mercados relevantes para los clientes.

    “A nivel general se refuerza la conectividad desde Sudamérica hacia América del Norte y viceversa. Específicamente, se robustece la conexión desde Colombia y Ecuador para apoyar la exportación del sector floricultor. También, se reforzará la exportación del salmón de Chile y su mercado importador. Y, en Brasil se aumentará la capacidad desde y hacia América del Norte y Europa, fomentando ambos mercados, exportador e importador”, comenta Kamal Hadad, director de Alianzas y Network de LATAM Cargo.

    La conversación a cargueros se interpreta como un ajuste de la capacidad general de la compañía ante un deterioro de las perspectivas de reactivación del negocio de pasajeros en la región para vuelos de larga distancia. Dicha realidad, obliga a disponer de una menor capacidad de aeronaves, especialmente de fuselaje ancho.

    Con la conversión de más B767-300ER, LATAM reduce su oferta de asientos para los próximos años. La reducción del número de equipos se compensa en parte con otros modelos de pasajeros como los B777-300ER y B787-8/-9. En paralelo, avanza en la modernización de su flota con equipos más nuevos y eficientes, y aprovecha recursos disponibles para atender necesidades de crecimiento a corto-mediano plazo, como satisfacer el aumento de la demanda de comercio electrónico.

    En ese sentido, Hadad también agrega que la flexibilidad de la flota carguera le permite a LATAM evaluar múltiples alternativas. “Por ejemplo, las dos conversiones adicionales podrían ser utilizadas para renovar la flota actual o para iniciar nuevos proyectos de crecimiento. El grupo tiene tiempo para tomar las decisiones que correspondan”, concluye.

    De acuerdo con el nuevo cronograma de flota, entre 2021 y 2022 LATAM debiera recibir cuatro B767-300BCF. Las restantes seis aeronaves se incorporarán a la flota entre 2022 y 2023.

    Para atender la alta demanda a corto plazo, los operadores de carga de LATAM utilizarán algunos B767-300ER que están a la espera de ser convertidos como aeronaves de carga bajo un formato que denomina “híbrido”, es decir, el uso del avión de pasajeros como carguero. Son tres equipos asignados a este propósito a los cuales se le retirarán completamente los asientos para alcanzar una carga de pago de hasta 46 toneladas por vuelo. Dos de estos aviones ya se encuentran operativos para brindar más capacidad y se espera que el tercero lo haga durante el segundo trimestre.

    Además, LATAM informa que está aumentando la similitud entre sus B767-300F adquiridos directamente de fábrica y los que se convierten para maximizar su capacidad, incluida la posibilidad de transportar carga delicada.

    Fotografía portada - LATAM

    Destacados

    Noticias Relacionadas