More

    SKY valora la transformación laboral de la compañía con el fomento del “teletrabajo”

    Como una forma de reducir costos ante la magnitud de la crisis financiera que provoca las cuarentenas y restricciones impuestas por las autoridades en Chile y de otros países, en septiembre del año pasado SKY implementa la modalidad de trabajo flexible a distancia de manera voluntaria y permanente. Desde la compañía destacan que los cambios son valorados por los trabajadores porque pueden ahorrar tiempo.

    A seis meses de su implementación, el 93% de los trabajadores que está funcionando con la modalidad de trabajo a distancia está “a gusto”. La política permite que los colaboradores puedan cumplir sus funciones desde casa u oficina “cuando quieran”, según indica la línea aérea. Para tal propósito, las oficinas se adaptan con puestos de libre uso y salas de reuniones para tiempos de concentración u organizar reuniones remotas o presenciales.

    En una encuesta interna, la firma de bajo costo y tarifas bajas (LCC, por su sigla en inglés) indica que “esta nueva modalidad de trabajo” permite que un 88% de los colaboradores, que trabajan en este formato, ahorren más de una hora de tiempo en traslados. Agrega además, que el 21% opta incluso por cambiarse de domicilio a otra comuna, región o país.

    “Los resultados que obtuvimos desde el comienzo fueron muy favorables, lo que nos demostró que estábamos adoptando una modalidad de trabajo mucho más en línea con lo que hoy está requiriendo nuestra gente, mayor flexibilidad y calidad de vida”, expone José Ignacio Dougnac, CEO de SKY.

    Como ejemplo de las posibilidades que ofrece la nueva forma de trabajo, SKY pone como ejemplo a algunos colaboradores que deciden continuar en la compañía a pesar de que deciden voluntariamente a vivir a otro país. Tal es el caso de Carlos Miyazato, analista de Roles de SKY Perú, que se muda a Tokio o el de Manuela Urrutia, analista de Compensaciones de SKY en Chile, que se traslada a Río de Janeiro.

    “Lo que valoro muchísimo de esta nueva forma de trabajar es tener la posibilidad de que el trabajo se acomode a mis necesidades y deseos personales, y no al revés como tradicionalmente era. Hoy mi necesidad es poder estar cerca de mi familia en Japón”, dice Miyazato.

    "Fue un gran alivio, porque no tuve que elegir entre mi trabajo y mi pareja. Desde allá he trabajado sin ningún problema, aun cuando tengamos una hora de desfase en invierno”, comenta Urrutia.

    “Oficina 2.0” es el nombre que dan en SKY a la decisión de eliminar el trabajo presencial y funcionar desde casa. La medida está inmersa dentro del proceso de adaptación que impone la pandemia del COVID-19 desde marzo, pero también se entiende como parte de la reducción de costos que la LCC busca con el fin de asegurar su continuidad. Ante la disminución de personas trabajando de manera presencial, SKY pretende subarrendar parte de los pisos que dispone en Santiago a modo de generar ingresos adicionales. Otros de los mecanismos de ahorro están en el mobiliario de las oficinas, equipamiento y otros gastos. SKY espera convertirse en la primera línea aérea latinoamericana en funcionar administrativamente desde el hogar.

    “Estamos muy contentos de haber sido pioneros en implementar esta nueva forma de trabajo, que además fue la decisión correcta. Hoy continuamos trabajando en los desafíos que vienen, que están más relacionados con continuar reforzando nuestra cultura organizacional”, sentencia Dougnac.

    Fotografía portada - Alfredo Vera

    Destacados

    Noticias Relacionadas