More

    Líneas aéreas de Estados Unidos podrían operar al 76% de la capacidad en mayo y más de 20 están con contrataciones

    La reactivación de la industria aérea en los Estados Unidos continúa. Con la mantención en niveles altos en las reservas aéreas, las líneas están programando fuertes incrementos de capacidad a partir de mayo. Mientras los viajes domésticos lideran la reactivación, la capacidad internacional aguarda la señal política de los Gobiernos de levantar las restricciones, aunque en algunos casos no quita de anuncios de nuevas rutas o mantención de otras por parte de las líneas aéreas.

    De acuerdo con los últimos datos de la industria aérea en los Estados Unidos, la oferta de las líneas aéreas, medida en asientos disponibles por milla recorrida (ASM, por sus siglas en inglés) alcanza al 76% en promedio respecto a los niveles de mayo de 2019. La cifra es altamente auspiciosa porque confirma la reactivación iniciada hace unos meses impulsada por dos factores claves: las potentes ayudas económicas del gobierno estadounidense a la industria aérea (líneas aéreas, aeropuertos, proveedores) que permite salvar empleos y asegurar la economía familiar y la vacunación masiva de la población que no se detiene.

    Los Estados Unidos es junto a China uno de los primeros mercados en reactivarse, pero a diferencia de este último lo hace de una manera más natural por las particularidades propias del gigante asiático. El mercado estadounidense también está por delante de Europa que todavía no tiene un plan de apertura, pese a algunas iniciativas de Gobiernos y también de Canadá que con prolongadas cuarentenas y cierre de fronteras, tardará tiempo en comenzar una reactivación.

    De acuerdo con las cifras indicadas por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), las reservas aéreas hasta marzo en los Estados Unidos están concentradas en un 80% dentro de Norteamérica, es decir viajes domésticos y también México, infiriéndose los populares destinos vacacionales en el Caribe mexicano o en la costa del Pacífico. Le siguen Sudamérica con cerca del 10% de las reservas y más atrás Europa y Asia con un 7% y 3%, respectivamente. Los destinos en el Medio Oriente y África tendrían una muy poca incidencia.

    Desde el exterior, las reservas aéreas también son significativas hacia Norteamérica, preferentemente los Estados Unidos para el periodo de mayo a septiembre. Desde Centro y Sudamérica, un 40% de estas consideran ese mercado, seguido de un 20% desde África y un 17% desde el Medio Oriente. Europa y Asia continúan en la incertidumbre por las restricciones imperantes.

    Dentro de los Estados Unidos, la reactivación de la capacidad no es homogénea. Los Estados que están viendo una mayor cantidad de reservas corresponden a destinos vacacionales ya sea de playa, campo o montaña. La gente está prefiriendo lugares al aire libre para evitar posibilidad de aglomeraciones o el estrés de las grandes ciudades, buscando dejar atrás los periodos de confinamientos. Como resultado, algunos Estados registran incluso crecimientos más en comparación con 2019 como Wyoming con un 128%, Montana con 119%, Florida con 108% y Utah con 107%.

    Las reservas aéreas no son sinónimo de que los viajes se concreten, pero si son disposiciones de los usuarios que inyectan confianza en el sector o al menos representan ingresos por boletos pagos. Asimismo, los crecimientos de capacidad que las líneas aéreas están anunciado no se traducen en movimiento de pasajeros. Si bien es altamente probable que los factores de ocupación mejoren en comparación a 2020 y los meses inmediatamente anteriores, se espera que las líneas aéreas arriesguen un sobre oferta, punto que desde la perspectiva del usuario es conveniente porque asegura precios más bajos.

    La reactivación de la oferta aérea no sólo favorece a la posibilidad de recuperar ingresos para las compañías aéreas, sino que también abre oportunidades para nuevos operadores. Al menos tres nuevas compañías aéreas comenzarán a operar en los próximos meses: Avelo Airlines en California, Breeze en la costa Este y Connect Airlines en la frontera con Canadá (inicio pensado para fines de año). El escenario también abre las esperanzas para muchas personas de recuperar sus empleos.

    A fecha de hoy, más de 20 líneas aéreas de distintos modelos de negocios están con procesos de contratación de pilotos y/o tripulantes de cabina (o ambos). De acuerdo con Aero Crew News, Air Bahn, ABX Air, Atlas Air, Amerijet, ATI, Avelo Airlines, Breeze, Commut Air, Endeavor Air, IAero Airways, FedEx, Frontier, GoJet, JetBlue, Kalitta Air, National Airlines, Piedmont, Southern Air, Spirit, Sun Country y United Airlines están con concursos de reclutamiento de personal. Otras como PSA, Republic o Skywest tienen procesos abiertos parciales, principalmente dirigidos a tripulantes de cabina. A estas compañías se agrega también American Airlines.

    De acuerdo con esa clasificación, las compañías aéreas regionales o alimentadoras están tomando protagonismo dado que las líneas aéreas principales están utilizando su capacidad para atender rutas punto a punto e incrementar gradualmente la oferta a medida que responde la demanda. Al cruzar variables con los Estados que están reportando aumentos en sus ofertas, es necesario precisar que muchas de estas líneas aéreas son las encargadas de atender las operaciones en esos destinos, por lo que se infiere su protagonismo en comparación con las más grandes, a excepción de United Airlines. En este proceso también destacan las compañías híbridas como JetBlue o las del segmento bajo costo y tarifas bajas (ULCC) como Avelo, Breeze, Frontier o Spirit.

    Considerando los beneficios de la aviación, la reactivación del sector en los próximos meses anticipa también buenas perspectivas en otros sectores de la economía dependientes del transporte aéreo como el turismo, la hotelería, la gastronomía, las pequeñas y medianas empresas (PYMES), además de la industria de los aeropuertos que junto con las líneas aéreas son las grandes afectadas por la crisis del COVID-19, las restricciones y en algunas partes del mundo hasta un “castigo social”. A nivel de industria, por cada un empleo que se crea en directamente aviación se generan otros tres o cuatro en distintos sectores.

    Fotografía portada - Miami Airport

    Destacados

    Noticias Relacionadas