More

    Industria aérea apoya la propuesta de certificado sanitario de la Unión Europea para reiniciar los viajes y el turismo

    Más de 60 organizaciones de viajes y de turismo de Europa están apoyando la iniciativa de la Comisión Europea de crear un Certificado Verde de salud para verificar si una persona está contagiada por COVID-19, se ha recuperado, tiene o no un resultado de prueba negativo o si se ha vacunado contra la enfermedad. Si bien la propuesta abre un fuerte debate respecto al rol del Estado y las libertades individuales, en la industria aérea como del turismo valoran la propuesta por ser un instrumento estandarizado que garantiza una rápida reanudación de la actividad antes de la temporada de verano del hemisferio Norte.

    Para distintos sectores, la coordinación y estandarización de protocolos entre los países es fundamental para reiniciar con urgencia las actividades a medida que los Gobiernos establecen planes de desconfinamientos y avanzan los programas de vacunación masiva. Actualmente, ya hay una serie de países europeos que están facilitando la entrada, pero urge que todos los países miembros de la Unión Europea acuerden protocolos comunes para evitar una situación fragmentada con 27 requisitos distintos para un territorio común.

    Específicamente, la industria de la aviación acoge con beneplácito la propuesta del Certificado Verde para avanzar hacia la libre circulación en el periodo post-confinamiento. Aseguran que es el mejor mecanismo para lograr una reactivación de muchas industrias y de la economía de los países, mediante la emisión de certificados comunes, interoperables y mutuamente reconocidos por los Gobiernos.

    Aerolíneas para Europa (A4E), el Consejo Internacional de Aeropuertos – Europa (ACI Europa), la Asociación Aeroespacial y de Industrias de Defensa de Europa (ASD), la Organización Civil de Proveedores de Servicios de Navegación Aérea (CANSO), la Asociación de Aerolíneas Europeas Regionales (ERA) y la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) apoyan en conjunto la iniciativa de la Comisión Europea. Piden al Consejo y al Parlamento Europeo que aprueben la propuesta y que todos los Estados miembros comiencen con los preparativos para su implementación.

    A medida que avanza la vacunación y los Gobiernos dan señales de desconfinamiento, las reservas en las líneas aéreas y agencias de viaje se han incrementado en las últimas semanas. Como resultado, las líneas aéreas están comenzando a considerar incrementos significativos de capacidad para los próximos meses. De acuerdo con resultados de últimas encuestas de opinión alrededor de un 54% de los europeos tiene pensado viajar antes de julio y dentro de ese grupo un 41% lo hará dentro de un país de la Unión Europea. Asimismo, un 89% de los encuestados manifiesta que es necesario estandarizar los requisitos de viaje y los certificados de vacunación.

    En paralelo a la propuesta de Certificado Verde, la industria de la aviación insta a las autoridades a elaborar un plan más detallado para dinamizar la reactivación y recuperación económica de los países. En su llamado a los Gobiernos, insisten en la urgencia de restaurar la libertad de movimiento tan pronto como se reabran las fronteras. También señalan que la hoja de ruta debe considerar condiciones, criterios y un calendario de desconfinamiento en el que se incluya los protocolos de levantamiento de restricciones.

    A diferencia del Reino Unido, los países miembros de la Unión Europea no han comenzado a trabajar en una hoja de ruta por lo que muchas empresas y trabajadores están bajo una completa incertidumbre respecto a su futuro más inmediato. Contar con una hoja de ruta es fundamental para devolver a las personas sus libertades y la capacidad de planificar sus viajes como todas las actividades del diario vivir.

    No está claro cuando la Unión Europea comience a establecer la hoja de ruta de reactivación. Para algunos sectores, la prioridad está en acordar el uso de la propuesta del Certificado Verde, pero la misma ya tiene detracciones por parte de organizaciones de derechos humanos que consideran que el certificado digital viola las libertades individuales y el uso de datos. La intervención de estos grupos puede demorar discusión y el trabajo de elaboración de la hoja de ruta que, en el caso de extenderse, podría no estar lista a tiempo.

    Organizaciones ligadas al turismo también están pidiendo que el trabajo que se realicen al interior de la Unión Europea también incluya a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a los países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), entre otras instancias multilaterales a nivel mundial. Todo con el fin de avanzar hacia una solución global para la armonización de protocolos, requisitos de ingresos y registros de vacunación.

    La ausencia de multilateralismo en el sistema internacional es una de las características de la crisis político-sanitaria que impone el COVID-19 y que, a fecha de hoy, todavía no parece resolverse. La industria aérea como muchas otras necesitan de políticas claras para poder funcionar las que no se manifiestan a nivel global e incluso tampoco a nivel local con falta de estandarización al interior de los países.

    Fotografía portada - SITA

    Destacados

    Noticias Relacionadas