More

    LATAM pierde US$4.500 millones en 2020 por fuerte impacto de la crisis del COVID-19

    Como consecuencia de la drástica caída en la demanda de pasajeros, atribuida a la pandemia del COVID-19 y a las múltiples restricciones unilaterales impuestas por los Gobiernos, LATAM Airlines Group informa una pérdida anual cercana a los US$4.500 millones. Dicho resultado responde principalmente a unos US$2.800 millones de pérdidas no operacionales, lo que refleja el fuerte impacto de la pandemia pese al plan de ahorros de costos impulsado por la compañía.

    “El 2020 fue el año más desafiante de la historia para la industria de la aviación y para LATAM. Si bien la crisis del COVID-19 tuvo efectos profundos sobre el grupo y sus operaciones, y los seguirá teniendo por un tiempo, este contexto nos ha permitido tomar decisiones reformadoras”, comenta Roberto Alvo, CEO de LATAM Airlines Group.

    Para hacer frente a la pandemia y a la baja significativa de la demanda, la mayor línea aérea latinoamericana pone en marcha un exhaustivo programa de ahorro de costos. En la presentación de su balance financiero, la compañía destaca la disminución durante el año pasado llega a un 38,1% en comparación con 2019.

    Después de estar afectada por la falta de liquidez, LATAM cierra el ejercicio de 2020 con US$3.000 millones de liquidez disponible. Dicho monto se distribuye en US$1.700 millones en la caja sumado a unos US$1.300 millones en línea de financiamiento comprometida dentro de la fórmula Debtor in Possesion (DIP, por sus siglas en inglés) dentro del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos.

    Respecto al proceso de Capítulo 11, Ramiro Alfonsín, CFO de LATAM Airlines Group, indica que la empresa está trabajando en su plan de reorganización. “Tenemos hasta el 30 de junio para presentar el plan ante la Corte y los acreedores. Después de eso, las diferentes clases de acreedores tendrán que pronunciarse sobre ese plan al igual que la Corte. Luego se estructura la salida del Capítulo 11 con el pago del financiamiento DIP y todo lo que corresponda al plan de salida”, expresa.

    Durante el cuarto trimestre 2020 (4Q2020), LATAM Airlines Group finaliza con pérdidas por US$962,5 millones. En el último periodo, los ingresos totales alcanzan a los US$897,5 millones lo que representa una caída de 68,7% respecto a igual periodo del año anterior. La compañía señala que la baja es parcialmente compensada por un aumento del 26,7% de los ingresos de carga, en respuesta a la sólida demanda de este tipo de servicios durante la pandemia. En el periodo, la compañía destaca una reducción de costos en un 44,5% llegando a los US$1.399 millones explicados por la menor operación de pasajeros y a los esfuerzos desplegados. El resultado operacional considera una pérdida por US$501,8 millones.

    En 2020, LATAM Cargo concreta 83 vuelos a China para el transporte de insumos médicos, otros 35 vuelos semanales entre Santiago y Miami para el transporte de salmón, siendo responsable de más de la mitad de su exportación anual estimada en más de 86.000 toneladas. Desde Colombia y Ecuador se incrementan los vuelos cargueros de 21 a 33.

    Debido a las restricciones impuestas por los Gobiernos, la capacidad de pasajeros, medida en asientos disponibles por kilómetro (ASK) se reduce de manera significativamente lo que afecta al transporte de carga en bellies (bodegas en aviones de pasajeros). Para compensar esa pérdida de capacidad, la compañía utiliza aviones de pasajeros para el transporte exclusivo de carga. A modo de ejemplo, los Boeing 787-9 son algunos de los aviones utilizados para los vuelos cargueros a China.

    A corto y mediano plazo, el negocio de la carga continuará ayudando a la compañía a enfrentar el escenario de alta volatilidad e incertidumbre previsto para 2021. Con restricciones cambiantes por parte de los Gobiernos, no hay certezas respecto a la reposición de la capacidad internacional, el segmento de la aviación más afectado, especialmente el de largo alcance. Para ello, la compañía anuncia la conversión de hasta ocho Boeing 767-300ER en cargueros (B767-300SF) distribuidos en cuatro conversiones iniciales y cuatro opciones. Alfonsín señala que si hay una mayor lentitud en la reactivación de los vuelos internacionales se procederá a compensar la capacidad de carga con conversiones adicionales. En ese sentido, LATAM resalta la versatilidad de su modelo de negocio con una alta capacidad de adaptación a distintos escenarios imperantes.

    En lo que respecta a operaciones, LATAM llega al 31 de diciembre de 2020 con un 32,9% de ASK. La cifra es significativamente menor a las previsiones anteriores lo que demuestra el fuerte impacto de la crisis del COVID-19 y las restricciones impuestas por los Gobiernos. La proyección a corto plazo continúa altamente volátil y no se descarta nuevos ajustes en la oferta si las medidas restrictivas continúan o se imponen otras nuevas.

    Pese al fuerte impacto de la crisis, el ejercicio durante 2020 está marcado por varios hitos relevantes. El más importante es sin duda los progresos obtenidos en el marco del proceso de reorganización voluntaria bajo el Capítulo 11. Con un plan de reorganización en fase de diseño, la compañía anticipa un futuro promisorio. “Emergeremos como una compañía más cercana, más simple, más ágil y eficiente. No tenemos dudas de que cuando la crisis pase, LATAM operará como un grupo fortalecido”, puntualiza Alvo.

    En materia de servicio, LATAM lanza la unidad de e-business con una nueva experiencia digital más simple para los pasajeros en Colombia, Chile y Ecuador. Recientemente, también se suma Brasil, llevando los cambios a la mayoría de los mercados de la región. A través del uso de la tecnología, la compañía busca que el pasajero tenga el control de su itinerario en todo momento.

    Gracias a las mejoras en el producto de cabina, servicio a bordo, atención al pasajero en aeropuertos y uso de tecnología, LATAM alcanza niveles récord en el Net Promoter Score (NPS) siendo los más altos desde 2008. Las medidas de seguridad adoptadas desde el inicio de la pandemia y la puntualidad de excelencia de los vuelos son algunos aspectos más valorados.

    Otro hito mencionado es el programa “Avión Solidario”. Mediante esta acción, LATAM logra mantener la conectividad de Sudamérica con el mundo bajo el escenario de la pandemia, además de transportar carga e insumos médicos a distintos países de la región.

    Hasta ahora, se transportan más de mil toneladas de insumos médicos a Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y Perú. También se movilizan más de 1.100 órganos y tejidos dentro de Sudamérica y se concreta el traslado de células madre para ocho personas con cáncer de sangre, permitiéndoles recibir una segunda oportunidad de vida. Paralelamente, se apoya el transporte de más de 900 profesionales de la salud por distintas necesidades relacionadas con el COVID-19. Al término del 4Q2020, LATAM comienza con el traslado de miles vacunas a Sudamérica y la distribución gratuita de más de 13 millones de dosis en los mercados nacionales de Brasil, Chile, Ecuador y Perú.

    Fotografía portada – Alfredo Vera

    Destacados

    Aeropuerto de San Francisco busca un procesamiento más fluido de pasajeros con tecnología biométrica

    Acelerando las transformaciones en la experiencia de viaje, el aeropuerto de San Francisco es el primero en los Estados Unidos en probar...

    Corea del Sur presenta al KF-21 Boramae

    Con la presencia del Presidente de Corea del Sur Moon Jae-in, Korean Aerospace Industries (KAI) presenta oficialmente el caza de "4.5ta" generación...

    Industria aérea resalta a los Gobiernos de la región la importancia de contar con una “hoja de ruta” coordinada para reactivar

    Ante un escenario altamente complejo por la imposición de nuevas restricciones a las libertades de las personas y falta de estandarización en...

    ¿Cómo era Airbus A350 de LATAM: el Xtra de experiencia que dice adiós?

    El Airbus A350 es el más moderno avión de pasajeros para viajes de larga distancia. Se trata de la respuesta del fabricante...

    Noticias Relacionadas