More

    Boeing asegura que la renovación de aviones será más acelerada

    Pese a la mayor crisis de la industria aérea provocada por la pandemia del COVID-19 y las restricciones unilaterales impuestas por los Gobiernos, Boeing proyecta que el mercado mundial mantendrá su resiliencia en las próximas décadas. De acuerdo con el fabricante estadounidense, la industria de la aviación comercial podría volver a los niveles de capacidad y demanda de 2019 hacia fines de 2024 o principios de 2025 a nivel global, pero puede haber diferencias entre regiones.

    Para el mercado de América Latina y el Caribe, Boeing proyecta una demanda de 2.610 nuevas aeronaves durante las próximas dos décadas. La previsión comercial considera un mercado valorado en US$365 mil millones.

    Los modelos de aviones de un solo pasillo liderarán los nuevos pedidos por su flexibilidad, capacidad de pasaje y prestaciones para atender las rutas medias. De acuerdo con el fabricante, el 90% de los pedidos en la región latinoamericana y el Caribe corresponderán a estos aviones ya que responden mejor a las necesidades de las líneas aéreas de ofrecer viajes más asequibles.

    Un aspecto importante que menciona Boeing es la aceleración de los procesos de renovación de flota ya que las líneas aéreas están en búsqueda de aviones más eficientes para reducir los costos de operación necesarios para superar la crisis. Adicionalmente, también los nuevos equipos son necesarios para avanzar en las metas de sostenibilidad, aunque esta presión no tiene tanto urgencia en América Latina y el Caribe como si lo tiene en Europa.

    La versatilidad es la clave para liderar el escenario de recuperación para asegurar cambios rápidos en la capacidad (ASK, por sus siglas en inglés) con bajos costos, rápida adaptabilidad de la red de rutas a las condiciones de la demanda y asegurar la liquidez de las compañías. Boeing asegura que los equipos de fuselaje angosto son los más adecuados para cumplir esos tres propósitos y, en ese sentido, destaca el potencial de la familia B737 MAX.

    “Hay muchos B737 Next Generation y A320ceo que necesitarán ser renovados pronto, familias que pueden ser reemplazadas por el B737 MAX. Vemos una fuerte oportunidad para este tipo de avión, especialmente para desarrollar las rutas intrarregionales, volar más lejos a un costo-efectividad atractivo”, dice Christine Bryan, directora general de Marketing Regional de Boeing Commercial Airplanes para las regiones de América del Norte, América Latina y el Caribe.

    Latinoamérica es la primera región del mundo que tiene la mayor cantidad de operadores que han reactivado a las flotas de B737 MAX. GOL es la primera línea aéreas en hacerlo en diciembre pasado, seguida de Aeroméxico y Copa Airlines. Dicha realidad puede ser considerada como un reflejo de la proyección de Boeing para los próximos años.

    Velocidad de recuperación de la industria por segmento y aeronave - Fuente: Boeing.

    “Aunque el sector de la aviación en toda América Latina y el Caribe sufrió considerablemente durante la pandemia, los principales factores de crecimiento en la región siguen siendo consistentes”, afirma Ricardo Cavero, vicepresidente de ventas para América Latina y el Caribe. “América del Sur, en particular, tiene un considerable potencial de mercado que debe aprovecharse para aumentar los viajes aéreos debido a la expansión económica y a una amplia zona geográfica mejor servida”.

    Boeing muestra que las tendencias de viaje para los próximos años estarán determinadas por vacaciones y visitas a familiares y amigos, viajes de placer hacia destinos exóticos como forma de salir de las grandes urbes tras los extensos períodos de confinamiento y la reconexión con los clientes (viajes corporativos). Por tener América Latina una geografía, flora y fauna diversa, las líneas aéreas de la región están llamadas a capturar esas demandas.

    Hasta 2039, se prevé que el tráfico de pasajeros en la región crezca un 5,1% anual, y que la flota de aviones aumente un 3,5% al año a medida que las aerolíneas mejoren la utilización y gestionen mayores factores de carga. Boeing proyecta que el número de personas que viajan dentro de América del Sur superará los flujos de tráfico entre América Central y América del Norte.

    El fabricante menciona que la industria de los viajes y el turismo representan parte importante del Producto Interno Bruto (PIB) de los países o regiones del mundo. Alrededor del 10% del PIB a nivel global. En el Caribe, por ejemplo, representa el 13,9% del PIB, mientras que en el resto de América Latina es del 8,8% del PIB. Por consiguiente, es una fuente importante que da sustento a miles de empleos en la región y son motor de la economía impulsados por la aviación.

    Durante los próximos 20 años, las previsiones de Boeing para América Latina y el Caribe consideran un crecimiento promedio del tráfico de pasajeros pagos (RPK) del 5,1%, cifra porcentual que se mantiene similar a los niveles pre-crisis demostrando la resiliencia del mercado. Una demanda de 2.360 de nuevas aeronaves de pasillo único valorada en US$290.000 millones, seguida de otras 220 aeronaves de fuselaje ancho y 20 de carga por un valor de US$75 mil millones. La proyección si considera una reducción del 12% en la demanda de nuevos aviones respecto a estimaciones anteriores pre-COVID-19.

    Respecto a servicios comerciales postventa estima contratos por US$480.000 millones que incluyen la conversión de aeronaves de pasajeros a carga, suministro y servicios de mantenimiento y soluciones digitales para apoyar las operaciones de vuelo y el mantenimiento de los aviones. Asimismo, considera una demanda de 117.000 pilotos comerciales, tripulantes de cabina y técnicos de aviación en los próximos 20 años.

    Fotografía portada - Roberto Araya

    Destacados

    Noticias Relacionadas