More

    Aeropuerto de Múnich busca llegar a crecimiento neutro de emisiones de CO2 para 2030

    Gracias a las múltiples iniciativas en sostenibilidad impulsadas de manera propia como en colaboración con las líneas aéreas y la industria de los aeropuertos, incluyendo sus proveedores, el aeropuerto Franz Joseph Strauss que atiende a la ciudad de Múnich y sus alrededores, anuncia que espera llegar a un crecimiento neutro de emisiones de CO2 para 2030. Para tal propósito, está invirtiendo más de €150 millones para alcanzar la meta durante esta década.

    Múnich es uno de los terminales aéreos con mayor crecimiento y posicionamiento en Europa, además de ser uno de los líderes en materia de sostenibilidad. Es uno de los primeros aeropuertos de Alemania en firmar la resolución de “Carbono Neto Cero”, impulsada por el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI) en Europa y otras asociaciones de aviación. También es uno de los recintos que lidera inversión en electro movilidad y tecnología sustentable.

    Como resultado de un adecuado marketing aeroportuario, Múnich logra un posicionamiento importante convirtiéndose en una puerta alternativa de ingreso al Viejo Continente desde distintas partes del mundo. Previo a la pandemia logra incluso conseguir enlaces desde Latinoamérica con las operaciones de Lufthansa hacia Sao Paulo (GRU) y las de Avianca desde Bogotá, por ejemplo.

    Desde 2005 a 2019, el número de pasajeros en Múnich aumenta de 28,6 millones a 48 millones en 2019. Sin embargo, ese incremento no está acompañado de un aumento de emisiones de CO2 por pasajero las que se reducen en un 46%, según explica el terminal aéreo. Para lograr el crecimiento neutro de contaminantes atribuibles al aeropuerto propuesto a 2030, Múnich asegura que de aquí a ese año las emisiones de CO2 se reducirán progresivamente en un 60% y el 40% restante se compensará mediante medidas compensatorias, especialmente en los alrededores del aeropuerto.

    A fecha de hoy, hay más de 280 medidas individuales en temas de sostenibilidad. Uno de los temas que cobra interés es la movilidad eléctrica la que tiene una participación del 38% con la incorporación de vehículos eléctricos e híbridos. El aeropuerto de Múnich es el primer aeropuerto comercial importante en cambiar toda la iluminación de su plataforma con luces LED, lo que reduce considerablemente el consumo de energía.

    El objetivo a largo plazo es la reducción completa de todas las emisiones de CO2 a más tardar para 2050. A partir de 2030, todas las operaciones aeroportuarias deben tener crecimiento neutro de CO2. Las emisiones contaminantes que todavía se produzcan en el aeropuerto para esta fecha ya no se compensarán, sino que se eliminarán de la atmósfera mediante equipos tecnológicos diseñados para tal propósito.

    “Independientemente de los enormes desafíos que enfrentamos actualmente debido a la pandemia mundial y sus consecuencias, el desarrollo hacia el transporte aéreo sostenible sigue siendo nuestro proyecto más importante para el futuro”, comenta Jost Lammers, CEO del aeropuerto de Múnich y presidente de ACI Europa.

    Desde ACI indican que el principal aeropuerto de Bavaria está bien encaminado para cumplir las metas de crecimiento neutro de carbono autoimpuestas por la industria de los aeropuertos y de la aviación en Europa. “Con la iniciativa lanzada a nivel europeo y las amplias medidas que ya hemos implementado o iniciado en Múnich, también podemos lograr nuestros ambiciosos objetivos”, puntualiza Lammers.

    En los recientes días, la industria aeroportuaria europea presenta un documento de estrategia a la Comisión Europea en Bruselas para detallar una hoja de ruta para trabajar en conjunto hasta conseguir la meta de tener cero emisiones de CO2 en Europa. La propuesta denominada “Destino 2050: una ruta hacia la aviación europea cero-neta” incluye la participación de las líneas aéreas, los fabricantes y los proveedores de servicios de control de tráfico aéreo. Previo a esta acción, en 2019, más de 200 aeropuertos europeos se comprometen a generar emisiones de cero CO2 para 2050.

    Fotografía portada - Munich Airport

    Destacados

    Noticias Relacionadas