More

    Boeing y Sikorsky presentan el Defiant X como nuevo helicóptero de asalto

    Con el fin de competir en el programa “Futura Aeronave de Asalto de Largo Alcance” del Ejército de los Estados Unidos, las empresas Boeing y Sikorsky presentan el Defiant X. Se trata de un nuevo helicóptero coaxial de altas prestaciones con el cual buscan adjudicarse el contrato con el cual se reemplazará a los Sikorsky UH-60 Blackhawk.

    El Defiant X nace de un prototipo SB>1 Defiant previamente desarrollado por los fabricantes que hacen público con una serie de modificaciones para incrementar la velocidad en vuelo, lograr mayor autonomía, incrementar la capacidad de carga y aumentar la maniobrabilidad. Una de las apuestas está en que el helicóptero pueda duplicar la velocidad en vuelo del actual Blackhawk, característica altamente valorada en misiones de asalto o también de rescate.

    Los principales cambios de diseño entre el prototipo y el modelo presentado para el concurso están en el diseño del estabilizador vertical, tren de aterrizaje y escape de gases. Por el momento, los fabricantes no entregan razones del cambio en el diseño, aunque a nivel de industria es común este tipo de prácticas a medida que los diseños se convierten en prototipos y estos finalmente en el producto final. Los cambios también se entienden para adecuar las características del modelo a los requerimientos que se exigen en el concurso.

    En el estabilizador vertical del modelo presentado se utiliza uno en forma de “V”, mientras que en el prototipo original considera uno del tipo de triangular de aspecto de “ala en vuelo”. Este concepto es acuñado por Northrop Grumman en los diseños de sus aeronaves con alas y fuselaje considerados como una sola estructura. En el tren de aterrizaje, el Defiant X utiliza un sistema de “tren de triciclo” similar al UH-60 y AH-64. Según los ingenieros, este sistema da una mejor estabilidad al momento de posar, en el rodaje y en entornos austeros. A estos, se suma un diseño integrado en el escape de gases para reducir niveles términos con el fin de proteger al aparato de amenazas infrarrojas.

    El rotor coaxial está considerado para realizar maniobras a muy baja altura y realizar despegues de manera expedita, aspectos fundamentales en las misiones de asalto y combate o sobrevuelos en territorios hostiles. Otra ventaja de este sistema de rotor permite una mayor estabilidad y velocidad en zonas de difícil acceso

    Con estos cambios, Boeing y Sikorsky apuestan a entregar al Ejército de los Estados Unidos un aparato altamente versátil y funcional con capacidad para operar en cualquier territorio en el planeta. En ese sentido, cumple con satisfacer la capacidad de despliegue global que tiene el país. Además, la arquitectura modular del Defiant X está pensada para que en el futuro se puedan implementar nuevos sistemas requeridos por futuros clientes.

    Con las características indicadas la aeronave todavía cumple con la categoría de ser un girodino, ya que posee las capacidades de un helicóptero. Puede permanecer en vuelo estacionario y lograr ventajas de una aeronave con el rotor de cola que lo impulsa horizontalmente. Con un récord de 205 nudos de velocidad (380 kilómetros por hora) es actualmente el helicóptero más rápido del mundo para fines militares.

    Actualmente, General Electric (GE) se encuentra trabajando para desarrollar los motores que propulsarán a futuro al Defiant X. Desde esta compañía, aseguran que la planta motriz podría incluso aumentar su velocidad crucero y su autonomía del helicóptero. Las estimaciones consideran un desarrollo de al menos un año. 

    Boeing señala que las dimensiones del Defiant X permitirán al Ejército volar en formaciones más estrechas y aterrizar en espacios pequeños. De esta manera, los operadores -como el Ejército de los Estados Unidos- pueden tener más aeronaves del mismo tipo en un mismo lugar dando ventajas tácticas en misiones como en todo tipo de operaciones o estacionamientos. Manteniendo en general las dimensiones del Blackhawk, indican que la adquisición de este aparato no obliga a realizar cambios en las instalaciones o la designación de zonas de pose en las misiones.

    Fotografía – Lockheed Martin – Sikorsky

    Por su parte, Sikorsky argumenta que el Defiant X está diseñado especialmente para un ejército modernizado que requiere mayor alcance, supervivencia y letalidad. Uno pilares más importantes del Defiant X estará en su capacidad de integrarse fácilmente al Join All-Domain Operation (JADO, por sus siglas en inglés), un sistema que interconecta aeronaves, helicópteros, barcos, satélites y vehículo de tierra para recoger la mayor cantidad información en combate.

    «Este sistema de armas dará a los soldados una ventaja tecnológica y conectividad sin igual sobre los adversarios en un espacio de batalla de múltiples dominios.” señala Steve Parker, vicepresidente y director general de Boeing Vertical Lift. El sistema JADO permite sincronizar los principales sistemas y fuentes de datos cruciales con una simplicidad revolucionaria, proporciona una imagen clara del campo de batalla que les permite a los soldados tomar decisiones rápidas y eficaces.

    No está claro si Boeing y Sikorsky fabricarán el Defiant X independiente del resultado del concurso del Ejército de los Estados Unidos. Hoy, existe sólo un prototipo que ya supera pruebas de velocidad que demuestran que proyecto es factible. Las apuestas están en que lograrán ser vencedores del proceso y de esta manera, asegurar una gran cadena de producción que le permita sostener pedidos de otros países.

    De proceder, los fabricantes consideran que los potenciales clientes puedan hacer observaciones o solicitudes hasta que al menos entre en servicio el año 2035. Por consiguiente, el horizonte de vida útil de este helicóptero está pensado para varios años y la tecnología aplicada podría también ser utilizada para el desarrollo de futuras aeronaves civiles.

    Se estima que el ganador de este concurso propuesto por el Ejército estadounidense se conozca en 2022. El Defiant X compite directamente con Bell Helicopters con su rotor basculante V-280 “Valor”. Actualmente, Boeing y Sikorsky son los fabricantes que proporcionan la mayor cantidad de aeronaves para las distintas Fuerzas Armadas de los Estados Unidos.

    Fotografía portada – Lockheed Martin – Sikorsky

    Destacados

    LATAM anuncia conversión de hasta ocho Boeing 767-300ER a cargueros

    Con el fin de atender la mayor demanda de carga actuales y las tendencias del mercado futuras con un fuerte impulso del...

    Gobierno de Chile amenaza la reactivación del sector aéreo con nuevas restricciones a los viajes interregionales

    En el marco de lo que sería un adelanto de las nuevas medidas que el Gobierno de Chile intenta colocar en su...

    Pasaportes sanitarios cobran fuerza en el mundo como herramienta para reanudar los viajes

    Con el fin de garantizar que las personas que viajen lo hagan en condiciones de salud o estén vacunados contra el COVID-19,...

    Boeing asegura que la renovación de aviones será más acelerada

    Pese a la mayor crisis de la industria aérea provocada por la pandemia del COVID-19 y las restricciones unilaterales impuestas por los...

    Noticias Relacionadas

    error: Contenido Protegido !!