More

    Chile prohíbe entrada a extranjeros que hayan estado en Reino Unido y suspende vuelos con ese país

    Como una medida preventiva para intentar aislar la nueva cepa descubierta de SARS-CoV-2, el Gobierno de Chile determina la prohibición de ingreso de ciudadanos extranjeros que hayan estado en el Reino Unido en los últimos 14 días y los vuelos directos y sin escalas con ese país. De esta manera, Chile se suma al creciente número de países que durante las 24 horas han aislado al Reino Unido suspendiendo la conectividad aérea y, en algunos casos, también la terrestre y marítima.

    Como consecuencia, a partir del 22 de diciembre, todos los vuelos de British Airways quedan suspendidos de manera temporal por un periodo de dos semanas, según indica la autoridad chilena. Actualmente, es la única línea aérea que ofrece conectividad sin escalas entre el Reino Unido y Chile en la ruta Londres (LHR) – Santiago. La decisión también afecta a los vuelos privados directos o sin escalas que puedan darse entre los dos países.

    British Airways retoma los vuelos a Santiago en noviembre con una frecuencia semanal, bajo un escenario altamente cambiante debido a la imposición de nuevas restricciones en el Reino Unido por la llamada “segunda ola de contagios”. Los planes de la compañía consideran la posibilidad que durante este mes las frecuencias podían aumentar a tres por semana, pero no llegan a materializarse. Con la suspensión unilateral de los vuelos por parte de Chile, la línea aérea queda imposibilitada de operar hasta la primera semana de enero 2021.

    Desde la línea aérea indican que debido a las cambiantes restricciones de viaje se está operando con un itinerarios reducido y dinámico. La compañía recomienda a los pasajeros mantenerse informados por los canales oficiales mientras notifica a los usuarios si su vuelo es cancelado o modificado. Antes de ir al aeropuerto sugiere corroborar el status del vuelo en la opción “Manage by Booking”.

    Además de la prohibición de ingreso a extranjeros que hayan estado en los últimos 14 días en el Reino Unido, el Gobierno de Chile impone a chilenos y extranjeros residentes de manera regular que ingresen al país y que hayan estado en territorio del Reino Unido durante los últimos 14 días, una cuarentena obligatoria de 14 días a partir de su fecha de entrada al país.

    En el caso de los extranjeros no residentes de manera regular, se mantienen vigentes las excepciones que establece el artículo segundo del Decreto Supremo 102 del Ministerio del Interior y Seguridad Pública. Para los chilenos y extranjeros residentes de manera regular, la cuarentena obligatoria no exime del cumplimiento de la Resolución Exenta del Ministerio de Salud.

    En las últimas 24 horas, distintos Gobiernos del mundo toman la decisión de aislar al Reino Unido para evitar que la nueva cepa del virus llegue a su territorio, pero no determinan un cierre de las fronteras, a excepción del Reino de Arabia Saudita, único país del mundo que retrocede en la medida con las respectivas críticas. La razón responde a que la nueva variante, además de ser un 70% más contagiosa que la actual, es más difícil de detectar.

    Distintos Gobiernos ponen énfasis en la aplicación de programas de testeos masivos y la exigencia de requisitos a los ciudadanos como la prueba PCR negativa para COVID-19 con un máximo de 72 horas previo al embarque o al ingreso al país. Para la industria de la aviación, las pruebas PCR y el testeo masivo son herramientas que brindan capas de seguridad sanitaria adicionales y permiten que quienes viajen lo hagan en condiciones óptimas de salud. No obstante, ponen énfasis en que los Gobiernos deben trabajar en la trazabilidad en el caso de los contagios y en una efectiva cooperación y coordinación.

    Hasta el momento, 30 países de todo el mundo suspenden los enlaces aéreos con el Reino Unido. La mayoría corresponden a países europeos, pero también se incluyen otros fuera de ese continente como Arabia Saudita, Argentina, Canadá, Colombia, El Salvador y Kuwait. Se trata de la mayor afección a la conectividad aérea que el Reino Unido vive desde la Segunda Guerra Mundial.

    La decisión de aislar al Reino Unido por parte de los países responde a la misma estrategia utilizada por los Gobiernos cuando aparecen los primeros casos COVID-19 en Wuhan, China en enero y febrero del presente año. Por consiguiente, marca un retroceso significativo por parte de los Gobiernos en los avances que se vienen registrando en conectividad aérea. Las líneas aéreas británicas o con base en ese país, así como los aeropuertos, son los más afectados. Como ejemplo, el aeropuerto de Heathrow de Londres registra una pérdida de 92% en su conectividad.

    Fotografía portada – Alfredo Vera

    Destacados

    LATAM logra un 6,52% de eficiencia en uso de combustible entre 2012 y 2020

    Continuando con los progresos en materia de sostenibilidad, LATAM Airlines informa que en el periodo 2012 – 2020 consigue incrementar en un...

    Aeropuerto de San Francisco busca un procesamiento más fluido de pasajeros con tecnología biométrica

    Acelerando las transformaciones en la experiencia de viaje, el aeropuerto de San Francisco es el primero en los Estados Unidos en probar...

    Corea del Sur presenta al KF-21 Boramae

    Con la presencia del Presidente de Corea del Sur Moon Jae-in, Korean Aerospace Industries (KAI) presenta oficialmente el caza de "4.5ta" generación...

    Industria aérea resalta a los Gobiernos de la región la importancia de contar con una “hoja de ruta” coordinada para reactivar

    Ante un escenario altamente complejo por la imposición de nuevas restricciones a las libertades de las personas y falta de estandarización en...

    Noticias Relacionadas