More

    Ministerio de Medio Ambiente reconoce a Nuevo Pudahuel por la reducción de gases de efecto invernadero

    Como reflejo del cumplimiento gradual de los compromisos autoimpuestos en materia de sostenibilidad, el Ministerio de Medio Ambiente de Chile destaca a Nuevo Pudahuel, sociedad concesionaria del aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago, por los avances en la reducción de los gases de efecto invernadero (GEI) del terminal aéreo. A través del programa “Huella Chile” que busca fomentar la cuantificación, reporte y gestión de las emisiones de GEI, la autoridad ministerial certifica que la concesionaria alcanza el nivel 2 de cuatro niveles considerados.

    El programa tiene su origen en el Ministerio del Medio Ambiente y entrega reconocimientos en cuatro niveles, que van desde la cuantificación de huella de carbono hasta la declaración de excelencia. El reconocimiento a Nuevo Pudahuel responde a la cuantificación y reducción de sus emisiones GEI en conformidad con los requisitos del programa.

    Desde el aeropuerto, indican que este reconocimiento se enmarca en el compromiso de Nuevo Pudahuel con distintas iniciativas que permitan la reducción de las emisiones de CO2 en un 40% para 2030. La concesionaria que administra y construye el aeropuerto de Santiago tiene como objetivo producir cero emisiones netas para 2050.

    “Nuestro compromiso con Chile no es sólo construir un nuevo terminal internacional de excelencia, de atraer más aerolíneas y abrir rutas nóveles que han tenido como consecuencia una baja sostenida en los precios de los pasajes aéreos. Creemos en que todo este desarrollo no es posible ni aceptable si no reducimos la huella de carbono de Arturo Merino Benítez”, dice Xavier Lortat – Jacob, gerente general de Nuevo Pudahuel.

    El directivo destaca que este esfuerzo forma parte de las acciones propias del concesionario y que Chile logra materializar para su principal aeropuerto que es también la puerta de entrada al país. Por consiguiente, no hay inversiones adicionales ni extras no contemplados en el contrato de concesión.

    La reducción de la huella de carbono del aeropuerto de Santiago está en sintonía con los compromisos asumidos por la industria de los aeropuertos a nivel mundial y también con todo el sistema aeronáutico. El objetivo como industria es conseguir emisiones cero de CO2 para 2050.

    La gestión medioambiental de Nuevo Pudahuel considera varios frentes de acción distribuidos en inversión tecnológica, programas de reciclaje, plan de compensación de emisiones y trabajo con la comunidad aeroportuaria. En ese sentido, destacan acciones como auditorías de eficiencia energética para evaluar desempeño término del aeropuerto y proponer planes de acción, la firma de “convenio verde” con ENGIE para suministro de energía 100% renovable para el terminal de pasajeros, incorporación de un plan de reciclaje en el aeropuerto, plan de reforestación en alrededores, desarrollo de estudios para evaluar opciones y factibilidad en la reutilización de aguas de la planta de tratamiento de aguas servidas para riego, plan de compensación de emisiones aprobados por el Ministerio de Medio Ambiente, plan de reducción de desperdicio de alimentos, entre otras acciones.

    Desde que asume la concesión en 2015, Nuevo Pudahuel incrementa su acción a medida que expande su actividad y construye la nueva infraestructura para el aeropuerto de Santiago. Algunos de los logros obtenidos son el reciclaje de 174.000 Kg. de cartón, 84.000 kg. de vidrio y 305.000 kg. de madera en 2019, la instalación de luces LED con el reemplazo de 9.703 unidades de tubos fluorescentes que entregan ahorros energéticos por iluminación en un 70%, la donación de más de 500 árboles nativos a la municipalidad de Pudahuel con una reforestación de 7,27 hectáreas con 20.000 árboles plantados, instalación de cargadores para autos eléctricos y la creación de una planta fotovoltaica con una potencia de 825,774 kW que se encuentra instalada en el techo del terminal 1 (actual), con 2.465 módulos fotovoltaicos interconectados que generan un promedio de 1.256 MWh/año, equivalente al consumo anual de 500 hogares.

    Como parte del Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI), Nuevo Pudahuel alinea sus esfuerzos a través del programa de Acreditación de Huella de Carbono en Aeropuertos (ACA) que reconoce y evalúa de manera independiente los esfuerzos de los aeropuertos para gestionar y reducir sus emisiones de CO2. Los aeropuertos participantes pueden ser certificados en 4 niveles diferentes de acreditación: mapeo, reducción, optimización, neutralidad.

    Actualmente, el aeropuerto Arturo Merino Benítez se encuentra en el nivel 1 del programa ACA de ACI referido al mapeo y espera continuar avanzando hacia los niveles siguientes en los años entrantes. Según ACI para América Latina y el Caribe (ACI-LAC), los aeropuertos de la región obtienen reconocimientos por sus logros en el manejo de emisiones de carbono a través del programa ACA desde noviembre 2014.

    Fotografía portada – Nuevo Pudahuel

    Destacados

    LATAM logra un 6,52% de eficiencia en uso de combustible entre 2012 y 2020

    Continuando con los progresos en materia de sostenibilidad, LATAM Airlines informa que en el periodo 2012 – 2020 consigue incrementar en un...

    Aeropuerto de San Francisco busca un procesamiento más fluido de pasajeros con tecnología biométrica

    Acelerando las transformaciones en la experiencia de viaje, el aeropuerto de San Francisco es el primero en los Estados Unidos en probar...

    Corea del Sur presenta al KF-21 Boramae

    Con la presencia del Presidente de Corea del Sur Moon Jae-in, Korean Aerospace Industries (KAI) presenta oficialmente el caza de "4.5ta" generación...

    Industria aérea resalta a los Gobiernos de la región la importancia de contar con una “hoja de ruta” coordinada para reactivar

    Ante un escenario altamente complejo por la imposición de nuevas restricciones a las libertades de las personas y falta de estandarización en...

    Noticias Relacionadas