More

    Emirates ve posibilidad de reactivar toda su flota de A380 hacia 2022

    Tras sufrir un fuerte impacto por las restricciones de viaje y la paralización de sus operaciones que le reportan en el primer semestre 2020 pérdidas por US$3.400 millones, Emirates comienza a ver una luz al final del túnel. Impulsado por los resultados optimistas de los laboratorios, la principal línea aérea de Dubái proyecta una fuerte recuperación de la demanda en 2021, siempre y cuando las vacunas se distribuyan en todo el mundo.

    En ese contexto, Sir Tim Clark, presidente de la línea aérea, señala en entrevista con Bloomberg Tv (25/11/2020), que existe la posibilidad para que todos los Airbus A380 que posee la compañía vuelvan a volar hacia 2022. Apostando por una acción catalizadora de la aeronave por su gran capacidad de la aeronave más el modelo hub-spoke de la línea aérea, considera que puede revertir la demanda actual, dado que habrá muchas personas que querrán viajar por distintos motivos.

    “Veo que la demanda de viajes se mueve a buen ritmo”, dice Clark. “En mi opinión, y siempre es una visión optimista, es que para finales del próximo año o en el primer trimestre de 2022 tendremos todos nuestros A380 volando”.

    Actualmente, Emirates posee 114 A380, uno menos que a mediados de este año, debido a que está comenzando a retirar equipos más antiguos, acción similar a la emprendida por Singapore Airlines. A fecha de hoy, dispone de 12 de estos aparatos en servicio comercial en algunas rutas estratégicas como Londres (LHR) con cuatro servicios diarios, París (CDG) y Moscú (DME). Para diciembre, considera sumar a Manchester a la red del “superjumbo europeo” y sumar tres A380 desde Toulouse.

    Emirates dispone de tres configuraciones para sus A380. Una con capacidad para 489 pasajeros distribuidos en tres clases que se utiliza las rutas de ultra largo alcance, otra para 517 personas también en tres clases para rutas de larga y media distancia de alta densidad, y una de 615 pasajeros colocados en dos clases que se ocupa en mercados de alta densidad, pero con una demanda más sensible al precio. Sin alternativas disponibles inmediatas para su reemplazo, confía en esta aeronave para conectar sus mercados más importantes alrededor del mundo tanto de pasajeros como de carga.

    Pese a la perspectiva optimista de su presidente, la línea aérea del emirato de Dubái mantiene incierta la fecha para la recepción de los primeros B777-9. Más que abrir posibilidad a una cancelación, la que no está considerada por ser el reemplazo directo de la versión -300ER en los próximos años, los comentarios de Clark se entienden como un llamado de atención a Boeing para solucionar los problemas encontrados y avanzar hacia la certificación del avión.

    “Debían entregarse este año en junio, luego en 2021, luego en 2022. Aún no ha terminado su programa de certificación, tanto de fuselaje como de motor”, dice.

    El primer B777-9 comienza con sus pruebas de vuelo el 25 de enero de este año. Un segundo ejemplar, inicia los ensayos el 30 de abril, mientras que un tercer ejemplar, el 03 de agosto y en la actualidad también está operando un cuarto avión. Hasta el momento, no se reportan nuevas afecciones que impliquen nuevos retrasos en el programa.

    En septiembre, General Electric (GE) recibe la certificación de la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) para el motor GE9X que equipa al nuevo birreactor de ultra largo alcance. Se trata de un paso importante dado que superarlos problemas encontrados en 2019 y asegura la producción. Actualmente, esta empresa trabaja para obtener en los próximos meses las máximas aprobaciones ETOPS (Extended Twin Operations Performance Standards) para que la aeronave pueda operar sin restricciones por cualquier espacio aéreo del planeta.

    Presentado en Dubái en 2013, el B777X es la evolución de la familia B777 diseñada en la década de 1990 y mejorada en este siglo con las versiones -200LR y -300ER ampliamente populares entre las líneas aéreas por su gran capacidad de carga de pago y especialmente alcance que permiten operar tramos sin escalas de hasta 17 horas. La nueva familia está conformada por dos modelos: B777-8 que tiene por objetivo reemplazar al actual B777-200LR y el B777-9, la evolución del B777-300ER.

    El B777-9 puede transportar hasta 426 pasajeros en dos clases en rutas de 7.285 millas náuticas (mn.) o 13.500 kilómetros (Km.). La versión B777-8 tiene capacidad para 384 pasajeros en la misma configuración y un alcance de 8.730 mn. o 16.170 Km. Emirates posee pedidos por 126 ejemplares de los modelos -8/-9, después de que en Dubái Air Show 2019 cancela 30 unidades para reemplazarla por B787-9.

    Tras recibir una ayuda del Gobierno de Dubái por US$2.000 millones, Sir Tim Clark asegura que la compañía podría necesitar más ayuda en los próximos meses hasta que se vea una demanda más solida y se manifiesten los efectos positivos de un programa de vacunación masiva de la población. Siempre en una perspectiva optimista, señala que Emirates podría volver a tener un flujo de caja positivo hacia mediados de 2021.

    Fotografía portada - Emirates

    Destacados

    Noticias Relacionadas