More

    Industria de carga aérea en Chile pide colaboración y protocolo especial para recibir vacunas contra COVID-19

    Con la misión más importante de toda su historia, la carga aérea asume el desafío de distribuir las vacunas contra el COVID-19 en todo el mundo. Para superar la pandemia, más de 7.800 millones de personas deberán vacunarse en un corto periodo de tiempo. En Chile, el Gobierno asegura compromisos por 20 millones de dosis para la población, las que llegarán por vía aérea.

    Según la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), la alta demanda de vacunas a nivel mundial para 2021 implicará una capacidad equivalente a 8.000 aeronaves Boeing 747 de carga para transportar una sola dosis. Para ello existen ocho desafíos a superar: la fiabilidad, la capacidad de transporte, conectividad, la distribución, la seguridad y accesibilidad, la infraestructura, gestión de fronteras y aduanas, y capacidad aeroportuaria.

    Producto de las restricciones impuestas, el transporte de carga enfrenta la reducción de 22.000 pares de ciudades con una reducción de capacidad del 30% en aviones cargueros y de 70% en bellies de aviones de pasajeros. Ante la misión de transporte de vacunas, IATA insta a los Gobiernos a abrir las fronteras y levantar las restricciones para que la capacidad vuelva a ser colocada en niveles que permitan asegurar con rapidez toda la logística.

    Según Ronald Schaefer, consultor de IATA en Miami, los mayores desafíos están en el diseño e implementación de un sistema de distribución que aborde los exigentes requisitos logísticos. Como puntos importantes a considerar el diseño e implementación de un sistema de distribución eficiente, tener a los aeropuertos y actores involucrados para planificar y atender las operaciones y determinar puntos de distribución que aún deben determinarse.

    La carga aérea juega un papel clave en la distribución de vacunas en tiempos normales a través de sistemas de distribución sensibles al tiempo y la temperatura a nivel mundial bien establecidos. Si no existe una planificación cuidadosa, dirigida de manera adecuada por los Gobiernos y apoyada por los distintos actores de la industria son claves para garantizar la capacidad de transporte y una rápida distribución de manera eficiente.

    Considerando las múltiples amenazas a nivel global, la seguridad es fundamental. Distintas organizaciones internacionales advierten que las vacunas son un producto muy valioso. Por consiguiente, deben existir protocolos para salvaguardar los envíos ante posibles manipulaciones y especialmente robos. En esa misma línea, se insta a los Gobiernos trabajar de manera coordinada en los pasos fronterizos y efectivos controles aduaneros, pero sin que representen demoras.

    En Chile, la industria de la carga aérea y de la logística asegura que está trabajando para cumplir las altas expectativas que el país tiene para derrotar al COVID-19. Por ser el principal centro aéreo logístico del país el aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago será crucial en la recepción y distribución de las dosis que lleguen al país.

    Según datos del Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones, los productos farmacéuticos representan un 15% de la importación que se realiza por el aeropuerto de Santiago. Si bien la llegada de vacunas y las campañas de vacunación se realizan todos los años, el desafío que implica el COVID-19 lo hace distinto. “Acá no nos va a servir el proceso de siempre”, dice Zaida Muñoz, encargada de logística aeroportuaria del Ministerio. “Esto es una pandemia. Tenemos que internalizar la sensibilidad de esta importación tanto públicos como privados. Hay que entender nuevos requerimientos y protocolos”.

    El plan del Gobierno de Chile para enfrentar el COVID-19 considera tres ejes: acuerdos para asegurar alrededor de 20 millones de vacunas en el país; cuatro procesos de ensayos clínicos; y un plan de vacunación para el primer semestre 2021 dividido en tres etapas (vacunación de emergencia o de población en riesgo, personas sobre 65 años y resto de la población).

    Según Muñoz, una de las ventajas con las que cuenta Chile es haber conformado este año la Comunidad Logística Aeroportuaria (CLAP AMB) con el fin de aumentar la eficiencia en la cadena logística de carga aérea. Con desafíos inmediatos, esta instancia busca asegurar la coordinación y homologación de procesos de importación y exportación de productos como resultados de los progresos realizados al interior de la industria aérea.

    Otros avances que se registran a la fecha están la reciente ampliación de la infraestructura aeroportuaria para atender simultáneamente a más aviones de carga, contar con una línea aérea local certificada en el transporte de productos farmacéuticos y la existencia de bodegas capaces de resguardar la cadena de frío.

    Desde 2017, LATAM Cargo cuenta con la certificación CEIV Pharma de IATA para la línea aérea como para el hub carguero de Miami. CEIV Pharma asegura el cumplimiento de los más exigentes protocolos internacionales para el transporte de productos farmacéuticos, según recomendaciones de los manuales operativos de proveedores, el Capítulo 18 del Reglamento sobre Mercancías Perecederas de IATA y el Anexo 5 de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

    Fotografía – Alfredo Vera

    Desde el punto de vista de las bodegas, Aerosan uno de los operadores más antiguos, asegura que cuenta con tres cámaras de frío en el terminal de carga de Santiago y que está en condiciones de atender a cuatro cargueros de manera simultánea transportando vacunas. En el webinar “Chile, listos para transportar vacunas contra el COVID-19” organizado por IATA, la empresa enfatiza que más que la capacidad de almacenaje lo importante es que el flujo de los productos farmacéuticos sea rápido resguardando siempre la cadena de frío como si estuvieran dentro del avión.

    Los actores de carga aérea, logísticos y de Gobierno, concuerdan que la coordinación y cooperación es fundamental. En caso contrario, no sirve tener ventajas en lo que respecta a certificaciones, transportistas e infraestructura aeroportuaria, si no existe una adecuada colaboración para que el proceso sea fluido. Resaltan que la colaboración es fundamental por la importancia que tienen las vacunas, las expectativas que estas generan en todos los sectores, y por la necesidad de tener un cero margen de error.

    Para tal propósito, solicitan un protocolo especial para este tipo de logística que significan las vacunas. “El éxito de nuestra labor está en la colaboración”, sentencia Claudio Carrasco, de Kuehne & Nagel. “Hay una serie de checklist que se deben revisar. La colaboración que debe haber entre la aerolínea y la bodega es vital, pero se deben integrar todos los actores”.

    Para Cristina Oñate, vicepresidente de Marketing de LATAM Cargo, los desafíos más importantes son mantener la temperatura dentro de los rangos establecidos considerando los climas cambiantes en la cadena y los tiempos entre la llegada del avión, la descarga y la entrega que están afectados por los problemas aduaneros. “Se deben definir protocolos aduaneros especiales para las vacunas COVID-19 para que lleguen destino final lo antes posible”, puntualiza. “Por ejemplo, se podrían reducir procesos hasta que el punto que los contenedores no tengan que pasar por la bodega y sean entregados al pie del avión con todas las medidas de seguridad”.

    Según Eric Lobo, CEO de Aerosan, las autoridades tienen la facultad para acelerar y mejorar los procesos, además de mejorar los tiempos al interior del aeropuerto. Llama a la Aduana, al Instituto de Salud Pública, al Ministerio de Salud a definir protocolos y colaborar para cumplir con las exigencias lo más rápido posible. “Debemos tener un protocolo especial para abordar el tamaño del proceso cuando aparezca una vacuna o cuando los Gobiernos decidan que vacuna van a colocar a la población”, sentencia. “No sacamos nada con tener 80 cargueros en el aeropuerto si los almacenes a donde van a llegar las vacunas no están preparados. La cadena completa debe estar en equilibrio”.

    Desde el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones concuerdan con los actores y resaltan los desafíos “sin precedentes” que impone la logística de las vacunas. En su rol articulador, asegura que los protocolos necesarios surgirán al alero de la CLAP AMB por ser una instancia formal multisectorial y comprometen para diciembre su entrega.

    Para IATA, la logística asociada a las vacunas vuelve a resaltar la importancia que tiene la aviación para el desarrollo de los países. Frente a la emergencia, reitera el rol relevante de la carga y la necesidad de que las dosis lleguen en óptimas condiciones a los usuarios.

    Fotografía – Alfredo Vera

    Fotografía portada – Servicio de Salud Metropolitano Central

    Destacados

    Nueva Alitalia presenta hoy el borrador de su plan de negocios

    Tras la conformación de Italia Transporto Aereo (ITA) como nueva empresa de Alitalia, la compañía presenta hoy a las autoridades de Gobierno...

    Argentina extiende concesiones de aeropuertos por 10 años para compensar ingresos por la pandemia

    En una acción política directa para compensar la drástica caída de los ingresos en los aeropuertos concesionados por las restricciones impuestas desde...

    LATAM espera alcanzar una operación al 38% con 22 mil vuelos en diciembre

    Continuando con una restauración gradual de la capacidad a medida que los países abren sus fronteras y permiten el ingreso de viajeros,...

    Austral: más de 50 años de aporte en la aviación argentina

    Austral Líneas Aéreas, es el nombre de fantasía de Cielos del Sur S.A. que tiene su origen en Austral Compañía Argentina de...

    Noticias Relacionadas

    error: Contenido Protegido !!