More

    Delta retira los Boeing 777 después de 20 años de servicio

    Como estaba previsto, el 31 de octubre la vida de los Boeing 777-200ER/-200LR de Delta llega a su fin. Después de 20 años en servicio en la compañía, la línea aérea retira esta flota como parte de la desprogramación masiva de aviones en curso que considera equipos más antiguos y menos eficientes, así como flota adicional de larga distancia que no será utilizada.

    Tras la drástica caída en la demanda en marzo producto de las restricciones unilaterales impuestas por los Gobiernos en su intento por contener la pandemia del COVID-19 que mantiene a toda la industria aérea en tierra, Delta considera que la flota B777 no tiene lugar. En primer término, porque la demanda en rutas de larga distancia tiene prevista su recuperación hacia 2024 bajo condiciones actuales. En segundo lugar, porque cuando dicha demanda vuelva a estar la compañía estará en condiciones de renovar estos equipos con modelos de última generación.

    Entre 1999 y 2020, Delta opera 18 aeronaves B777. Del total, ocho corresponden al modelo -200ER y 10 al -200LR que permite realizar vuelos sin escalas de ultra larga distancia. Es la primera y hasta la fecha única línea aérea estadounidense que opera el B777-200LR equipo con el que atiende nuevos destinos sin escalas como Johannesburgo o Sydney. También el B777-200LR contribuye con la compañía en transporte de carga. Por sus prestaciones, en ciertas ocasiones se lo utiliza en la ruta regular Atlanta – Lima para transportar oro en las bodegas.

    Antes de la mayor expansión de la compañía, el primer B777-200ER llega a Delta el 23 de marzo de 1999 como parte de un total de 13 aviones en un acuerdo con Boeing por US$1,4 mil millones. El propósito de la incorporación de la aeronave era preparar a Delta para operar como un verdadero competidor en rutas internacionales, por lo que se estrena en la ruta Atlanta – Londres (LGW).

    Con el objetivo de crear un producto adecuado, la configuración considera 277 asientos en dos clases, introduciendo el producto Business Elite en una configuración 2-2-2. Con el avión debuta el sistema personal de entretenimiento (IFE), reposapiés ajustables, apoya cabezas y soporte lumbar en Economy Class.

    En 2008, se incorporan los B777-200LR. Estos equipos disponen los 44 asientos-cama en Business Elite siendo los primeros de la compañía. Debuta también la configuración 1-2-1 que lentamente se transforma en un estándar para muchas Business Class de distintas líneas aéreas. Además de Atlanta – Johannesburgo y de la menciona Atlanta – Lima, con esta aeronave Delta llega Sydney, Shanghái (PVG) y Mumbai.

    Después de 10 años y con un auge del crecimiento, nuevas tendencias de viaje y un liderazgo indiscutido entre sus pares, reflejado en los premios de servicio que la línea aérea recibe. Delta decide invertir alrededor de US$100 millones en modernizar por completo los 18 aviones de la flota B777 que incluyen las suites Delta One. Justo cuando la compañía alcanza su objetivo, pandemia del COVID-19 paraliza todos los planes y hacen que dicha inversión prácticamente sea un desperdicio.

    “Retirar una flota tan icónica como el B777 no es una decisión fácil. Sé que tiene un impacto directo en muchos de ustedes que vuelan, tripulan y dan servicio a estos aviones”, dice Ed Bastian, CEO de Delta. “El B777 jugó un papel importante en Delta desde 1999, lo que nos permite abrir nuevos mercados de larga distancia y hacer crecer nuestra red internacional a medida que nos transformamos en una aerolínea global. He volado en ese avión a menudo y me encanta la experiencia del cliente que ha brindado a lo largo de los años”.

    Con un B777-200LR en la ruta Nueva York (JFK) – Los Ángeles, Delta cierra otro capítulo en su historia. Al igual como otros aviones ya retirados, el bimotor deja una historia de importante contribución a la compañía, a la conectividad, al transporte global de mercancías y a las personas. Los 18 aviones quedan almacenados en Victorville esperando que otro operado en algún momento los tome. En los próximos años, serán reemplazados por los Airbus A350-900.

    Hasta 2025, la línea aérea de Atlanta retirará 383 aviones de su flota. Además de los modelos mencionados, en 2023 se van 125 Bombardier CRJ200 y en 2025, los 91 B717 y 49 B767-300ER.

    Fotografía portada – Simón Blaise

    Destacados

    Cambios en el Medio Oriente: Biden favorece a Israel en la adquisición de material aéreo

    Joe Biden quiere marcar a toda cosa una diferencia con la administración de Donald Trump. Para tal propósito, su llegada al poder...

    Delta y LATAM reciben la aprobación final de su acuerdo de negocio conjunto por parte de Brasil

    Como un paso significativo en el establecimiento de su alianza transamericana -como las dos compañías la denominan- el Consejo Administrativo de Defensa...

    Indonesia manifiesta interés por el nuevo F-15EX, presentando ambicioso programa de renovación de su flota de defensa

    Aprovechando el lanzamiento de nuevos proyectos aeronáuticos y con el objetivo de mantener un balance en la región, Indonesia anuncia un exhaustivo...

    World Championship Air Race el campeonato de carreras aéreas que sucederá a la Red Bull Air Race

    Las carreras aéreas continúan. Al menos así lo prometen sus organizadores al presentar el World Championship Air Race (WCAR, por sus siglas...

    Noticias Relacionadas

    error: Contenido Protegido !!