More

    JetSMART define sus próximos pasos en Sudamérica: primero el Perú, luego Brasil y después, Colombia

    Enfatizando que la crisis del COVID-19 obliga a ajustar los planes en los tiempos, pero no en la esencia de conectar a Sudamérica con una red de bajo costo, JetSMART destaca que la situación actual está creando una ventana de oportunidades para desarrollar sus inversiones en los próximos años.

    En conversación con Aero-Naves, Estuardo Ortiz, CEO de JetSMART, aclara que la flexibilidad del modelo de negocios de la línea aérea y la estructura de costos, además de los cambios en la competencia permiten adaptarse y tomar ventajas de situaciones adversas. “Se debe ajustar a la demanda”, comenta, agregando que el enfoque está hoy en el Perú, pero sin dejar de lado otros planes como es el caso de Brasil donde también se preparan para aterrizar.

    “Brasil sigue estando en el radar porque es un mercado que JetSMART necesita para cumplir su visión de 100 aviones. También lo hemos visto desde hace un tiempo, estamos en contacto con las autoridades brasileras, pero vamos a arrancar full en el Perú”, explica el directivo. “Va a llegar en su momento, la pandemia le está trayendo a JetSMART oportunidades para expandirse más rápido y generar una buena posición de mercado”.

    La aproximación de Indigo Partners LLC en Brasil comienzan con la disposición de las autoridades brasileras para incluir el modelo de bajo costo y tarifas bajas LLC/ULCC en el mercado con el fin de impulsar la economía a través de la aviación. En ese sentido, JetSMART llega en marzo ante la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC) de Brasil para presentar sus intenciones de operar como línea aérea local con vuelos domésticos e internacionales.

    Actualmente, Brasil no posee una ULCC. Las compañías aéreas más cercanas en lo que respecta a modelos de negocios son Azul y GOL, pero ambas se mueven en un segmento más híbrido que lo que fueron inicialmente. JetSMART espera tomar ese puesto y generar un efecto disruptivo significativo en el mercado, considerando los acercamientos entre Azul y LATAM más la reorganización de GOL. El resto de los operadores brasileros están dedicados a mercados de nicho.

    Brasil brinda grandes oportunidades para la expansión regional de JetSMART. Como ocurre en el Perú, la compañía tiene construida una primera aproximación con rutas desde Santiago hacia Salvador de Bahía, Foz de Iguazú y Sao Paulo (GRU), que esperan retomar en el corto plazo. Estas rutas le permitirían construir una presencia y darse a conocer antes del aterrizaje completo.

    Con una ubicación geográfica preferencial y múltiples ciudades que son polos de desarrollo distribuidas a lo largo del país, puede fácilmente desarrollar una red integrada punto a punto en todo el país. Posteriormente, puede extender esa conectividad al resto de los países de la región aprovechando los recursos que ya dispone.

    Lo anterior, permite también la colocación masiva de capacidad. Por las características del mercado, Brasil es “un candidato perfecto” para colocar gran parte del pedido por 76 aviones de la familia Airbus A320neo, incluyendo los A321neo y la versión XLR. Esta última variante en el mediano plazo podría permitirle desarrollar rutas internacionales hacia destinos en el Caribe y en Florida en los Estados Unidos.

    Ortiz señala que hay varias oportunidades adicionales para continuar creciendo en Sudamérica. Además del factor geográfico, está el tema de los aeropuertos, la reorganización del mercado y la disponibilidad de pilotos, entre otros factores.

    Respecto a los aeropuertos, indica que hay una menor presión en capacidad y está menos saturado en comparación con lo que se tenía hasta antes de la crisis del COVID-19. Con una menor demanda y la salida de eventuales operadores, se infiere que los administradores aeroportuarios necesitan de las líneas aéreas para recuperar a la cantidad de pasajeros que pasan por sus instalaciones y así cumplir con sus propias metas. “Hay chance de conseguir buenas posiciones (slots) por lo que es también un momento estratégico para aprovecharlo”.

    Tomando en cuenta los ajustes en las distintas líneas aéreas, para los próximos años se infiere que habrá una disponibilidad de pilotos y personal aeronáutico donde recurrir para sustentar el crecimiento. Una ventaja es la comunalidad en las flotas, ya que muchos operadores de la región utilizan equipos de la familia A320. Como desafío sigue estando la excesiva regulación en la región en cuanto a nacionalidad que limita las posibilidades de conseguir eficiencias y dar trabajo, lo que sigue siendo complejo, especialmente al lanzar una operación nueva.

    Fotografía – Ricardo J. Delpiano

    Los planes de JetSMART son altamente ambiciosos en la región. Si bien se modificarán en la velocidad de implementación, aseguran que podrán conseguir una muy buena posición de mercado a medida de como observan la evolución de la industria. Independiente de la crisis, en la ULCC resaltan que están consiguiendo cumplir con sus objetivos de posicionamiento construyendo una red gradual desde el sur hacia Norte. Al comienzo por Chile, le sigue Argentina, ahora Perú, próximamente, Brasil, para después llegar a Colombia.

    Como en otros mercados, JetSMART también tiene ciertos avances con las rutas desde Santiago hacia Bogotá y Cali que también retomarían cuando existan las condiciones. En paralelo, piensa en futuros enlaces a desarrollar como los que dejan ver solicitudes a las autoridades aeronáuticas a principios de año para conectar Santiago y Antofagasta con Barranquilla, Cartagena, Cúcuta, Medellín (MDE) y Pereira. Por ahora, esas operaciones todavía no tienen una fecha de lanzamiento, pero podrían tener lugar en un futuro cercano, especialmente aquellas con un mayor tráfico étnico o V.F.R. (Visit Friends & Relatives), nicho que atiende la ULCC.

    Dado que es un mercado internacional del Perú, se espera que muchas rutas puedan desarrollarse con Colombia a medida que se afirme el proyecto o se presenten las oportunidades. Pensando siempre a futuro puede ocurrir algo similar desde Argentina o Brasil, especialmente si se consideran los pocos enlaces internacionales que tienen esos países con Colombia, el potencial turístico y la presencia de fenómenos demográficos como el crecimiento de la clase media y la migración.

    Mientras tanto, el escenario más inmediato entrega oportunidades interesantes de expansión. “El COVID-19 no da una ventana de tiempo para superar obstáculos y estar en varios países para cuando el mercado se recupere. La estructura de costos nos da esa posibilidad, además de mencionar la visión a largo plazo que permite entender este negocio como lo que es, sabiendo que hay volatilidad que obliga a estar financieramente listo para enfrentarlo”, puntualiza Ortiz. “Paso 1 el Perú, pero viendo oportunidades para Brasil como Colombia”.

    Fotografía portada – Benjamín Concha

    Destacados

    Aeroméxico confirma retorno a Santiago en diciembre y proyecta operar 11.000 vuelos en toda su red

    Como consecuencia de la apertura de fronteras en Chile, Aeroméxico confirma que a partir del 10 de diciembre retoma sus vuelos regulares...

    CEO de Qantas considera que vacuna COVID-19 podría ser obligatoria para viajar

    Ante el adverso panorama global que todavía enfrenta la industria aérea para reactivar los vuelos internacionales, Alan Joyce, CEO de Qantas, plantea...

    Construido en Chile el primer jet experimental Sub Sonex de América Latina

    En lo que se considera como un progreso para la iniciativa aeronáutica privada, en Chile se construye el primer jet experimental Sub...

    Emirates ve posibilidad de reactivar toda su flota de A380 hacia 2022

    Tras sufrir un fuerte impacto por las restricciones de viaje y la paralización de sus operaciones que le reportan en el primer...

    Noticias Relacionadas

    error: Contenido Protegido !!