More

    American Airlines reanuda operaciones a Chile

    Conforme a lo anunciado, American Airlines reinicia hoy sus vuelos a Chile después de cinco meses de interrupción. Utilizando un Boeing 777-200ER, la línea aérea se convierte en la primera compañía de los Estados Unidos en recuperar los servicios hacia el país en la ruta Miami – Santiago.

    “Estamos sumamente orgullosos de hoy retomar nuestros vuelos desde Chile hacia los Estados Unidos, marcando nuestro compromiso de 30 años con el país”, comenta Karla Pérez, gerente general de American en Chile. “La prioridad principal de American continúa siendo la seguridad y el bienestar de nuestros clientes y de nuestro equipo, y tenemos un gran enfoque en seguir las últimas guías de expertos en salud y autoridades gubernamentales. Queremos que nuestros clientes se sientan seguros al viajar con nosotros y esperamos darles la bienvenida en Santiago en un futuro próximo».

    Según la línea aérea, las operaciones iniciales se realizan en la ruta Miami – Santiago con una frecuencia de cuatro vuelos por semana. Para octubre, dependiendo de las condiciones de demanda, espera retomar los vuelos diarios en esa ruta, aunque para ese mes se advierte un cambio en el material de vuelo a un B787-8.

    De acuerdo con la programación, el vuelo de American sale de Miami a las 22:30 horas para llegar a las 07:31 horas del día siguiente a Santiago. De regreso, la salida desde la capital chilena está fijada a las 21:35 horas para aterrizar en Miami a las 06:47 horas. El primer vuelo aterriza a primera hora de la mañana según lo planificado y el retorno se prevé para esta noche. La oferta en el B777-200ER considera la comercialización de los servicios Business Class, Premium Economy, Main Cabin Extra y Economy Class.

    Con el retorno de American Airlines, el mercado aéreo chileno recupera la primera dinámica competitiva desde el inicio de la crisis. Hasta hoy, la ruta entre Santiago y Miami sólo estaba atendida por LATAM Airlines. Por consiguiente y ante la situación actual, se considera un paso importante en la recuperación de la conectividad.

    De acuerdo con la normativa sanitaria y el cierre de fronteras en Chile, el tráfico hacia Santiago está limitado a pasajeros chilenos o extranjeros residentes en el territorio. No están permitidos otros tipos de viajeros. Todos los pasajeros deben realizar cuarentena obligatoria en la capital por 14 días según las exigencias, independiente si han tenido o no un contacto estrecho con un paciente contagiado con COVID-19 o un probable contacto. Desde Chile hacia Estados Unidos no hay restricciones de salida e ingreso.

    Para la industria aérea, la mantención de cuarentenas y del cierre de fronteras retrasa la recuperación del transporte aéreo, de la economía y amenaza la conectividad de Chile. Por consiguiente, se exige al Gobierno de Chile mayor claridad respecto al programa de desconfinamiento “Paso a Paso”, especialmente en lo que respecta al levantamiento del cierre de fronteras previsto para el Paso 4 de “Apertura Inicial”. La mantención de cuarentenas para viajeros que llega por avión también urge levantarlas considerando las medidas de control armonizadas en la aviación según las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la validación de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

    Adicionalmente, como parte de los esfuerzos durante la pandemia, American continuará operando sus vuelos exclusivamente de carga con B777-300ER entre Miami y Santiago tres veces por semana. Desde el inicio de esta operación en junio, transporta más de 420.000 kilos de carga hacia Chile, incluyendo productos farmacéuticos críticos, y más de 925.000 kilos de carga hacia los Estados Unidos, con la mayoría de la carga siendo salmón.

    Luego de suspender la mayoría de sus vuelos internacionales en marzo, American continúa volando una operación limitada hacia el Caribe y México. En junio la aerolínea reinicia sus operaciones en Antigua, Ecuador y Jamaica; y en julio hacia Aruba, Haití, República Dominicana, Santa Lucía y San Vicente. Además de sus operaciones en Chile, para agosto está considerado la reanudación de servicios en seis destinos en el Caribe y Latinoamérica, incluyendo Belice, Brasil, Costa Rica, Cuba, Honduras and Saint Maarten.

    Fotografía – Ricardo J. Delpiano

    American resalta su compromiso con la seguridad sanitaria

    A medida que recupera gradualmente la capacidad, American asegura que intensifica sus protocolos de limpieza con nuevas medidas que refuerzan el bienestar y seguridad de los clientes, así como los miembros del equipo. Esto incluye la reciente actualización de su política requiriendo que las mascarillas sean obligatorias durante todo el recorrido de clientes mayores de dos años y para los miembros del equipo mientras trabajan.

    Debido al riesgo de seguridad de la transmisión asintomática de COVID-19 por parte de personas sin mascarillas, American exige que todos los clientes usen una cobertura facial desde el momento en que ingresan al aeropuerto de salida y no deben quitársela hasta que salgan del aeropuerto de llegada. Esta política amplía el requisito de uso de mascarillas para todas las áreas de los aeropuertos en los que American opera, incluidos los Admirals Club, así como a bordo de todos los vuelos, y no permite exenciones para los mayores de dos años.

    Durante el proceso de facturación, a los clientes se les hacen preguntas para certificar que no han tenido síntomas de COVID-19 durante los últimos 14 días. En los aeropuertos, American solicita el check-in sin contacto para los clientes, permitiéndoles pasar a la puerta sin tocar la pantalla del kiosko, incluso si están revisando una bolsa. La aerolínea también amplía el uso de barreras de plexiglás y la frecuencia de limpieza en las áreas de los aeropuertos que tiene bajo su control, incluidas las puertas embarque, mostradores, oficinas de servicio de equipaje y salas utilizadas por el equipo.

    A bordo, los pasajeros reciben toallitas o gel desinfectantes, mientras la entrega de comidas y bebidas está limitada para reducir las interacciones entre los auxiliares de vuelo y los clientes. Todos los aviones se desinfectan, incluidas las hebillas, los asientos, la bandeja en el asiento y otras superficies. American también aplica un aerosol electrostático dentro de la aeronave cada siete días que mata al 99,99% de los virus y bacterias en 10 minutos y dura 14 días, además de destacar la acción de los filtros HEPA (High Efficiency Particulate Air).

    Adicionalmente, American Airlines destaca su trabajo conjunto con el Consejo Asesor Global Biorisk para la acreditación GBAC STAR para su flota y Admirals Clubs. Según la compañía, esperan recibir la acreditación para fines 2020.

    Fotografía portada – Simón Blaise

    Destacados

    Delta y WestJet reciben aprobación de los Estados Unidos para implementar su JBA

    Bajo la premisa de que los acuerdos negocios conjuntos (JBA, por sus siglas en inglés) crean herramientas para propiciar una recuperación del...

    Chile extiende el cierre de fronteras convirtiéndose junto a Uruguay y Venezuela entre los países con mayores restricciones de ingreso

    En la revisión número 22 de la medida desde el inicio de la pandemia, el Gobierno de Chile vuelve extender por otros...

    Tráfico aéreo de pasajeros en Chile mantiene caída significativa en septiembre por restricciones

    Según el último informe de la Junta Aeronáutica Civil (JAC), en septiembre se movilizan en 283.122 pasajeros en vuelos domésticos e internacionales...

    American Airlines pierde US$2,4 mil millones y anuncia cambios adicionales en su flota

    Pese a visualizar una perspectiva más favorable en lo que concierne a la recuperación del tráfico aéreo de pasajeros, American Airlines reporta...

    Noticias Relacionadas

    error: Contenido Protegido !!